(Martha Zegarrundo y ABI).- Tras llegar de La Haya, el presidente Evo Morales denunció que Chile carece de argumentos jurídicos e históricos para fundamentar su invasión de 1879 y, por ello, recurre a una nerviosa ofensiva política teñida de insultos y descalificaciones personales.

Además, el Mandatario sostuvo que algunos periodistas chilenos se dedicaron a acosarlo de manera inédita, al parecer con el interés de hacerle perder los estribos ante las cámaras. Por ello, Morales consideró que algunos reporteros cumplieron el rol de activistas en vez de periodistas.

“Entiendo perfectamente que, como carecen de argumentos jurídicos e históricos, pasan a un ámbito político. Y seguramente no tienen cómo rebatir jurídicamente, históricamente, geográficamente (los argumentos de Bolivia). Hasta veo cierto nerviosismo y entonces saltan a un tema político y hasta personal”, afirmó el Presidente quien incluso –en tono de broma- dijo que el canciller chileno Roberto Ampuero (quien lanzó la artillería política contra Morales), bien podría ser su jefe de campaña política.

A continuación fragmentos de la conferencia de prensa brindada por Morales a su llegada de Holanda:

“Primero, aprovecho esta oportunidad para saludar la unidad del pueblo boliviano, como siempre dije, cuando estamos unidos nada es imposible para Bolivia.

Y también saludar el trabajo, el excelente trabajo del equipo jurídico nacional e internacional con la demanda de Bolivia al mar con soberanía.

Hemos estado en contacto permanente, reuniones permanentes para pulir en la segunda ronda de alegatos del equipo nacional e internacional, excelente entendimiento, distribución de tareas bajo argumentos jurídicos.

Y convencidos que estamos con la verdad, estamos por la justicia, pero tan importante esa fuerza, la fuerza de la verdad.

Comentarles brevemente por ejemplo, he sentido que hay cierta preocupación de la delegación chilena, entonces vamos bien, y solo quiero decirles que cuando se trabaja con responsabilidad y sobre todo con un compromiso por nuestra querida Bolivia, con esfuerzo y sacrificio, tenemos resultados.

En la tarde la Corte Internacional de Justicia nos invitó a un cóctel, a toda la delegación boliviana como también chilena, y ahí intercambio de algunas opiniones con algunos hermanos chilenos, con nuestro equipo jurídico; pero también conversar, saludar a los jueces, muy interesante esta charla, siento que es una excelente iniciativa de la Corte Internacional de Justicia porque a dos países juntarnos, no sé si son parte de sus normas, pero siento que es una gran y buena iniciativa de juntarnos para conversar, como que ha habido algunas conversaciones, no formales, pero un poco inclusive perder cierta preocupación y empezar a crear confianza entre dos pueblos.

Nuevamente yo solo quiero saludar por este trabajo, ustedes seguramente como periodistas, pero también como pueblo boliviano ha hecho seguimiento permanente, de tantos argumentos jurídicos, que todos los compromisos, acuerdos, actas protocolizadas, memorándums o prácticas diplomáticas constituyen un compromiso jurídico, además de eso vinculante.

Entonces, siento que Chile no tiene ningún argumento para rechazar nuestra demanda, el pedido de reivindicación marítima.

Nuevamente solo quiero decirles a ustedes, mediante ustedes al pueblo boliviano, gracias por acompañar, y no solamente por acompañar, como siempre, llegan sugerencias, por mensajes, documentos por mensajes, llamadas telefónicas; entonces es un trabajo conjunto, aporte, y ese aporte sirve para tener más elementos, más argumentos jurídicos, históricos para que la Corte falle a favor de Bolivia.

El deseo de Bolivia siempre va a ser cómo crear amistad, y para crear amistad, confianza, es importante la sinceridad.

Con algunas exautoridades del gobierno de Bachelet nos hemos sincerado un poco bromeando en el cóctel, estaba conversando con el excanciller Muñoz por ejemplo, como también un poco saludamos con el canciller actual, y con algunos senadores de la oposición como también del oficialismo, no tanto debatir el tema del mar, sino conversar, y algunos también planteaban un poco repasando la historia.

Siento que es nuestra obligación, pese a que algunas autoridades también toman posiciones políticas, esa siempre será la conducta del Gobierno Nacional”.

OBLIGACIÓN DE CHILE

Un día antes, el agente boliviano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, dijo con claridad el objetivo central de la demanda boliviana contra Chile:  “Bolivia pide respetuosamente a la Corte que reconozca  y declare que Chile tiene la obligación  de negociar  con Bolivia con  miras a alcanzar un acuerdo por el que se conceda a Bolivia pleno acceso soberano al Pacifico”.

El diplomático rechazó la teoría chilena de que la demanda boliviana por una salida al Pacífico provoque una apocalíptica/hostil desestabilización mundial de las fronteras.

“Nuestra causa sometida a  esta Corte no es hostil contra Chile, está guiada por un objetivo de integración”, dijo Rodríguez Veltzé.

Payan Akavan, uno de los juristas que representa a Bolivia, recordó  que  -en los últimos 139 años- Chile estuvo dispuesto a negociar con Bolivia una salida al mar.

“Históricamente Chile estuvo  dispuesto a negociar la salida propia de Bolivia al Mar”, argumentó.

NI DIOS NI LA CORONA OTORGARON MAR A CHILE

Por su lado el abogado Remiro Brotons fue claro al señalar que Chile obtuvo el mar  por la  fuerza. “Ni Dios, ni la Corona Española, le otorgaron el Litoral boliviano a Chile, desde Punta Arenas hasta Arica. La fuerza le otorgó ese acceso, violando un tratado vigente”, sostuvo.

ESTRATEGIA CHILENA SE DESMORONA

Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo el lunes que el alegato oral de Bolivia en La Haya desnudó las debilidades de la estrategia chilena que se cayó como un castillo de arena.

“En tres horas hemos visto caerse como un castillo de arena de mar las argumentaciones que a lo largo de la anterior semana hizo la delegación chilena”.

García Linera agregó que la delegación de Chile en La Haya, Holanda, perdió toda la compostura diplomática y así evidenció su desesperación frente a los argumentos de la demanda marítima boliviana que fueron presentados esta jornada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La autoridad realizó esa afirmación en referencia a las últimas declaraciones del canciller chileno Roberto Ampuero, quien dijo que no es Chile quien tiene enclaustrada a Bolivia, sino el presidente Evo Morales de quien afirmó “ha puesto un candado a las relaciones bilaterales”.

Ampuero también manifestó que Morales está en campaña política y habló de “demagogos que se aferran al poder”, tras concluir el último turno de Bolivia para presentar sus alegatos orales.

“Desesperadamente agresiva, esa es la declaración del Canciller. Impertinente en cuanto a su intromisión en los asuntos internos de Bolivia. La delegación chilena ha perdido toda la compostura diplomática posible y eso habla de su desesperación”, dijo García Linera.

Para el presidente en ejercicio, esa actitud fue generada por el golpe jurídico que recibió esta jornada la delegación de Chile en la CIJ.

Sin embargo, aseguró que Bolivia va a mantener su posición firme y solida porque se basa en derechos históricos.

Bolivia concluyó esta jornada sus alegatos orales ante la CIJ y se espera que el miércoles lo haga Chile, para luego esperar el fallo de ese tribunal.