Logró una diferencia de 26,27% de votos más que Carlos Mesa, el candidato de Comunidad Ciudadana

Ganó el MAS, Luis Arce es presidente electo

Publicado el: 23 octubre, 2020 4 min.    + -   

Ya es oficial. El Movimiento al Socialismo (MAS) ganó las elecciones generales realizadas el domingo 18 con un 55,1% de los votos válidos según el cómputo oficial de los votos del Organismo Electoral Plurinacional (OEP). El economista Luis Arce Catacora es ya presidente electo.

En las elecciones, realizadas con las calles militarizadas por decisión del gobierno de facto, la población acudió con una mezcla de esperanza y desesperación. Los que votaron por el MAS lo hicieron con la esperanza de recuperar la estabilidad perdida con el golpe de Estado de 2019, la que llevó al poder a Jeanine Añez; a la par que los seguidores de los partidos que por 14 años se opusieron al MAS acudieron a las urnas con la necesidad de unirse para forzar una segunda vuelta en la que esperaban lograr los votos suficientes que impidieran el retorno del partido de Evo Morales al poder.

Según el escrutinio el MAS ganó la elección con el 55,1% de votos, lo que hace innecesaria una segunda vuelta electoral. Comunidad Ciudadana, liderada por Carlos Mesa, logró el 28,83 %, Creemos, de Luis Fernando Camacho, el 14%; el Frente Para la Victoria (FPV) obtuvo el 1,55% y Pan Bol el 0,52%.

El MAS ganó en seis de los nueve departamentos, en Santa Cruz ganó Creemos y en Tarija y Beni ganó Comunidad Ciudadana.

Las elecciones del domingo se realizaron un año después de las realizadas en 2019 en las que también el MAS ganó, aunque los resultados de ese entonces fueron desconocidos por Carlos Mesa y dirigentes de los sectores conservadores agrupados en los llamados comités cívicos, debido a que el Organismo Electoral Plurinacional (OEP) suspendió la difusión del sistema de conteo rápido de votos, lo que fue interpretado como la prueba de fraude. Ante ese hecho la oposición convocó a violentas movilizaciones y acoso a las autoridades que terminaron con un golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales.

En las elecciones estaba en juego dos modelos de país, uno, el presentado por el MAS, que es la continuidad de su modelo de capitalismo andino amazónico o, como otros prefieren llamarlo, socialismo comunitario, que le dio estabilidad política y económica al país por 14 años. En el otro extremo están los otros candidatos que llegaron al gobierno repitiendo como su principal argumento la necesidad de evitar el retorno del MAS al poder, intentando a la vez, ocultar sus ideas político económicas ligadas al modelo neoliberal.

Sin fraude

La victoria de Arce fue saludada por Añez y reconocida por Mesa, el candidato que obtuvo el segundo lugar en la votación, y también por personajes como Jorge Quiroga, uno de los líderes de la llamada “revolución de pititas”, como el golpe de Estado de 2019 fue llamado.

Sólo en Santa Cruz el Cómite Cívico de ese departamento se niega a aceptar la derrota de los candidatos opositores al MAS, aunque según el periódico El Deber “su base de trabajo, menos del 1% de las actas, debilita sus denuncias”.

Entretanto representantes de las Organización de Naciones Unidas (ONU), de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) descartaron ayer, por separado, la existencia de fraude en las elecciones generales del domingo 18 de octubre y destacaron la transparencia e independencia del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Hemos seguido este proceso desde enero con los colegas, somos 31, y nosotros no identificamos ni vemos fraude en ninguno de los procesos que se han llevado (en la jornada de votación), tampoco en el actual cómputo”, dijo a radio Panamericana el asesor electoral para Bolivia del sistema de la ONU, Luis Martínez.

 

Atrás