Perú: Elecciones, crisis y esperanza

Iván Salas Rodríguez

Publicado el: 6 abril, 2021 3 min.    + -   

Cuando voté por primera vez para las elecciones presidenciales el año 1985, estaba muy emocionado, apoyaba la candidatura por Izquierda Unida de don Alfonso Barrantes Lingán. Mi lógica elemental a mis 22 años me decía que sí la izquierda planteaba el cambio social, ganaría. Quedamos segundos, ganó Alan García.

  • Bueno me dije, será para la próxima.

Estas elecciones sin duda alguna serán las peores en nuestra reciente historia política, se han juntado la crisis sanitaria con este jodido virus cabezón y despeinado que no hay hora que ya se vaya. La crisis económica con más desempleo, pobreza y, de yapa: la crisis política de vándalos desalmados para quienes la política es robar y robar que el mundo se va acabar…

Sin embargo, viendo el lado positivo, tenemos un movimiento cívico social muy fortalecido. Vimos y participamos en las multitudinarias marchas contra la “Ley pulpín”, luego la masiva protesta frente a la banda de jueces y fiscales corruptos integrantes de “Los cuellos blancos”, recientemente contra esos 105 otorongos que votaron en el Congrezoo por el golpe de Estado en noviembre pasado.  En esta marcha fueron asesinados dos jóvenes: Inti y Bryan (pudieron ser, tus hijos, tus hermanos, sobrinos, amigos).

Lo más cínico es que estos tipos corresponsables de los asesinatos, hoy vienen a pedir tu voto.

  • Ey, pstt, si, tú sonzo : dame tu voto

Recuérdalos: Manuel Merino y Burga de Acción Popular, Keiko Fujimori y su banda, Acuñas, Urrestis, Somos Perú, los pescaditos tapándose con sus túnicas. Hernando de Soto y el loco López Aliaga insultando de terrucos a jóvenes que se movilizaron. Forzay, haciéndose el loco: “si pero no”

En lo personal y, siguiendo con los principios con los que me formé en mi hogar, formación académica y política, seguiré votando por la izquierda; en honor a la verdad es la única fuerza que plantea reformas profundas y cambios sustanciales frente a tanta crisis. Cuando mis amigos descomputados, simpatizantes de la derecha se enojan les digo algo real:

  • Cuando las papas queman, siempre los izquierdistas estamos allí. El resto aparece solo en elecciones ¿O no? Se quedan mudos y agachan la cabeza. Además les manifiesto: si ustedes se dejan llevar de la nariz por las mentiras de quienes históricamente se dedicaron sólo a saquear el país como si fuera su antigua hacienda, es su problema. Felizmente todavía queda gente con espíritu patriótico que no se deja engañar.

Por estas razones y con el mismo entusiasmo de la primera vez que voté por don Alfonso Barrantes Lingán, daré mi voto de confianza a Verónica Mendoza.

Atrás