Vallegrande, ( Daniel Ramos, ABI).- Decenas de hombres y mujeres devotos de ‘San Ernesto de La Higuera’, el Che Guevara, iniciaron el viernes una ‘peregrinación revolucionaria’ hacia el poblado de Vallegrande, en el sudeste de Bolivia, que espera concentrar al menos a 20.000 personas de diversas nacionalidades, para rendir homenaje al mítico guerrillero argentino-cubano a 50 años de su muerte en las selvas bolivianas.

El legendario guerrillero fue asesinado en octubre de 1967 en la localidad de La Higuera, a 40 km de Vallegrande (a unos 300 km de Santa Cruz de la Sierra y 1.200 de La Paz), cuando intentaba sembrar en Bolivia la revolución internacionalista.

Esa conmemoración será “una forma de relanzar la lucha antiimperialista”, afirmó el presidente Evo Morales, que encabezará el próximo lunes 9 de octubre la ceremonia central de homenaje al Che, acompañado por los vicepresidentes de Cuba y Venezuela, Mario Díaz-Canel y Tareck El Aissami, respectivamente, y otras personalidades de varios países, entre cantantes, juglares, investigadores, periodistas e intelectuales de izquierda.

También llegarán a Vallegrande familiares del símbolo de la revolución, cuyas osamenmtas perdidas durante 30 años, fueron exhumadas en julio de 1997 de una fosa común en el aerodromo de Vallegrande, en cuyo hospital provincial fue expuesto su cadáver el 10 de cotubre de 1967 luego que un soldado boliviano borracho le desccarga una ráfaga de metralla.

Según los organizadores, Vallegrande, emplazada en el subandino boliviano de espaldas a las tórridas selvas orientales y del Chaco, será escenario de foros, debates, exposiciones artísticas y musicales, entre otras actividades culturales.

“Vienen de todas partes del mundo y esto creo que es importante, cómo el Che nos sigue uniendo a todos”, subrayó Ramiro Guevara, hermano del guerrillero, que llegó por primera vez a Bolivia.

Mausoleo del Che Guevara en Vallegrande

Mausoleo del Che Guevara en Vallegrande

El Gobierno boliviano habilitó un campamento en el campus de la Universidad de Vallegrande, con capacidad para unas 4.000 personas, tomando en cuenta que la capacidad de los hoteles y hosterías ya ha sido rebasada.

El presidente boliviano, Evo Morales, también dormirá en una carpa.

“Parece que son millares las personas que están llegando a Vallegrande (…), esto nos demuestra que con el pasar del tiempo el ejemplo, la historia del Che sigue teniendo una enorme importancia y va creciendo”, aseguró el escritor italiano Roberto Massari, uno de los principales estudiosos del Che en el mundo.

La Policía movilizará cerca de 500 efectivos para garantizar la seguridad en los actos de 4 días en homenaje al líder guerrillero y el Ministerio de Medio Ambiente certificó el acceso a servicios básicos y el recojo de basura.