Faltando hospitales, educación y otros trabajos fundamentales, “hacer ese edificio solamente para ostentación no me parece bien”, dijo el flamante primado de la Iglesia Católica en Bolivia. (Imagen arriba: Ticona, de procedencia indígena, igual que el presidente Morales, durante diversas inetrvenciones, entre ellas una homilía en el altiplano, donde fue obispo de Corocoro, provincia aymara de los pacajes, uno de los señoríos en que devino el antiguao Tiawanaku después del año 1.200)

 

 

Este lunes, durante la presentación que hizo la Conferencia Episcopal de nuevo Cardenal de la Iglesia Católica en Bolivia,

 

 

(Erbol) El nuevo Cardenal Toribio Ticona manifestó este lunes que el nuevo Palacio de Gobierno, denominado “Casa del Pueblo”, le parece demasiado lujo y ostentoso, cuando en el país existe otras carencias fundamentales como hospitales y educación, de acuerdo con el reporte de diversos medios.

“Me parece que es demasiado lujo, porque normalmente habiendo en nuestra patria falta de hospitales, la educación y otros trabajos fundamentales, principales, hacer ese edificio solamente para ostentación no me parece bien”, dijo Ticona a título personal, sin comprometer la posición de la Conferencia Episcopal.

No obstante, consultado sobre la relación tensa entre el Gobierno y la Iglesia,  el nuevo Cardenal expresó su intención de que exista un acercamiento. Manifestó que ambos estamentos no deben estar enojados entre sí, y que se debería arreglar algunos puntos para dar una nueva marcha a su relación.

Calificó a Evo Morales como “amigo” a quien ayudó cuando con sus marchas pasaba por Patacamaya. Dijo que esa familiaridad podría hacer que las relaciones sean “más amigables” con su persona.

Reconoció que en su presidencia Morales “ha hecho muchas cosas”, pero eso no quita que deba existir un respeto mutuo sin imposiciones. Reiteró su llamado a entablar un diálogo entre Iglesia y Estado.

El presidente Morales ya expresó su satisfacción con la designación de Ticona, a quien calificó de “gran servidor, no solamente de la fe religiosa, sino del pueblo olvidado en la pobreza”.  Destacó que Bolivia tiene a su “primer Cardenal indígena y obrero de la historia”.

Ticona, que será oficializado como Cardenal en junio, manifestó que la designación del Papa le cayó de sorpresa y no puede creerlo hasta ahora. Recordó que conoció a Jorge Bergoglio, ahora el pontífice, cuando viajó a Argentina para visitar a los migrantes bolivianos.

 

VOLVAMOS A TRABAJAR IGLESIA-ESTADO

El nuevo Cardenal bolivianos monseñor Toribio Ticona Porco, en su mensaje a los bolivianos planteó que dejar atrás los rencores y volver a trabajar Iglesia-Estado, una relación que durante los últimos se enturbió con entredichos políticos.

La Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal de Bolivia asumió una posición crítica frente a la repostulación del presidente Evo Morales, habilitado por el Tribunal Constitucional y demandó el respeto al referendo del 21 de febrero de 2016, aspecto que ha incomodado al gobierno. Además rechazó vehemente el nuevo Código de Sistema Penal que flexilizaba la práctica del aborto, lo cual también causó serios distanciamientos con el gobierno del MAS.

“A mis hermanos bolivianos campesinos, mineros y pueblo en general: que de verdad sea un momento de reflexión para poder unir y trabajar con nuestra tierra querida Bolivia; que de verdad volvamos a unir y trabajar Iglesia-Estado, en fin. Nada de rencores ni de envidias ni  calumnias y nada”, declaró a radio  Santa Cruz de la red Erbol.

Poco después de conocerse su nombramiento dispuesto por el papa Francisco, monseñor Ticona fue entrevistado para conocer sus primeras impresiones, tomando en cuenta que es el tercer Cardenal que tiene Bolivia, luego de  Clemente Maurer y el fallecido Julio Terrazas.

“Nunca he aspirado (al cargo), yo soy un obispo humilde, hijo de un minero, campesino y viví de lo más sencillo, pero así son los designios de Dios; ya no puedo rechazar y tendré que aceptar. Soy sacerdote Diocesano, he estudiado en el Seminario San Cristóbal de Sucre, después he hecho pastoral en Quito Ecuador”, manifestó en un breve relato de su carrera.

La Conferencia Episcopal de Bolivia tiene previsto presentarlo este lunes en la ciudad de La Paz al prelado, cuya designación destacó más de una satisfacción en el  mundo católico.

SAUNAS, GIMNASIO Y MASAJES: LA SUITE DE EVO

EL DEBER  / La suite para Evo Morales, en el nuevo palacio presidencial, equivale en tamaño a 17 viviendas sociales de las que entrega el Gobierno: mide 1.068 metros cuadrados y las casas para albergar familias completas, 61.

Según los planos del edificio, a los que accedió el periódico Página Siete, la suite del presidente está en el piso 24 de los 26 con los que cuenta la obra. En su espacio privado, cuenta con un dormitorio conectado a un vestidor, un baño con jacuzzi y una sala para recibir a su entorno más cercano.

También tiene una sala de estar, un comedor, baño de visitas y una pequeña cocina. Al otro lado del piso, cuenta con una sala de masajes, un gimnasio, dos saunas y un baño.

La plata cuenta también con dos habitaciones grandes: tienen baño privado y sala de estar. Además hay un dormitorio pequeño en el que habrán dos camas individuales y un baño, presumiblemente para sus guardaespaldas, ya que están ubicadas cerca de una sala para su equipo de seguridad.

La suite, a la que llegan siete ascensores (uno de los cuales es exclusivo para el presidente), hay una sala de lectura y un escritorio.

En este plano, publicado por Página Siete, puedes ver cómo es la suite del primer mandatario:

Otros detalles: Un piso más abajo, en el 23, está el despacho del presidente. Cuenta con tres salas de reuniones (denominadas Illimani, Salar de Uyuni y Lago Titicaca), un espacio central para secretarias, una sala de espera, cocina, varios baños y dos despachos: el principal que es más grande y uno pequeño. También hay un estar íntimo y siete ascensores.

La planta 13 se destinará para las reuniones de Gabinete. Cuenta con sala de conferencias, envío de información, dos salas de estar, un área para fotocopiadoras y otros servicios, área de seguridad, cocina y una sala de estar.

DE LUSTRABOTAS A MINERO, ALCALDE Y CARDENAL

En una nota de Iglesia Viva de 2016, el entonces  monseñor Ticona en una eucaristía dijo que no les hace mella que el Gobierno “nos acusa de jerarcas y de colonizadores”.

(ANF).- He trabajado de lustrabotas, he revendido periódicos, he sido minero y ahora Obispo, estoy muy agradecido con Dios, no espero más de la vida, sólo que Él me acoja cuando llegue el momento, dijo Monseñor Toribio Porco Ticona, obispo emérito de Coro Coro, este 9 de abril (2016), en la Eucaristía del tercer día de la asamblea. Dios se ha manifestado en mi vida y lo mismo deseo para todos ustedes, aseguró.

Hermanos Obispos, sacerdotes, religiosas. Es una verdadera alegría celebrar con todos ustedes, aunque yo todavía no he cumplido 80 años. Hoy como acción de gracias al Dios de la vida y la historia por tantos beneficios que he recibido en mi vida.

Nos encontramos con una persona que es Jesucristo Resucitado. Él ha entregado su vida por amor a nosotros y, sin embargo, muchas veces lo olvidamos. Hemos escuchado la Palabra de Dios y quisiéramos acogerla en nuestra mente y en nuestros corazones.

No basta decir creo en Dios, amo en Dios, hay que vivirlo. Los mineros y campesinos y todos esperan de nosotros signos de credibilidad, porque ya hemos hablado y escrito mucho.

Una de las características de nuestra Iglesia es el servicio a todos, pero con preferencia a los pobres. La gente atraviesa tantos problemas, violencia, violaciones y tantos males.

El gobierno nos acusa de jerarcas y de colonizadores, pero eso no nos hace mella, porque nosotros seguimos anunciando el Evangelio.

En la primera lectura nos relata cómo se eligió a los 7 diáconos. Nosotros también tenemos que animar en nuestras comunidades los diferentes ministerios para que más personas se dediquen a atender las necesidades de los pobres. No podemos ser ciegos ni sordos, sino que escuchando ese clamor debemos hacer algo. No hay que tener miedo porque en el Evangelio se nos pide no tener miedo, ni vergüenza. Él estará siempre con nosotros. Él es. Más que nunca, el camino, la verdad y la vida.

Hoy nos critican, nos dan el ultimátum los que están en el poder. El poder no es para aplastar a los demás, ni la economía para arruinar a las personas, ni la política para hacer lo que les da la gana. La economía, lo social y lo político deben estar al servicio del hombre y no a la inversa.

Hermanos y hermanas, de verdad una gran alegría de celebrar con ustedes. Ya debo estar en los últimos días, meses, años. Pero no me acobardo, en mi vida he recibido muchas cosas. Alguien me dijo tendría que escribir un libro, pero Dios lo sabe. He sido un niño pobre, he trabajado de lustrabotas, he revendido periódicos. La vida me ha enseñado para defenderme.

En la mina Chacarilla he sido 14 años de alcalde municipal, los domingos celebraba la misa para toda la comunidad. Utilizaba el método ver, juzgar y actuar. Todos me entendían de esa manera. Me alegro de haberlo hecho.

He recibido muchos dones de este Dios de la vida. Mi madre ha sido padre y madre trabajando en las minas de Potosí, después los padres belgas, después me he ordenado de diácono, sacerdote y Obispo. Ahora animo el CENAFI, Centro Nacional de Formación Integral, lo que en el año 1968 no se podía hablar del concepto integral. Pero en mi vida he seguido lo que me dice mi conciencia.

Aquí está un hermano de lucha, Monseñor Sergio. Por defender la causa de los pobres hemos caído presos en Viloco como sacerdotes y nos llevaron a La Paz. Todo lo hemos hecho por el Señor. No espero nada, sólo que el Señor me recoja. De verdad este Dios se manifiesta visiblemente en mi vida, deseo que Él mismo les acompañe a todos, y en su madre nos consuele, en Cotoca, Urcupiña y Copacabana, que en definitiva es la misma madre.