El “Deber” embustero de los opinadores económicos

Miguel Clares

Publicado el: 8 julio, 2021 3 min.    + -   

Existen varios medios de comunicación y opinadores quienes por sus acciones pareciera que su único “Deber” es generar desinformación en la población. Recientemente salió una nota de prensa en la cual se confunden dos términos totalmente distintos en cuanto operaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Dicha nota hace referencia a una capitalización que hubo el año 2009 cuando se aprobaron nuevas asignaciones de los denominados Derechos Especiales de Giro (DEG) a todos los países miembros del FMI –del cual Bolivia es accionista/miembro– y al préstamo ilegal del organismo internacional durante la gestión 2020.

En primer lugar, es pertinente definir ¿qué son los Derechos Especiales de Giro?, estos denominados DEG se constituyen en un ACTIVO de reserva internacional, el cual complementa las reservas oficiales de los países miembros, por otra parte, el Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) contraído por el Gobierno de Facto durante 2020 llega a ser un préstamo (PASIVO). Al momento, existe una diferencia sustancial entre los dos términos: uno se registra como activo en el país, mientras que el otro compromete los recursos del Estado.

En esa misma línea, es importante señalar que el mismo FMI define a los DEG como un activo que no llega a ser ni una moneda, ni un préstamo frente al FMI, más bien representa un derecho potencial frente a las monedas de libre uso de los países miembros del organismo internacional.

Por otra parte, es bueno recordar que el IFR al comprometer rentas del Estado tuvo que cumplir con la normativa del país y ser aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) en el marco del Artículo 322 de la Constitución Política del Estado (CPE), situación que se evadió durante el Gobierno de Facto. En cambio, la asignación de los Derechos Especiales de Giro al ser una operación activa –es decir una capitalización– no requiere la aprobación de la ALP. Esta asignación es una decisión que asume el Directorio del FMI con la finalidad de aumentar las reservas de los países miembros.

Una situación lamentable sumada a la desinformación de los medios de comunicación, es el apoyo que reciben de opinadores quienes no tienen la menor idea de cómo efectuar política económica, mismos que fueron autoridades durante el Gobierno de Facto y que dejaron el país con el descalabro económico más grande de su historia.

Estos opinadores aseguran que el IFR no se trata de un préstamo, sin embargo, al generar intereses y plazos de pago el argumento se cae por sí solo, todo instrumento que genere pago de intereses es definido como PRÉSTAMO o CRÉDITO acá y en cualquier parte del mundo.

Atrás