Detienen a dos personas ligadas a Murillo implicadas en la compra irregular de gases lacrimógenos

Publicado el: 26 mayo, 2021 4 min.    + -   

ABI.- El viceministro de Régimen Interior, Emilio Rodas, confirmó este miércoles la detención de Daniel Leonardo Aliss Paredes, cuñado del exministro de facto Arturo Murillo, quien fue detenido en Cochabamba; y más temprano, en La Paz, fue aprehendido Daniel Bellot, exagente policial que trabajó para la exautoridad. Ambos están involucrados en el caso de compra de gases lacrimógenos.

Aliss fue detenido tras un operativo de Inteligencia cuando pretendía realizar el retiro de dinero y objetos de valor de una caja de seguridad de una entidad bancaria, a nombre de Murillo Prijic.

“Sí, se ha detenido al señor Daniel Leonardo Aliss Paredes en la ciudad de Cochabamba, sería el cuarto retiro que estaría realizando de una caja de seguridad en un banco privado del país, eso ha levantado sospecha”, indicó Rodas.

Aliss figura como parte del clan delincuencial de la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, presentado este miércoles por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

“Se tiene información de que habría recibido depósitos en su cuenta personal de algunos oficiales de policía. Todas estas cosas están siendo investigadas, forman parte de una investigación general sobre los hechos de corrupción que ha denunciado el Ministro (Eduardo del Castillo) hace días”, dijo el Viceministro.

En el mismo caso, el exoficial de Policía de apellido Bellot, fue capturado y trasladado a instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para brindar su declaración en calidad de testigo en el caso de compra de armamento no letal y gases lacrimógenos, según un reporte de radio Éxito.

En la víspera, el exjefe de Gabinete de Murillo Prijic, Rodrigo Méndez, también fue detenido por el FBI en Estados Unidos implicado en el cobro de sobornos de una empresa para la compra del equipo antimotín con sobrepecio.

Pedido de extradicción

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, confirmó este miércoles que solicitará la extradición de dos exautoridades del gobierno de facto de Jeanine Áñez, Rodrigo Méndez exjefe de gabinete y mano derecha del exministro Arturo Murillo, desde Estados Unidos (EEUU).

“Estamos pidiendo la extradición correspondiente, estamos enviando las notas correspondientes para que estos señores vengan a rendir cuentas al pueblo boliviano. No es un pedido del Gobierno, es un pedido de todo el pueblo boliviano porque durante la pandemia, por el terror que sembraron aprovecharon de sembrar narcotráfico y corrupción en nuestro país”, dijo en conferencia de prensa.

La autoridad explicó que las normas permiten iniciar el proceso en territorio boliviano, por ello dijo que se solicitará la extradición bajo dos conductos, uno por la activación del sello azul y posteriormente el sello rojo y también con el envío de una nota oficial al Gobierno norteamericano.

Del Castillo aseguró que se trabajará en la recuperación de todos los recursos del Estado que fueron malversados durante el régimen de Áñez.

“Este clan mafioso del gobierno de Jeanine Áñez ya tiene un proceso legal abierto sobre este tema, ha sido abierto antes que recuperemos la democracia en nuestro país

Asimismo, confirmó que la investigación será ampliada a la exsenadora y a todo el núcleo de su gobierno.

En la conferencia, el Ministro de Gobierno detalló el caso contra los dos exfuncionarios que son investigados por el FBI por lavado de dinero y soborno en la compra de gases lacrimógenos y materiales no letales.

La compra de esos materiales tuvo un costo de $us 5,6 millones, siendo que el precio real llegaría solo a $us 3,3 millones.

Según el informe del FBI, Méndez habría recibido un primer pago por transferencia de $us 582.000 y un segundo pago de entre $us 700.000 y $us 714.000 en efectivo.

Atrás