Leda y el cisne, la nueva maravilla de Pompeya

Rodolfo Faggioni

Publicado el: 4 diciembre, 2018 3 min. + - Imprimir

En el Parque Arqueológico de Pompeya, ha sido descubierto un hermoso fresco del mito griego de Leda y el Cisne. Se ve a Leda, hermosa y sensual, un cuerpo estatuario cubierto únicamente por un paño rojo, con una mirada lánguida. Entre las piernas en una posición que no podría ser más esplícita, está el potente dios Zeus, que para poseerla se ha transformado en un hermoso cisne blanco, Según la mitología, Leda, esposa de Tíndaro de Esparta, paseaba junto al río Eurotas cuando fue seducida y violada por un cisne que resultó ser Zeus, que fingió ser perseguido por un águila. Esa misma noche la preciosa Leda yació con su esposo Tíndaro.

Leda puso entonces dos huevos de los cuales nacieron cuatro hijos, los gemelos Céstor y Pólux, la hermosa Helena, futura esposa de Menelao, rey de Esparta en cuyo nombre se desencadenará la guerra de Troya y Clitennestra, que se convertirá en la esposa del rey Agamennone. Sólo Helena y Pólux eran considerados hijos de Zeus y, por lo tanto inmortales

Precioso e inquietante es la grande pintura al fresco encontrado sobre una pared del dormitorio de una casa en la calle del Vesuvio, mientras se llevaban a cabo trabajos de remodelación de las frentes de excavación. Una morada opulenta, llena de maravillas y de decoraciones de gran impacto, con una vista magnífica al lado oriental de la ciudadeala, paralela a Calle dei Balconi. En la misma morada se encontró el pasado verano una estatua de Priapo el dios de la mitología griega y romana, que decoraba el ingreso a la mansión Seguramente la residencia de un personaje muy rico. Posiblemente un comerciante. Lástima que el propietario de tanta magnificiencia no tenga un nombre

Actualmente arqueólogos y restauradores la están limpiando, pero el milagro sigue siendo evidente, la furia de la lava negra, producida por la famosa erupción del volcán Vesubio del año 79 d. C. situado frente a la bahía de Nápoles, ha evitado que se deterióren gran parte de los magníficos colores de la pintura, el fondo rojo color del vino, la gradación de los colores rosados que hace que la belleza de la modela sea explosiva, el matiz del blanco y el azul cerúleo del cisne, que la reina parece querer proteger a la mirada de quienes entran, levantando junto al paño de oro uno de sus suaves brazos. La Leda encontrada parece pertenecer a las estatuas del griego Timoteo, grande escultor del siglo IV a. C.

No hay duda alguna que se trata de un hallazgo único y excepcional.

Atrás