(ABI).- El presidente Evo Morales afirmó el martes en La Haya que Bolivia ha demostrado, “con claridad y contundencia”, en los alegatos orales de la demanda marítima impetrada contra Chile en la Corte Internacional de Justicia, que ese país tiene la obligación de negociar una solución al enclaustramiento geográfico ocasionado por una invasión y una posterior guerra.

Tras dos días en los que los abogados de la causa boliviana presentaron la primera ronda de los alegatos en la CIJ, Morales dijo que los argumentos jurídicos demostraron que Chile se comprometió más de un siglo a negociar una salida soberana al Pacífico, “en declaraciones unilaterales, acuerdos y prácticas diplomáticas”.

“En estos días de audiencia ante la Corte Internacional de Justicia, hemos escuchado la voz de nuestro Agente, de nuestros abogados internacionales con claridad y contundencia la existencia de una obligación del Estado chileno de negociar de buena fe una solución al centenario enclaustramiento geográfico de Bolivia, producto de una invasión injusta”, fundamentó, en una conferencia de prensa dictada en el Hotel Crowne Plaza, en el centro de la ciudad de La Haya.

El jefe de Estado afirmó que la propia Corte reconoció, en su primer fallo, el 24 de septiembre de 2015, cuando dictaminó la competencia de ese alto Tribunal para conocer la demanda boliviana, que Bolivia nació con una costa sobre el océano Pacífico, “que tenía una extensión de varios cientos de kilómetros”.

Puntualizó que Chile, En 1879, declaró la guerra a Perú y Bolivia, conocida como la guerra del Pacífico, conflagración en la que ocupó el territorio costero de su país.

“A partir de entonces durante más de 130 años Bolivia no ha cesado ni cesará en buscar una solución que restaure el equilibrio ante los dos Estados y que permita un acceso libre, útil y soberano a las costas del océano Pacífico”, complementó.

Parafraseó a Daniel Sánchez Bustamante, que en 1910 dijo que Bolivia no puede vivir aislada del mar, y aseveró que en la medida de sus fuerzas hará cuanto sea posible para retornar al océano Pacífico.

“Confiados en que un día los hechos (….) impondrán la única solución posible en este grave problema sudamericano”, refrendó.

El Presidente boliviano reiteró que el diferendo con Chile está irresuelto y pendiente de cumplimiento, “como lo confirman los diversos compromisos unilaterales, acuerdos y la practica diplomática”.

Morales repasó en detalle todos los compromisos incumplidos por Chile, que sustentan la demanda boliviana en La Haya, aspectos que dijo son independientes al tratado de 1904, al recordar que Bolivia no solicitó que la CIJ se pronuncie sobre el estatus jurídico de ese tratado.

Enojo de Chile tras intervención boliviana 

“Bolivia empezó planteando que solo pedía una mesa de negociaciones para tratar el acceso al mar, pero terminó exigiendo territorio chileno”, manifestó el canciller de Chile Roberto Ampuero a la salida del segundo día de alegatos orales, en los que Bolivia defiende una salida al Pacífico en la Corte Internacional de La Haya, en declaraciones recogidas por medios chilenos.

Según el periódico El Deber, visiblemente molesto y flanqueado por el equipo chileno, el canciller indicó que ve “un cambio muy drástico” en la posición de Bolivia que permanentemente cambia de argumentos.

Bolivia desvirtúa la historia real, quiero subrayar y reiterar que no existe nada pendiente en materia limítrofe con Bolivia (…) nadie nos puede obligar a desconocer el tratado de 1904 y nadie nos puede obligar a ceder ni un centímetro de territorio”, indicó Ampuero.

Antes de ceder la palabra al agente chileno, dijo que le parece “inaceptable” que Bolivia intente construir la imagen de que Chile no cumple compromisos y acuerdos internacionales.