Jeanine Añez

Al final Añez promulgó la ley que fija el 6 de septiembre como día de votación

Publicado el: 22 junio, 2020 4 min.    + -   

Al final, Jeanine Añez promulgó la ley que fija la realización de elecciones generales el 6 de septiempre. Añez, agobiada por los escándalos de corrupción de su gobierno, había sido acusada de “prorroguista” por negarse a firmar la ley ya aprobada por el congreso.

“Voy a promulgar la Ley convocando a elecciones el 6 de septiembre”, dijo Añez después de una reunión con el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, con quien analizó los estudios del Gobierno sobre los riesgos que conlleva la realización de elecciones en plena pandemia.

“La Asamblea Legislativa, controlada por el MAS, ha aprobado la ley para elecciones el 6 de septiembre. He recibido presiones del MAS, de Carlos Mesa y otros políticos para ir a elecciones”, escribió Añez.

El anuncio fue realizado después que el MAS y Comunidad Ciudadana, organizaciones políticas que según proyecciones ocuparán los primeros lugares de la votación, pidieron la promulgación de la ley. Una posición similar fue adoptada por la Central Obrera Boliviana (COB) y la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia.

“Pero en este tema de riesgo, quiero pedir al señor Evo Morales, Luis Arce Catacora y Carlos Mesa, que asuman con valentía la responsabilidad que tienen al haber exigido con tanta insistencia para que hagamos elecciones en plena pandemia”, insistió Añez.

 

Antecedentes

Los comicios generales debieron realizarse el pasado 3 de mayo, sin embargo, la votación fue suspendida por la pandemia del coronavirus. A fines de abril, la Asamblea Legislativa, controlada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), aprobó la Ley 1297 de Postergación de las Elecciones Generales 2020, que acortaba ese plazo, es decir, definió que el proceso se realice en 90 días, computables desde el 3 de mayo, es decir el 2 de agosto, aunque Añez rechazó esa norma, pues no se ajustaba a la propuesta del TSE.

Un acuerdo de partidos políticos y el TSE fijó el 6 de septiembre como nueva fecha de votación. Añez intentó vetar su promulgación.

En su intento por frenar la realización de elecciones, con un tono que los patrones utilizaban para dirigirse a sus empleados, la semana pasada Añez envió una carta a la presidenta del Senado, Eva Copa, pidiéndole un informe científico que avale el 6 de septiembre como un día idóneo para la realización de elecciones.

“Es previsible que los eventos masivos en esas fechas (como una elección y una campaña), se conviertan en un riesgo real y muy grande para la salud y la vida de los bolivianos. ¿Lo comprende?”, dice la carta de Añez.

La respuesta de Copa estuvo cargada de ironía. “Es comprensible que usted y otros líderes políticos no quieran elecciones porque llegaron al poder sin que el pueblo los haya elegido y ahí pretenden quedarse sin pasar por las urnas. Le recuerdo que de no ser por la renuncia forzada y bajo presión del Presidente Constitucional, usted no estaría ocupando la silla presidencial”, dice el primer punto de la carta de Copa.

“Su única misión era convocar a elecciones, ¿Lo comprende?”, dice la carta de Copa recordándole a Añez su rol de gobierno transitorio.

“Al parecer cambiaron de opinión como cuando entró con la Biblia en la mano a Palacio de Gobierno y dijo que sólo llamarla a elecciones. ¿Sabe que mentir es un pecado? Así que le pido que sea honesta y que no tergiverse los hechos”, le reprochó Copa.

En ese contexto sectores sociales amenazaron con iniciar movilizaciones para recuperar la democracia y ante esa amenaza la norma fue promulgada.

Atrás