El número real de infecciones ya puede haber alcanzado varias decenas de millones

COVID-19: en promedio, solo el 6% de las infecciones son detectadas

Publicado el: 8 abril, 2020 4 min.    + -   

Stuttgart.- La información acerca la cantidad de casos confirmados de la nueva enfermedad provocada por el coronavirus COVID-19, emitida oficialmente por países y difundida por los medios de comunicación, subestima dramáticamente la verdadera cantidad de infecciones, según un informe de la Universidad de Gottingen, Alemania.

Según un informe elaborado por Christian Bommer y Sebastian Vollmer, al 31 de marzo de 2020 las tasas de letalidad reportadas en los países actualmente más afectados por la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19) variaron de 11.7% en Italia a 1.1% en Alemania (una relación de 10.6), lo que es considerado como una muestra de grandes diferencias en la calidad de los registros de casos de los países. “En particular —dice el informe—, las tasas de mortalidad de casos (confirmadas) solo pueden ser un indicador muy pobre de la verdadera tasa de mortalidad por infección, si una gran cantidad de infecciones no se detectan”. Aunque, aun así, los encargados de las políticas públicas dependen de esos datos para planificar las respuestas a la pandemia.

El informe dice que los investigadores trataron las tasas de mortalidad por infección, informadas como punto de referencia para otros países, y así calcularon las tasas de mortalidad por infección para los 40 países más afectados utilizando datos de la población de las Naciones Unidas para corregir las diferencias en las distribuciones de edad.

Según ese estudio, el tiempo promedio desde el inicio de los síntomas hasta la muerte es de aproximadamente 18 días. “Si asumimos de manera conservadora que las personas se someten a pruebas cuatro días después del inicio de los síntomas y si los países lograron rastrear la mayoría de las infecciones, dividiendo el número acumulado de muertes el 31 de marzo por el número acumulado de casos confirmados antes del 17 de marzo debería arrojar tasas de letalidad similares a las tasas de letalidad por infección reportadas. Sin embargo, este generalmente no es el caso. En cambio, en todos los países, el número de casos confirmados para el 17 de marzo fue sustancialmente menor de lo que habría sido esperado dado el número total de muertes reportadas dos semanas después”, dice el documento.

Bommer & Vollmer (2020) COVID-19 detection April 2nd

Los investigadores aseguran que “la tasa de detección promedio es de alrededor del seis por ciento, lo que hace que el número de casos que se informa en las noticias diariamente no tenga sentido. Para estimar el número real de infecciones el 31 de marzo, suponemos por simplicidad que las tasas de detección son constantes a lo largo del tiempo”.

En el documento se asegura que en una pandemia es cada vez más difícil detectar todos los casos, a pesar de los enormes esfuerzos para aumentar la capacidad de prueba. Los países que comenzaron con una tasa de detección muy baja como Turquía o incluso Estados Unidos podrían ser una excepción a esto. “Calculamos el número estimado de infecciones el 31 de marzo dividiendo el número de casos confirmados el 31 de marzo por la tasa de detección. Si bien los datos de Johns Hopkins reportan menos de un millón de casos confirmados a nivel mundial en el momento en que se escribe esta correspondencia, estimamos que el número de infecciones es de unas pocas decenas de millones”, agregan.

El documento dice que para poner fin a las restricciones actuales de viaje y las medidas de distanciamiento social no solo se requerirá una fuerte reducción en la transmisión de nuevos casos, sino también mejoras importantes en la de los países para detectar nuevas infecciones y luego adoptar medidas adecuadas para aislar a los pacientes infectados y localizar posibles personas de contacto. En otro caso, el virus podría permanecer sin ser detectado por un período prolongado de tiempo y es probable que un nuevo brote sea solo cuestión de tiempo.

Atrás