El movimiento indígena del Brasil, organizado en la Unión de los Pueblos Indígenas del Valle do Javari (UNIVAJA), asegura que el asesinato del periodista Dom Phillips y del indigenista Bruno Pereira en la Amazonía es un crimen perpetrado por bandas vinculadas al narcotráfico y a la extracción de recursos naturales y es, por ello, también un crimen político destinado a desaparecer personas defensoras de los derechos indígenas y de sus territorios y riquezas.

UNIVAJA se pronunció mediante una carta luego de que se recuperaran los cuerpos del periodista y el indigenista, la misma que fue traducida por el Colectivo Curva y difundida en sus redes sociales en Bolivia. En la carta, UNIVAJA expresa su temor por las amenazas a las vidas de las personas integrantes del movimiento, una vez que las fuerzas armadas y la prensa salgan de Atalaia do Norte. “¿Qué nos pasará? ¿Seguiremos viviendo bajo amenazas? Necesitamos profundizar y ampliar la investigación”, señalan.

El movimiento indígena reconoce y agradece la ayuda de la Policía Militar y también de la prensa internacional que se hizo eco primero de la desaparición de ambos defensores indigenistas y luego del descubrimiento de los restos; aunque señala también que fueron los nativos quienes guiaron la búsqueda, adentrándose en el bosque hasta dar con los cuerpos.

Pero UNIVAJA tiene claro que no es un asunto concluido, pese a que se realizaron dos arrestos: Amarildo da Costa de Oliveira (alias Pelado) y Oseney da Costa Oliveira (alias Dos Santos), quienes habrían llevado a cabo los asesinatos. O ocurrido a Pereira y Phillips “constituye un crimen político, ya que ambos eran defensores de los derechos humanos y murieron realizando actividades en beneficio de nosotros, los pueblos indígenas de Valle do Javari”, indican.

A tiempo de traducir y difundir la carta del movimiento indígena brasilero, el Colectivo Curva recuerda que estas muertes son similares a la de la dirigente feminista Marielle Franco en 2018 y a los “genocidios” en las favelas, perpetrados por sectores poderosos relacionados con el gobierno. “El asesinato del periodista Dom Phillips y del indigenista Bruno Pereira en la Amazonía brasileña refleja la persecución en contra de los que luchan en favor de los pueblos indígenas”, señalan.

A continuación, la traducción de la carta de la Unión de los Pueblos Indígenas del Valle del Javari:

 

“Unidos por la defensa y autonomía de los pueblos Indígenas del Valle del Javari”

Nota sobre el asesinato de Bruno Pereira y Domini Phillips

La Unión de los Pueblos Indígenas del Valle do Javari (UNIVAJA), movimiento indígena que representa a los pueblos que habitan la Tierra Indígena Valle do Javari – Marubo, Matis, Matsés, Kanamari, Korubo, Tsohom-dyapa y pueblos indígenas aislados – acude al público para denunciar el asesinato del indigenista brasileño Bruno Pereira y el periodista británico Dominic Phillips. Nos solidarizamos con las familias de Bruno y Dom, nuestros compañeros, expresando nuestro pesar y profunda tristeza por esta pérdida. Para nosotros, los pueblos indígenas de Valle do Javari, es una pérdida inestimable.

Hoy, 15/06/22, luego de 11 días de búsqueda, recibimos la noticia de que los cuerpos de Pereira y Phillips, nuestros compañeros y defensores de derechos humanos, fueron encontrados por los órganos competentes involucrados en las búsquedas. Ante este hecho, UNIVAJA acude al público a destacar dos aspectos:

1)      Agradecimientos a la EVU, al Batallón 8 de la Policía Militar en Tabatinga, y a la prensa nacional e internacional:

Nosotros, UNIVAJA, participamos activamente en las búsquedas desde el 05/06/22 a través del Equipo de Vigilancia de UNIVAJA (EVU). Fuimos los primeros en cruzar el río Itaquaí en la búsqueda de Pereira y Phillips el domingo, el primer día de su desaparición. Desde entonces, la única instancia que ha estado a nuestro lado como colaborador en los allanamientos han sido los policías militares del Batallón 8 en Tabatinga (AM). Fuimos los indígenas, a través de la EVU, quienes encontramos la zona que luego se convirtió en objeto de investigaciones por parte de otros cuerpos, como la Policía Federal, el Ejército, la Marina, los Bomberos, etc. Fue el equipo de vigilancia de UNIVAJA que se adentró en el bosque en busca de Pereira y Phillips para dar satisfacción a sus familias. Fue el equipo de vigilancia de UNIVAJA, la EVU, quien indicó a las autoridades el perímetro para ser revisado en profundidad por organismos estatales. Para ello contamos con la colaboración y protección constante de los policías militares del Batallón 8 en Tabatinga (AM): los únicos en tratarnos como verdaderos compañeros en la búsqueda, valorando nuestros conocimientos y nuestra sabiduría como pueblos indígenas, como conocedores de nuestro propio territorio. Acudimos al público para agradecer al Coronel Cavalcante, a los policías militares del Batallón 8 en Tabatinga (AM) que nos acompañaron en los allanamientos, y también a la prensa nacional e internacional que fue nuestra aliada, ayudándonos a llevar nuestra voz al mundo entero y saber lo que está pasando en nuestra región.

2)      El caso no ha terminado:

También sabemos que, durante la búsqueda, las fuerzas policiales realizaron dos arrestos: Amarildo da Costa de Oliveira (alias Pelado) y Oseney da Costa Oliveira (alias Dos Santos). Sin embargo, UNIVAJA entiende que el asesinato de Pereira y Phillips constituye un crimen político, ya que ambos eran defensores de los derechos humanos y murieron realizando actividades en beneficio de nosotros, los pueblos indígenas de Valle do Javari, por nuestro derecho a vivir bien, por nuestro derecho al territorio y a los recursos naturales que son nuestro alimento y garantía de vida, no sólo de nuestra vida, sino también de la vida de nuestros parientes aislados.

Desde 2021, UNIVAJA cuenta con información calificada sobre invasiones en la Tierra Indígena Valle do Javari, a través del Equipo de Vigilancia de UNIVAJA (EVU). Enviamos una serie de oficios con información calificada al Ministerio Público Federal, a la Policía Federal y a la Fundación Nacional del Indio. En estos oficios indicamos la composición de una banda de pescadores y cazadores profesionales, vinculados al narcotráfico, que ingresan ilegalmente a nuestro territorio para extraer nuestros recursos y venderlos en municipios vecinos. Brindamos información a través de nuestros informes a las autoridades correspondientes. Pero no se tomaron medidas con la suficiente rapidez. Por eso hoy asistimos al asesinato de nuestros compañeros: Pereira y Phillips. Ante ello, expresamos nuestra preocupación por la continuidad de las investigaciones.

Pelado y Dos Santos son parte de un grupo más grande, lo sabemos. Expresamos nuestra preocupación por nuestras vidas, la vida de las personas amenazadas (porque no era sólo Bruno Pereira), componentes del movimiento indígena, cuando las fuerzas armadas y la prensa se muevan de Atalaia do Norte. ¿Qué nos pasará? ¿Seguiremos viviendo bajo amenazas? Necesitamos profundizar y ampliar la investigación. Necesitamos de fiscalización territorial efectiva dentro de la Tierra Indígena Valle do Javari. Necesitamos que se fortalezcan las Bases de Protección Etnoambiental (BAPEs) de la FUNAI.

Atalaia do Norte (AM), 15 de junio de 2022.

Coordinación de UNIJAVA

 

Foto principal: Tomada del blog del Colectivo Curva

Atrás