Vacuna rusa

La vacuna llegará desde marzo

Gobierno firma contrato para adquirir 5,2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V

Publicado el: 30 diciembre, 2020 4 min.    + -   

(ABI).- El Gobierno firmó este miércoles un contrato con Rusia para la adquisición de 5,2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19. El presidente Luis Arce informó que la primera remesa llegará al país en marzo próximo.

El contrato fue firmado por los representantes de la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud del Ministerio de Salud y del Fondo Ruso de Inversión Directa.

“Con este contrato estamos garantizando 5.200.000 dosis para el pueblo boliviano. Son adicionales a las dosis que ya estamos gestionando también bajo el sistema COVAX (…). Sumados estos dos elementos vamos a tener muchas más vacunas”, dijo Arce.

El jefe de Estado señaló que el objetivo del Gobierno es inmunizar, de forma gratuita y voluntaria, al menos al 80% de la población boliviana contra el COVID-19.

La vacuna Sputnik V, desarrollada en Rusia por el Instituto de Investigación Gamaleya y que tiene una eficacia superior al 91%, también será utilizada en Argentina, Brasil y Venezuela, entre otros países de América Latina y el mundo.

Debido a la alta demanda mundial de vacunas, Arce explicó que un primer envío de 1,7 millones dosis llegará al país en marzo y otra cantidad similar en abril, hasta completar el cupo en mayo.

“Pero hemos logrado que nuestros hermanos en Rusia nos puedan enviar hasta el mes de enero, aproximadamente, 6.000 dosis para operar inmediatamente en la población más vulnerable y necesitada”, destacó el Primer Mandatario.

La inmunización se aplicará en primera instancia al personal de salud, personas que tienen enfermedades de base y adultos mayores, para posteriormente ser administrada al resto de la población.

El Ministerio de Salud reportó el martes 1.293 nuevos contagios de COVID-19, haciendo un total de 156.887 casos, de los que 16.852 son activos.

Añez no hizo nada

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, aclaró este miércoles que el régimen de Jeanine Áñez no gestionó la adquisición de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19, que llegará al país en enero próximo, tras intensas negociaciones del gobierno de Luis Arce realizadas en tiempo récord a comparación de otros países de la región.

En una entrevista con la radio Illimani, Blanco sostuvo que la firma de un contrato con Rusia para la adquisición de 5,2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V es el resultado de “una gestión a nivel político con países amigos como son Rusia, China, México y Argentina (…) que son protagonistas de las vacunas”.

“No ha habido ningún acercamiento (del gobierno de facto) y eso lo pueden corroborar las propias empresas farmacéuticas y los países amigos con los que hemos estado conversando”, señaló Blanco en alusión a las versiones de la exministra de Salud, Eidy Roca, quien atribuyó las gestiones al gobierno de facto.

Precisó que el gobierno de facto expresó el interés de Bolivia de participar del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud en el que participan 84 países, sin embargo, no confirmó la presencia boliviana.

Blanco explicó que para participar del Covax el régimen de Áñez debía detallar la disponibilidad de recursos para pagar la logística y transporte. “Recién en las últimas semanas, a través del Ministerio de Salud hemos podido concretar la participación de Bolivia en este mecanismo multilateral”, afirmó.

“Las únicas evidencias que existen son algunas notas en las que el gobierno de facto simplemente expresaba el interés de Bolivia de poder ser parte de estas vacunas, sin embargo, no se llevó adelante ninguna gestión”, remarcó.

Tras concretar las vacunas, el presidente Luis Arce informó que la primera remesa llegará al país en enero próximo y será distribuida de forma gratuita y voluntaria para inmunizar a la población boliviana contra el COVID-19.

“Ha tenido mucho que ver la voluntad política (para la adquisición). La demanda de las vacunas en el mundo es grande; los países desarrollados han acaparado con compromisos de compra más del 50% de las vacunas”, dijo Blanco.

Atrás