El Día Internacional de la Mujer: fecha de reflexionar sobre la  violencia de género

Lucía Berbeo

Publicado el: 8 marzo, 2020 5 min.    + -   

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es una fecha para reflexionar en Venezuela, sobre los logros, aciertos, desaciertos, avances, luchas por la igualdad de género, condenar el machismo y reivindicar que hombres y mujeres obtengan los mismos derechos y libertades, como lo establece la Ley Orgánica Sobre el Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en su objeto de “garantizar y promover el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, creando condiciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos, impulsando cambios en los patrones socioculturales que sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres, para favorecer la construcción de una sociedad justa democrática, participativa, paritaria y protagónica”.

Su conmemoración se produce luego de la tragedia ocurrida en 1908, donde más de 100 trabajadoras murieron quemadas en la fábrica Cotton Textile Factory, en Washington Square, Nueva York, por solicitar la reducción del horario de trabajo, salarios justos, suceso que tuvo efectos y que sirvió de referencia, pues marcó un precedente.

Ante su importancia, se entrevistó a la experta en materia de género, y defensora de los derechos humanos, Judith López Guevara, quien manifestó que la fecha es propicia para destacar, que “las mujeres hemos emprendido una larga lucha por nuestros derechos, un ejemplo está en la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, redactada en 1791 por Olympe de Gouges, quien combatió por la igualdad, contra la esclavitud y a favor de los derechos de las mujeres, de una fuerte convicción revolucionaria para la época, fue guillotinada en noviembre de 1793 en París, tras la purga que siguió a la Revolución Francesa.

Su hijo renegó de ella públicamente por miedo a ser detenido, Francia y el mundo la han enterrado durante más de 250 años. Abogó por la supresión del matrimonio y la instauración del divorcio, por el reconocimiento de los niños nacidos fuera del matrimonio, y propuso un contrato anual renovable a firmar por los cónyuges, su nombre se reivindica en estos tiempos de luchas feministas.

En el marco de la entrevista López Guevara, reconoció “no basta decir que somos feministas y defensoras de los derechos por la igualdad de género si nuestras prácticas dicen lo contrario, si no somos capaces de sentir lo que le pasa a la otra y no somos solidarias antes las dificultades, cuando nos encerramos en cuatro paredes de una oficina o nos dejamos llevar de la burocracia y comenzamos a actuar como burócratas, sin evaluar ni medir los resultados y los avances de las políticas de género”.

La también economista, indicó que “las revolucionarias tenemos el compromiso de mantener este proceso y seguir avanzando hacia el Estado Comunal, hemos luchado durante décadas para que estos logros y avances en materia de género fueran posibles, muchas de nosotras ya no están, dieron su vida por lograr un mundo mejor, con equidad, respeto, nos toca a las que quedamos seguir adelante hasta lograr la transformación de esta sociedad capitalista, que divide al hombre y a la mujer, que nos explota y nos convierte en mercancías. Somos un poco más de la mitad de la población mundial, debemos lograr la organización de todas por un objetivo común erradicar la violencia”.

Rememoró un estudio realizado por la CAF, que expresa que a pesar de los avances significativos en la lucha por la equidad de género, a pesar de ello hoy en día las mujeres siguen sin tener las mismas oportunidades educativas, laborales que los hombres, y permanecen en roles familiares tradicionales en mayor medida que en las economías avanzadas, otro flagelo muy grave es el feminicidio, el cual viene galopando a pasos agigantados en el mundo y Venezuela no escapa de ello a pesar de todos los avances jurídicos que existen hasta ahora.

Por otro lado indicó López Guevara, que “no basta con cambiarle el nombre a algo y ponerle socialista y decir que ya hicimos el trabajo, si las relaciones sociales de producción no cambian, son los hechos los que determinan tu comportamiento te podría decir por ejemplo que muchas mujeres han cesado su relación laboral con el Instituto Nacional de la Mujer –INAMUJER- desde hace más de un año y sus prestaciones sociales no han sido canceladas, esto es una violación a sus derechos, porque la Ley Orgánica del Trabajo creada en este proceso revolucionario da prioridad, como nos enseñara el comandante y líder revolucionario, Hugo Chávez, en su valioso y claro Golpe de Timón, por ello ser revolucionario no se decreta, como tampoco es ir vestido de rojo, es tu comportamiento quien te determina”.

En cuanto a los procesos socialistas llevados a cabo a escala internacional, “hay saltos, todas las revoluciones en cualquier campo significan lo nuevo, pero hace rato sabemos que no, es que de repente se hace la luz y todo lo que había antes era oscuridad, atrás existe una vivencia de lucha, militancia y disciplina, algunos ausentes y los presentes pasados de más de 50 años. Al contrario, como lo decía Mao en los años 30 y 40 para la Revolución China, la llama de la Revolución la crean y la mantienen viva los jóvenes, los adultos y los mayores de la tercera edad, luchadores y luchadoras, actuando y aprendiendo juntos”, reconoció López Guevara.

Atrás