Argentina: Si Milei gana y hace lo que dice habrá resistencia social, si no lo hace también

J. Osvaldo Calle Quiñonez

Si Javier Milei gana en las elecciones del domingo e implementa las medidas que ha propuesto, como recortar derechos y eliminar ministros, podría provocar resistencia social debido a la amenaza que representa para los logros y derechos conquistados en la historia del país, pero también ocurrirá lo mismo si Milei no cumple con sus promesas, afirma Natalia Souto, diputada del bloque Frente de Todos del parlamento argentino.

Souto, cientista política, periodista y militante del Movimiento Barrios de Pie, conversó con lacommunis.org y bolpress.com sobre la situación argentina a días de las elecciones nacionales. En la entrevista, Souto dijo que el apoyo a Milei en las PASO fue un “voto bronca” o castigo, y no necesariamente un respaldo a todas sus propuestas, como la libre portación de armas. En cuanto al tema de los pueblos indígenas, se menciona que no se les dio suficiente representación en la política argentina, a pesar de ser una parte importante de la población. Sin embargo, el entrevistado destaca que Unión por la Patria tiene propuestas para reconocer los territorios indígenas y garantizar la consulta en cuestiones relacionadas con la extracción de recursos naturales. El entrevistado también habla sobre la situación económica y la necesidad de estabilizarla mediante la generación de recursos y el valor agregado en las exportaciones. En última instancia, el futuro de Argentina dependerá de quién gane las elecciones y qué enfoque económico se adopte.

En una exposición en Stuttgart, usted dijo que si Milei gana las elecciones y hace lo que dice que hace lo que dijo que iba a hacer, o no hace lo que dijo que iba a hacer podría ocurrir una guerra civil. ¿Puede ampliar ese tema?

Sí, yo no sé si guerra civil, pero sí creo que va a haber mucha resistencia social en cualquiera de los dos casos. Por un lado, como expresé en ese momento, porque si él gana y hace una parte de las medidas —que dijo que iba a hacer— es ir para atrás en todos los derechos conquistados desde la vuelta de la democracia. Él, Milei, tiene un planteo de recortar todos esos derechos, incluso habla de que no tiene que haber Estado, que no tiene que haber en ningún tipo de regulación, que todo es el libre mercado que eso es para él la libertad y dice en concreto que va a eliminar Ministerio de Salud, de Educación, que quiere arancelar la Educación. Propone por ejemplo vouchers, propone la eliminación de las indemnizaciones por despido…, bueno hay un montón de medidas, pero básicamente todas son antiderechos. Entonces, lo que quise decir ese día en la exposición es que, si él gana y avanza con todas esas medidas, o con algunas de ellas, obviamente va a haber resistencia social, porque nosotros somos un pueblo que tenemos derechos conquistados, pero que además tenemos mucha experiencia de lucha. El otro tema fundamental es el de los derechos humanos. Él tiene una actitud totalmente negacionista con respecto a la última dictadura militar, reivindica a los genocidas a los militares genocidas igual y la Argentina en eso incluso cuando Mauricio Macri fue presidente y quiso poner el 2×1 (una propuesta para computar doble los días de detención de los represores de la dictadura) salió toda la gente a la calle, porque nosotros ya dijimos nunca más. Obviamente va a haber resistencia si él avanza con todas estas medidas.

Por otro lado, si él no hace nada de lo que dijo obviamente todos sus votantes, que una parte lo votan —porque él canaliza desde mi punto de vista— la rebeldía o el descontento que hay con una parte de la política, porque no resolvimos algunas cosas. Si no hace lo que dijo que va a hacer o no cambia nada, también va a haber descontento social.

 30 años atrás Argentina recorrió el camino de la privatización, se achicó el Estado y se dejó al mercado en la labor rectora de la economía y de la sociedad; pero el 2001 ese modelo entró en explotó. Viendo las encuestas y los resultados de las PASO, ¿significa esto que la sociedad argentina quiere repetir lo que ya una vez se hizo?

Milei y los libertarios, la derecha en general, se presentan como algo nuevo, pero en realidad son lo mismo de lo que decías recién, o sea que son los que nos llevaron a la crisis del 2001. Son los mismos planteos, son los mismos personajes que reivindican a Domingo Cavallo, el ministro de Economía de ese momento, o sea, esto es lo mismo, pero ahora se pinta la cara y se plantean como algo nuevo, como antisistema. Nuestra evaluación es que la sociedad argentina no quiere eso, lo que sí es cierto es que está un poco enojada y ante el descontento se vuelca hacia ahí. Pero hay mucha desinformación también. Cuando le preguntas a alguien que vota a Milei: ¿Quieres que privaticen la educación, que privaticen la salud, que no exista más el Estado? Te dice: no, de ninguna manera. Entonces, no es que la sociedad argentina se derechizó, sino que hay un “voto bronca” que, en esta elección de este domingo, se va dar vuelta. Obviamente creo que vamos a ir a un escenario de ballotaje con Milei, pero creo que, en estas últimas semanas, con un montón de cosas que pasaron acá en nuestro país va quedando de manifiesto esto de que la sociedad argentina no se derechizó, sino que sí tiene bronca y lo que Milei plantea de alguna forma es canalizar esa bronca y romper con el “status quo”. Pero eso no significa que, por ejemplo, la mayoría de los votantes de Milei avalen la venta de órganos. Él plantea que cada uno puede vender sus órganos, es decir si necesitas plata, que vendas un órgano.

¿Cómo se puede entender que alguien que propone a la gente vender sus riñones si tiene problemas económicos haya logrado el 29% de apoyo en las PASO?

Es un “voto bronca”, un voto castigo que hay que ver si ahora se cristaliza de la misma manera en esta elección que es definitiva. El resultado del que estamos hablando (Milei ganador de las PASO) fue de las PASO que son las elecciones primarias que acá son abiertas y dirimen las candidaturas internas de cada agrupación política o de cada espacio político. No tiene un resultado concreto, la de este domingo sí tiene un resultado concreto. Entonces yo creo que ahí va a haber un cambio y que se vota con más racionalidad y que incluso, a raíz de un montón de cosas que pasaron, por ejemplo, la semana pasada Milei salió a decir que el peso argentino no valía nada y que era lo mismo que un excremento, eso produjo una corrida cambiara. Ahora, como él viene planteando la dolarización, esa corrida cambiara que provocó otra vez aumento de precios, así un montón de gente se dio cuenta que la propuesta de Milei en realidad lo que genera es más pobreza y que afecta a los salarios directamente. Entonces, eso en realidad, a él le jugó en contra, porque fue una muestra concreta de lo que plantean para la economía que va a generar más pobreza y más desigualdad.

El tema de la inseguridad en Argentina parece ser muy importante. Milei plantea la libre portación de armas. ¿Qué consecuencias tendría esto para la sociedad argentina?

… por eso, un desastre. Después de las PASO él empezó a poner en concreto algunas medidas, a explicar sus medidas, y la libre portación de armas no genera consenso en la sociedad argentina. Sin ley, sin Estado, con libre portación de armas, eso también genera miedo en una buena parte de la población. Entonces, la mayoría de la gente no está de acuerdo con eso, sí una parte muy chica de la que votó, por ahí sí que es fascista, liberal pero más del treinta por ciento de la población argentina no está de acuerdo con eso, sino que votó un voto castigo, un “voto bronca”. Cuando se hacen encuestas preguntando en concreto: ¿Estás de acuerdo con la libre portación de armas, con la venta de órganos, con arancelar la salud, la educación, con que no haya Estado? Te dicen que no. Es medio raro de explicar, pero bueno por eso la síntesis es que fue un “voto bronca” o castigo el de las paso el de las primarias.

Ricardo Changala: ¿En el debate y posturas de los candidatos no hay propuestas ni siquiera hay referencias a la realidad multicultural Argentina, a los derechos de los pueblos indígenas?

Me parece que tiene que ver con una parte con las particularidades de nuestro país. Es verdad que no está en temas de campaña, pero sí es una preocupación de, por lo menos, las fuerzas progresistas. La Constitución Nacional obviamente incluye toda esta temática, hay una parte que después no se respeta está claro, pero está el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, que vino teniendo un rol bastante activo y después está lo que pasó en Jujuy, esta reforma anticonstitucional que impulsó el gobernador de esa provincia a espaldas de las comunidades diciendo que las consultó y resulta que no.

Hubo una resistencia social muy importante, pierde Gerardo Morales el gobernador esa elección de primaria, y no termina ganando una herramienta política de los sectores que resistieron esa reforma, que se movilizaron con mucha conciencia con lo que estaba pasando mucha conciencia social con lo que estaba pasando en Jujuy.

Nosotros, un grupo de diputados y diputadas, de la Cámara, de la Comisión de Derechos Humanos viajamos a Jujuy, viajó también el secretario de Derechos Humanos, intervino el Partido Justicialista (PJ) de la provincia, el Presidente de la Nación recibió a las comunidades, pero después cuando hubo la elección no había una herramienta política que pudiera capitalizar toda esa organización y esa resistencia. Me parece que un poco el problema, para decirlo de alguna forma, es la falta de una herramienta política de los compañeros, de los hermanos de los pueblos originarios, que pueda tener un lugar en la representación política actualmente genuina, porque es verdad que es una parte muy importante de nuestra población y no tienen representantes. Es lo mismo que pasa con las mujeres y con otros desde la sociedad que en la realidad y en la sociedad ocupan lugares muy importantes son parte de la organización de la economía lugares de liderazgo, pero después en los lugares de decisión no están.

En el caso concreto de Unión por la Patria, ¿hay algún tipo de propuesta o planteo en su programa en su agenda que tenga que ver en la temática del pueblo indígenas?

Sí está. Está por ejemplo la ley de reconocer los territorios de los pueblos originarios, esto de que hay que consultar para la extracción de minerales o de recursos naturales. En general problema de los grandes grupos económicos y de los grandes negociados es que las extracciones de minerales están en tierras que en general son ancestralmente de los pueblos originarios. Yo hablé con muchos de ellos y algunos no están en contra, por ejemplo, de que un gasoducto pase por su territorio; ahora lo que dicen es: ‘sentémonos, charlemos, veamos cómo lo hacemos; lo que no puede pasar es que nos pasen por arriba sin consultarnos’. Algunos tienen esa postura otros no, pero lo cierto es que no se les termina de consultar. Hay un proyecto de ley que es de la propiedad comunitaria de la tierra que lo que dice es que primero se les da el dominio y además después se tiene que consultar cualquier iniciativa que se haga sobre esos territorios; ese es uno de los principales postulados de Unión por la patria con respecto a los pueblos originarios, que es el reclamo de ellos básicamente. Nosotros tenemos contacto permanente con ellos. Como les decía, yo viaje a Jujuy, los recibimos al Malón de la Paz en la Cámara de Diputados en reiteradas oportunidades, repudiamos todo lo que pasó en Jujuy con la reforma constitucional, creamos una comisión bicameral investigadora de la represión de Jujuy, se hicieron presentaciones en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque se violaron los derechos humanos, pero es un tema complejo de resolver porque tocan muchos intereses pero estamos acompañando a los hermanos y las hermanas tratando de darle todo el apoyo que podamos y desde mi punto de vista sí que estaría buenísimo que puedan generar una herramienta político social desde cual puedan también tener voz en la política.

Viendo un poco a futuro, ¿qué va a pasar en Argentina en el próximo tiempo?

Lo que va a pasar en Argentina en el futuro va a depender de quien gane las elecciones presidenciales porque tenemos una situación de 9% de indigencia y más de treinta ciento de pobreza. Esto te dan más del 40 por ciento, que es un montón, con un nivel de inflación de 120% interanual. ¿Por qué se produce esta situación? Más allá de un tema estructural que tenemos como país, en los últimos cuatro años anteriores a los últimos cuatro años, nosotros tuvimos el préstamo que tomó el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que excede 126 veces la capacidad de pago de la Argentina. Ese préstamo se otorgó violando la Carta Orgánica del FMI, pero además de esa plata no quedó ni un peso en Argentina, se la fugaron toda a través de grandes empresas y de bancos. Durante el gobierno de Mauricio Macri se fugó el importe equivalente a un producto bruto interno de la Argentina, esa plata está en el exterior, se inició una causa penal desde el gobierno para que esa plata vuelva a la Argentina, bueno obviamente la oposición está en desacuerdo; es tuvimos la pandemia, después una sequía tremenda y luego todas estas renegociaciones con el Fondo Monetario Internacional que obviamente imponen algunas medidas se va negociando, dentro de lo que se puede, para tratar de estabilizar la situación económica. Esa es la situación que tenemos hoy.

¿Qué va a pasar? Nosotros, Unión por la Patria, tenemos un programa sobre qué hacer para estabilizar la economía y salir de esta situación y que tiene que ver sobre todo con generar recursos. Tenemos el gasoducto y gas petróleo, gas natural líquido para exportar; ya se está terminando el gasoducto que nos permitiría abastecer a nuestro país, pero también exportar a Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil y a Europa en el marco de la crisis energética que hay en Europa. Eso nos permitiría ahorrar plata en la energía que consumimos, pero también poder exportar. Lo mismo pasa en el campo con determinados beneficios a la producción agrícola y ganadera, y también el tema del litio y de otros metales. Ahora bien, lo que planteamos es que eso hay que hacerlo responsablemente para no dañar el ambiente, pero también hay que ver en qué condiciones exportamos para que nos entre en divisas. Hoy la minería solo deja en el país el 5% de lo que factura y en la mayoría de los casos subfactura. Entonces ahí tenemos un montón de situaciones que hay que resolver, que hay que mejorar. Depende de quién gobierne en lo que se va a hacer con eso. Tenemos las condiciones para salir adelante, estabilizar la economía y básicamente es un plan que tiene que ver con el trabajo, pero también con dar valor agregado a lo que exportamos; tenemos que poder sustituir importaciones y generar valor agregado en los productos que exportamos para generar más divisas y así poder estabilizar nuestra economía. Ese es el planteo en general y muy resumido de gobierno que tenemos de “Unión por la Patria”.  Otros candidatos tienen otro modelo que es el que viene pasando en la Argentina de hace muchos años y que lo vivimos en el 2001 con la crisis, es ese modelo económico neoliberal del “sálvese quien” que lleva a la Argentina a la ruina. Depende de quien gane lo que va a pasar en el país”.

Avatar photo

J. Osvaldo Calle Quiñonez

Periodista especializado en economía. Trabajó en el Semanario Aquí, los periódicos, La Razón, Ultima Hora, Hoy, La Prensa y el semanario Pulso. En 2000 incursionó en el periodismo electrónico organizando el sitio report-e.com y en la actualidad dirige el periódico por Internet www.bolpress.com.
Ha escrito libros sobre los procesos de reforma económica y es colaborador de publicaciones en México, España y Bélgica. En la actualidad reside en Alemania.

Atrás