La pandemia de Coronavirus ha evidenciado los desafíos que se plantean en las compras públicas, “hacer más con menos”, considerando la importancia de un gasto público eficaz, sostenible, responsable y por sobre todo con transparencia. Más aún cuando esta crisis ha puesto al mundo entero en competencia por obtener fármacos e insumos para hacer frente a la COVID-19, ante una escasa oferta del mercado.

Como una respuesta ante la emergencia sanitaria el Gobierno ha implementado, como una medida más, el uso de medios electrónicos en las compras públicas para responder de manera oportuna y con calidad a las necesidades de la población.

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El 14 de enero de 2021, mediante Decreto Supremo Nº 4453, se ha implementado la Subasta Electrónica, el Mercado Virtual y la Consulta de Precios, mecanismos electrónicos que han permitido incrementar la participación de proveedores en las compras públicas, obtener ahorros al Estado, fortalecer la transparencia en las contrataciones de bienes y servicios que realizan las entidades públicas y además disminuir el riesgo de contagio al establecer actividades no presenciales en los procesos de contratación.

La Subasta Electrónica se define como una puja dinámica donde los potenciales proponentes compiten en tiempo real, con la presentación de su propuesta electrónica y sus ofertas económicas a través de la reducción sucesiva de precios durante un tiempo determinado, permitiendo obtener los mejores precios del mercado a través de una amplia participación y una competencia en línea como mecanismo de transparencia.

Hasta la fecha, con la implementación de la subasta electrónica se ha logrado un ahorro en las adjudicaciones de Bs295 millones que representa aproximadamente el 16% de ahorro en las compras públicas, además se ha incrementado la participación de empresas en un 50% en las contrataciones con convocatoria pública.

El Mercado Virtual, es una plataforma informática que permite promover, difundir y publicitar los bienes ofertados por las empresas y personas naturales de manera gratuita, así como facilitar el proceso de contratación a las entidades. Al ser de acceso público y gratuito coadyuva sobre todo a las micro y pequeñas empresas y a cualquier empresa a promocionar sus productos tanto en el sector público como en el privado.

La Consulta de Precios, está dirigida a las compras habituales y de mínima que realizan las entidades públicas, antes se realizaban de manera directa, hoy en día se publican a través del Sistema de Contrataciones Estatales – SICOES, medida que ha fomentado mayor participación de las empresas y oportunidad de constituirse en proveedoras del Estado. Hasta la fecha se ha logrado un ahorro de Bs36 millones que representa el 9% de las contrataciones públicas.

De manera análoga al actuar de otros países de la región y del mundo, el Nivel Central de Estado, ha emitido normativa específica para la adquisición de vacunas, pruebas diagnósticas, medicamentos, dispositivos médicos, insumos, reactivos, equipamiento médico, así como otros bienes y servicios, cuya finalidad está orientada a la contención, diagnóstico y atención de la COVID-19, contrataciones que deben ser publicadas en el SICOES y registradas en la Contraloría General del Estado como mecanismos que garantizan la legalidad y la transparencia de dichos procesos.

Estos son algunos de los mecanismos efectivizados por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas en su calidad de Órgano Rector del Sistema de Administración de Bienes y Servicios a fin de optimizar la eficiencia del gasto público y fortalecer la transparencia en la lucha frontal contra la corrupción, orientadas a la reactivación y reconstrucción de la economía de nuestro país que se vio afectado por la pandemia.

Atrás