El “golpe” de Evo Morales

Rodolfo Faggioni

El Presidente Constitucional del ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA” antes “REPUBLICA DE BOLIVIA” Evo Morales Ayma hizo caso omiso de la Constitución Política del Estado y del referendum del 21 de febrero del 2016 con el que el 51,3% de los votantes rechazó la propuesta de reforma constitucional del artículo 168 que impide la reelección de más de dos candidaturas consecutivas para presidente y vicepresidente del Estado Plurinacional. Todo esto gracias al visto bueno del Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia, (TCP) órgano que ejerce el control concentrado de la Constitucionalidad en Bolivia y compuesto actualmente por miembros del partido de goberno,

Morales ha hecho declarar que la Constitución viola el artículo 23 de la Convención Americana de los Derechos del Hombre, que dice: “a nadie se le debe negar el derecho de ser elegido”. Ha explicado que los bolivianos habían sí votado NO al referendum porque “engañados por las fake news” (noticias falsas). En efecto el referendum se había efectuado durante el escándalo de Gabriela Zapata Montaño, amante de Morales, que después de haber sido abandonada se reinventó, gracias al aparato del estado, y dándose el título falso de Abogada y Licenciada en Ciencias Políticas, en empresaria rampante, intrigante, cabildera y manager de firmas internacionales y gerente comercial de la empresa China CAMC, utilizando oficinas estatales para firmar cinco contratos valuados en 566 millones de dólares a favor de la china CAMC. Caída en desgracia se inventó en la cárcel la telenovela de haber tenido un hijo secreto de Morales. Por lo tanto, según el gobierno “la gente ha votado porqué engañada por una campaña montada contra Morales”.

Ahora la oposición habla de “golpe” y de “rotura del órden democrático”, mientras varios juristas denuncian la “aberración judicial” de un Tribunal Constitucional del Estado que no interpreta la Carta Magna mas bien la reescribe. El hecho es que Morales teme no tener herederos confiables y se blinda a su manera. Para evitar de terminar como Venezuela donde a la muerte de Chávez, se entregó el poder a un heredero cuya inhabilidad es cada vez más evidente o como en el Ecuador donde Rafael Correa ha pasado la mano a su “delfin” con el que entró en conflicto.

Varios escándalos de corrupción han estallado desde que Morales ingresó al poder en 2006 que dañaron seriamente su imagen y la de su gobierno. En 2008 YPFB (Yacimientos Petroleros Fiscales Bolivianos) firmó un contrato con Catler Uniservice (empresa fantasma) por 87 millones de dólares para una planta de gas licuado. Se adelantó 4,5 millones de dólares, los empresarios de Catler dejan una coima de 450 mil dólares en la casa del cuñado del presidente de YPFB y desaparecen. En 2008 la Empresa Naviera Boliviana (ENABOL) pagó 28 millones de dólares por adelantado a dos empresas chinas por 16 barcazas y dos empujadores que nunca llegaron al país. Además pagó 3 millones de dólares por servicios de transporte. En marzo de 2014 la oposición denunció que había tráfico de influencias de la mano del Vicepresidente Alvaro García Linera porque la empresa Air Catering que pertenece a la cuñada del Vicepresidente tenía contrato con la compañía de aviación del estado BOA (Boliviana de Aviación) por 18 millones de dólares. En diciembre de 2014 el presidente de YPFB anuncia una red de corrupción al interior de la institución y almacenes de la subsidaria Chaco por uso indébito de influencias y legimitación de ganancias. Los acusados dicen que el presidente era la cabecilla de la corrupción. En 2015 la Fiscalía confirma obras “fantasmas” por un valor de 6.8 millones de dólares. Dinero del Estado que fue depositado en cuentas privadas de dirigentes del Movimiento al Socialismo (MAS partido de Gobierno) el daño económico ha sido de 15 millones de dólares. En la actualidad exite preocupación en la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) por créditos chinos que están agravando el endeudamiento externo de Bolivia. Se trata de créditos millonarios que otorgó la República Popular China financiando preferiblemente obras viales, como proyectos en equipamiento e hidrocarburos, además de telecomunicaciones con un satélite Tupak Katari que demandó un gasto de 302 millones de dólares. Las cifras comienzan a preocupar a la CEPAL que señaló que si se ejecuta el ofrecimiento de financiación de $us 7.000 millones de la nación asiática, ello tendrá impacto con “creces” en el endeudiamento del país, China no sólo es le primer acreedor bilateral de Bolivia, sino que es el primer proveedor de importaciones. Algunos proyectos tienen observacionea que no fueron resueltas como la compra de aviones que fueron adquiridos con sobreprecio y presentaron desperfectos. En el caso de las carreteras se obtuvo un préstamo para equipar al Batallón de Ingenieria, por más de 44 millones de dólares, proveniente del Eximbank de China. La Empresa de Construcción del Ejército (ECE) quebró en 2015 por incumplimiento de los contratos y la deuda pasó al Tesoro General de la Nación y el Ministerio de Defensa iniciٕó acciones legales por daño ecnómico al Estado. Además de la deuda contraída con el banco chino la ECE dejó tres grandes proyectos inconclusos por un valor de 97 millones de dólares. A eso hay que sumar la compra de perforadoras para YPFB, cuya operación fue suscrita por el Ministerio de Economía, Planificación y la empresa china CAMC Enginering CO.LTDA. los equipos de perforación llegaron con piezas en mal estado y con repuestos faltantes.

Evo Morales no es sólo Presidente del “Estado Plurinacional de Bolivia”. En el XI Congreso Ordinario de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Morales fue elegido como el líder de los productores cocaleros del Chapare boliviano. Un hecho más único que raro en el mundo, donde un Presidente de Estado es a la vez miembro de la federación sindical de los cocaleros.

Morales ha nacido a la vida política en la década de los años 80 del siglo pasado como Secretario de la Confederación Sindical de Trabajadores Campesinos de Bolivia. En 1997 resulta elegido diputado por Cochabamba. En 1995 con el apoyo de los campesinos de Bolivia que son el 70% total de la población boliviana y de su “mentor” el actual Vicepresidente Constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia el “licenciado”, tambien él con título falso, Alvaro García Linera (alias Qaranchiri) exguerrillero y terrorista integrante del “Ejército Guerrillero Tupak Katari”, obtiene el 54% de los votos, por lo que se convirtió en el primer presidente de orígen indígena. En 2009 en nuevas elecciones presidenciales logra la reeleción con casi el 65% de votos y el 2014 gana con un amplio margen las elecciones presidenciales cuyo mandato debería durar hasta enero de 2020. Esto lo covertiría alcanzar 14 años en el poder.

El culto a la personalidad de Morales ha crecido paulatinamente desde su llegada al poder hasta considerarse normal. A un pequeño pueblo lo han bautizado como “Puerto Evo” y en 2013 hubo un serio conflicto en Oruro, una ciudad de medio millón de habitantes, entre los partidarios y los contrarios a que el aeropuerto fuera bautizado con el nombre de Evo Morales. Las Fuerzas Armadas han compuesto el “Himno Evo Morales” en honor de su Comandante en Jefe con un verso que dice “tú tienes la luz”; puentes, canchas de fútbol, escuelas etc. llevan su nombre. Incluso le han dedicado un museo: el “Museo de la Revolución Democrática y Cultural” situada en la localidad de Orinoca, (Oruro) que cuenta con una población de 200 habitantes, en pleno altiplano, donde nació y vivió durante su infancia. La creación de este museo fue establecido por Decreto Supremo con una inversión económica para la ejecución del proyecto de 50.000 millones de bolivianos (7 millones de dólares), fue construído sobre una superficie de 10.814 metros cuadrados A Morales le han salido pocas lágrimas durante su presidencia, ha llorado solamente en la inauguración de “su museo” en febrero de 2017. Asistió vestido con prendas típicas luciendo un sombrero alusivo a su reeleción presidencial para el periodo 20220-2025. Este mastodóntico museo cuenta con un mirador, un teatro al aire libre, un patio ceremonial y un templo andino. Se exiben 17.000 piezas entre regalos y objetos que pertenecieron al presidente como ponchos, su colección de sombreros tradicionales, un charango con su rostro, tejidos y una estatua de tamaño natural con la banda y la medalla presidencial. Una de las muestras que más llamó la atención de la prensa internacional fue una colección de camisetas de fútbol que ha usado durante sus innumerables partidos a los que ha participado, igualmente una infinidad de zapatos de este popular deporte. La exhibición de este tipo de prendas provocó duras críticas en redes sociales, e incluso algunos medios de prensa tildaron al Museo de Orinoca como “un monumento a la evolatría” o como “¿este es el museo de Evo o del ego?”. Desde la apertura de este espacio, el Ministerio de Cultura y otras instituciones estatales se esfuerzan por organizar circuitos turísticos y educativos para llevar visitantes. Pero parece que los esfuerzos han dado resultados negativos y el museo hasta ahora ha gastado 13 veces más de lo que recaudó. Este lujoso y moderno museo muestra un triste contraste con la situación de otros espacios patrimoniales de Bolivia, completamente abandonados. Los sitios arqueológicos se hallan en estado de abandono impresionante, degradándose en el tiempo por falta de presupuesto. El culto a la personalidad de Morales alcanzó a los padres del presidente, sencillos campesinos que son recordados con una estatua erigida en la ciudad de Punata, en los valles centrales de Bolivia. La estatua se encuentra en un edificio municipal de 4 millones de dólares que se llama como decenas de otras infraestructuras públicas “Evo Morales”. El Gobierno señala permanentemente que estos homenajes no son solicitados, sino que son gestos de cariño de la población, solamente que son financiados por el goberno nacional y sirven únicamente para el enaltecimiento del presidente.

Recién electo como presidente en 2005, en una gira promocional por el mundo actuó con sencilles y con un jersey que le granjeó simpatía. Con el tiempo, sin embago, se fue acostumbrando a la celebridad y llegó al extremo como pedir a uno de sus asistentes de amarrarle los guatos de sus zapatos. Toda esta actitud lo ha distanciado poco a poco de la población. El oficialismo se niega a creer que la popularidad del presidente cayó drasticamente. El diario EL DEBER publicó una encuesta realizada por Equipos Mori, ese estudio refleja que la aprobación del jefe del estado cayó a un 34% y la desaprobación trepó al 59%. Desde Palacio Quemado (Palacio de Gobieno), indicaron que estos datos no reflejan la influencia positiva de Morales, debido a que el sondeo no cubrió el área rural del país, en donde Morales tiene un valor duro y denunciaron una conspiración mediática de la oposición. Analistas polֵíticos y opositores consultados indicaron que la figura del ejecutivo se encamina a un proceso de descrédito, producto de su afán de repostularse por un cuarto periodo, pese a que un referendum hecho el 21 de febrero de 2016 le dijo no.

Atrás