(ABI).- El servicio público de radio, televisión e internet deL Reino Unido, la British Broadcasting Corporation (BBC, por sus siglas en inglés) subrayó el miércoles las 3 claves del éxito de la economía boliviana en la última década y afirmó que el país andino amazónico es el que más crece en América del Sur.

“Lleva más de una década creciendo a un promedio anual de 5%, que es muy superior al de Estados Unidos y el resto de los países sudamericanos. A pesar de la crisis del precio de las materias primas, logró ahorrar y fue cauto en no despilfarrar el dinero que le llegó después de decretar la nacionalización de los hidrocarburos en 2006”, afirma un despacho de la BBC de Londres.

El concepto parece abordar el vuelco de calcetín que registró la economía boliviana después de que el presidente Evo Morales nacionalizó los hidrocarburos e invirtió el factor de repartición de ganancias: 82% para el Estado y el restante 18% para privados, en realidad 21 multinacionales petroleras que operaban en Bolivia, ese mayo de 2006, hacía una década.

En consecuencia, resalta la BCC, el despegue de la economía boliviana, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) se multiplicó por al menos 4 en la última década hasta situarse en el orden los 34.000 millones de dólares.

En el momento más boyante de la historia de la economía boliviana, el PIB per cápita subió de 700 a 2.400 y más.

El despacho resalta los 15.000 millones de dólares que Bolivia alcanzó a ahorrar hasta 2015 en la bolsa de las Reservas Internacionales Netas,  con cuyo 33%, en el último lustro, encara obras de envergadura para montar su industria hidrocarburífera.

“El desempeño boliviano fue bastante alto si lo comparamos con Estados Unidos, que apenas creció 1,5% y con Latinoamérica en su conjunto que sufrió una contracción de 0,9%”, resalta la BBC.

Entre 2006 y 2026 Bolivia dejó el último lugar de la tabla de comparaciones de los más pobres de la región. Antes de que Morales asumiera el gobierno de La Paz, 7 de cada 10 bolivianos vivían en situación de pobreza y 3 de aquéllos con menos de un dólar al día.

En ese lapso, 2 millones de bolivianos dejaron de ser pobres de solemnidad y la pobreza extrema, es decir pobres entre pobres, redujo en casi 20 puntos porcentuales hasta situarse.

Tras casi 180 años ceñida a una economía extractivista, monoproductora, Bolivia viene de darle plus valor a su producción de, principalmente, gas y abona el terreno para que, siempre desde el Estado y para el Estado, se desarrolle la explotación industrail del litio, en virtú a que posee el 70% de la reserva mundial del metal no pesado muy requerido para la industria planetaria de los automóviles movidos por energía no fósil.

“Sí, es cierto, ha crecido gracias a los cuantiosos ingresos que le dan las exportaciones de gas natural (que le vende a Brasil y Argentina), corriendo el riesgo de anclar su desarrollo a este recurso. Y aunque ha hecho esfuerzos por diversificar la economía (con la venta de diesel, estaño y soya), queda pendiente la pregunta de por cuánto tiempo podría sostener su modelo de desarrollo. Le llaman “el milagro económico boliviano”, que despegó en los gobiernos de Evo Morales”, considera el despacho.

Se trata de una gestión, balancea la BBC, que -desde un punto de vista político- ha sido destacada por sus reformas inclusivas, pero duramente criticada por sus tintes autoritarios, casos de corrupción y el nacimiento de una nueva “burguesía aymara”.

“Pero en lo que a la economía se refiere, expertos internacionales y locales coinciden valorar los resultados de la gestión del equipo del mandatario. El año pasado, Bolivia creció 4,3%, seguido por Paraguay (4,1%) y Perú (4%). La lista sigue con Colombia (2%), Chile (1,6%) y Uruguay (1,5%).