¿Impuestazo como en Colombia?

Marcelo Ticona Chipana

Publicado el: 26 mayo, 2021 3 min.    + -   

Días atrás se conoció de un proyecto de ley que pretende cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las empresas extranjeras que ofrecen servicios digitales, entre las que se encuentran Netflix Amazon entre los más importantes, este accionar no tardo en recibir críticas de los opositores queriendo encontrar alguna similitud del famoso “impuestazo” de Colombia que genero movilizaciones que costaron la vida de varios ciudadanos.

Debemos comenzar indicando que no es la creación de un nuevo impuesto, simplemente es la aplicación de uno ya existente (IVA 13%) a un servicio digital; en este aspecto, los bolivianos estamos acostumbrados a que nuestras compras tengan una factura para luego descargar mediante el formulario RC-IVA y no sufrir descuento en nuestros sueldos, por ejemplo cuando adquirimos los servicios de internet de algunas de las telefónicas nacionales, estas nos dan una factura por el total cancelado, ósea el pago de nuestro internet contiene el IVA, cuando cargamos datos a nuestro celular primero compramos una tarjeta, esta tarjeta también contiene al IVA y sirve como factura.

Pero cuando adquirimos el servicio de algunos de los servicios digitales, cancelamos mediante nuestra tarjeta de crédito, pero no recibimos ninguna factura, esto significa una desventaja para las empresas nacionales que por todo bien o servicio que comercializan paga el impuesto correspondiente, que benéfica a todo el país mediante la redistribución a los municipios y universidades.

Es evidente que cuando una empresa es afectada por un impuesto, lo primero que se piensa es que el mismo sea trasladado a los consumidores, pero al tratarse de empresas transnacionales que tratan de tener una hegemonía a nivel mundial, el impuesto generalmente lo asumen ellos, esto para no perder la clientela y de esta manera dejar a merced de que la competencia que pueda captar a los usuarios disconformes con el incremento de los precios.

No corresponde confundir a los ciudadanos indicando por ejemplo que si descargamos libros, si entramos al Facebook o si leemos periódico mediante el internet pagaremos impuestos, esto no tiene ningún fundamento técnico; asimismo, me parece un acto muy desesperado de la oposición cuando quiere comparar la aplicación de un impuesto ya existente, con la reforma tributaria de Colombia, que ocasiono grandes movilizaciones que costaron la vida de varias personas.

Debemos recordar que estas mismas empresas extranjeras ya pagan este impuestos en los demás países de Sudamérica, que fue aplicado desde hace dos años, salvo Ecuador que recién determino el pago desde la gestión 2021.

Asimismo, es bueno recordar que el pago de NETFLIX, Amazon, Sporti-fy tienen un costo mínimo de $us20 (dependiendo de las categorías que ofrecen), estos servicios digitales tienen su mercado en jóvenes de 15 años a 30 años y de un extracto económico de clase media para arriba.

El pago de impuestos y la correspondiente emisión de la factura, nos beneficiará a todos los ciudadanos y no se trata de recaudar grandes cantidades se trata de ser equitativo con todas aquellas empresas que ofrecen servicios en nuestro territorio.

Atrás