Irlanda: Antigua insurgencia armada izquierdista empató el primer lugar

Isaac Bigio

Publicado el: 9 febrero, 2020 9 min.    + -   

En los comicios generales del sábado 8 de febrero se ha producido por primera vez en la historia un triple empate entre el derechista Fine Gael, el centrista Fianna Fáil y el izquierdista Sinn Féin. Estos 3 partidos han sacado cada uno un poco más del 22% de los votos y ninguno de ellos está en la capacidad de formar por sí solo un gobierno estable. Esto, y el avance de los antiguos promotores de levantamientos armados anti-británicos del Sinn Féin, es algo que va a generar un gran sismo en toda la isla irlandesa y también en el Reino Unido.

El Sinn Féin ha casi duplicado su votación con respecto a las pasadas elecciones generales del 2016 y ha roto el tradicional bipartidismo que ha regido a Irlanda en su último siglo el cual se ha basado en la alternancia en la jefatura del gobierno entre lo que hoy son los liberales del Fianna Fáil y los conservadores del Fianna Fáil. Por primera vez estas dos fuerzas que siempre han mantenido un duopolio en el poder han quedado sumadas por debajo del 45% de los votos.

INSURRECCIÓN ANTI-BRITÁNICA DE 1916

Sinn Féin se fundó en 1905 propiciando que Irlanda, que entonces conformaba parte del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, rompa con la monarquía británica y se proclame como una república independiente. En abril 1916, a la mitad de la I Guerra Mundial, Sinn Féin organizó la gran insurrección pro-independencia que los británicos respondieron ferozmente. En esa guerra murieron unas 500 personas, gran parte de ellos civiles, y hubieron miles de heridos, detenidos y deportados, además de 14 líderes nacionalistas irlandesas ejecutados por tropas de la corona.

32 meses después se dieron las elecciones generales del Reino Unido del 14 de diciembre de 1918 en las cuales el Sinn Féin ganó 71 de los 105 miembros al parlamento británico por parte de la isla de Irlanda. Estos parlamentarios electos, en vez de ir a sentarse a la cámara de los comunes en Londres, decidieron ir a Dublín a proclamar un parlamento independiente. De todos los 32 condados que conforman históricamente a la isla irlandesa en todos los 26 donde ganó el Sinn Féin se terminaría por dar paso a un nuevo Estado Libre Irlandés y en todos los 6 condados del noreste donde los unionistas ganaron los comicios se formaría una nueva entidad (Irlanda del Norte), la cual desde hace casi un siglo se separó del resto de la isla para quedarse en el Reino Unido.

El Sinn Féin iría perdiendo peso a medida que el ala liderada por su figura histórica, Éamon de Valera, llegase a un acuerdo con los británicos y diera paso a un gobierno “moderado” y a un nuevo partido que luego se fusionará con otras fuerzas para crear el liberal Fianna Fáil.

LA INSURGENCIA ANTI-BRITÁNICA EN IRLANDA DEL NORTE

En 1969 se iniciaron los levantamientos urbanos que generaron la guerra interna en Irlanda del Norte. Los sectores más hostiles a la presencia británica en dicha región se agruparon bajo la bandera del partido Sinn Féin y del brazo militar Ejército Republicano Irlandés (IRA). En dicho conflicto que duró 3 décadas se estima que hubo unas 50,000 bajas, de los cuales unos 3,500 fueron muertos.

Los británicos se vieron obligados a negociar con el IRA, el cual lideró la mayor insurgencia armada que haya tenido cualquier potencia occidental en la postguerra mundial y que no fue derrotado militarmente. Los operativos del IRA que se dieron en la isla gran británica llegaron a destruir varios edificios financieros de Londres y casi terminan por asesinar a la primera ministra conservadora Margaret Thatcher.

En las pascuas de 1998 se firmó en Belfast un acuerdo de paz en los cuales se restableció una asamblea ay un gobierno autónomo para Irlanda del Norte en el cual deberían estar siempre los campos unionistas, protestante y monárquico y el nacionalista, católico y republicano. Sinn Féin fue plenamente legalizado y desde entonces ha tenido varios ministros en el gabinete de Irlanda del Norte, incluyendo varias veces al vice primer ministro de dicha región. Según ese acuerdo los ciudadanos de Irlanda del Norte podrían aplicar al pasaporte irlandés o al británico y se garantiza el libre tránsito de personas y productos y la ausencia de cualquiera clase de control en la frontera entre las dos Irlandas.

SINN FÉIN

Hoy el Sinn Féin se ha consolidado como la primera fuerza a nivel de las dos Irlandas pues tiene el respaldo electoral de entre la cuarta y quinta parte de los votos tanto en la república de Irlanda como en Irlanda del Norte. En ambas partes de dicha isla empató el primer puesto y en Belfast tienen la alcaldía.

Sinn Féin maNtiene su tradicional abstencionismo y todos los parlamentarios que logra elegir en Irlanda del Norte para la cámara de los comunes nunca se posesionan aduciendo que con ello rechazan la “anexión británica”. Si los 7 parlamentarios del Sinn Féin en el anterior parlamento británico del 2017-19 hubiesen estado allí presentes los gobiernos de Theresa May o Boris Johnson y sus respectivos planes de Brexit se hubiesen desplomado, mientras que el izquierdista Jeremy Corbyn hubiese llegado al premierato.

A pesar que Sinn Féin es parte de la Izquierda Unida Europea donde están los socialistas radicales y comunistas del resto del continente, éste no quiso llevar a Corbyn al poder ni parar el Brexit desde Londres pues su meta máxima es lograr que Irlanda del Norte se separe del Reino Unido y se incorpore a la República de Irlanda.

El plan de Brexit fe Johnson les ha beneficiado mucho. Por un lado ha hecho que el 56% de los habitantes de Irlanda del Norte que votaron por mantenerse en la Unión Europea en el referéndum del 2016 ahora vean como una posibilidad el regresar a dicho bloque continental a través de un camino como el que tuvo Alemania oriental hace 3 décadas (reunificando con la república de su misma nacionalidad que conforma la UE y la eurozona). De otras parte, ha creado un cisma entre el mayor partido unionista (DUP) y los conservadores pues los partidarios del Brexit en Irlanda del Norte se opone al control de productos y tarifas entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

REFERÉNDUM

El avance del Sinn Féin, quien ha crecido prometiendo un plebiscito para la reunificación de la isla, va a incrementar las posibilidades que esto último ocurra.

El partido que proporcionalmente más ha crecido en las elecciones irlandesas son los verdes que han bordeado el 8% de los votos triplicando su anterior votación. Los verdes en las dos Irlandas piden la reunificación de la isla así como los verdes de Escocia piden la independencia de dicho país.

En caso de darse un referéndum (algo que contempla el acuerdo de paz de 1998) el Sinn Féin ha de demandar que se vote en las dos Irlandas. En dicho caso la opción de la reunificación podría ganar abrumadoramente en la república donde residen dos de cada tres personas que habitan la isla. Sin embargo, Londres solo aceptaría que Irlanda del Norte se retire del Reino Unido si es que allí ganase también el sí a la reunificación.

Por el momento en esta última región hay una leve mayoría protestante que es leal a la corona británica, pero las cosas van cambiando. Un efecto de ello es el gran crecimiento del centrista y liberal Partido de la Alianza de Irlanda del Norte, el cual proviene históricamente del unionismo pero es una fuerza pro-europea y que busca la unidad entre las comunidades protestante y católica. Dicho partido viene de ganar uno de los tres euro-parlamentarios y uno de los dieciocho parlamentarios de Irlanda del Norte.

En las elecciones generales británicas del 12 de diciembre pasado por primera vez en casi un siglo de existencia de Irlanda del Norte los unionistas perdieron ante los nacionalistas. En éstas también Nigel Dodds, el jefe de la bancada del DUP, fue removido de su curul por John Finucane, el actual alcalde de Belfast que pertenece al Sinn Féin.

FUTURO GOBIERNO

Los 3 grandes partidos que han empatado en el primer puesto en los comicios irlandeses, así como el nombre del parlamento y del primer ministro son en la lengua nativa gaélica, la cual aún perdura aunque casi todos los irlandeses hablan inglés como su primer idioma.

Estos 3 partidos están afiliados a los distintos bloques en el parlamento europeo. Fine Gael es la sección del derechista Partido Popular Europeo (en el cual están desde el Partido Popular de España hasta los socialcristianos como los de la canciller alemana Angela Merkel), Fianna Fáil de la centrista Alianza de Liberales y Demócratas Europeos (dónde están los demo-liberales británicos y otras fuerzas “moderadas” del continente) y Sinn Féin de la Izquierda Unida Europea.

El triple empate ha puesto en duda la continuidad en el poder de Leo Varadkar, el primer ministro derechista de Irlanda quien se vanagloria de los éxitos económicos de su república y de haber garantizado un Brexit manteniendo el libre tránsito de bienes y personas entre las dos Irlandas.

Dada la correlación de fuerzas posiblemente Micheál Martin esté en mejores condiciones de encabezar un nuevo gobierno, pues Varadkar se niega a cualquier pacto con Sinn Féin.

Desde hace casi un siglo todos los jefes de gobierno de Irlanda han pertenecido siempre o al conservador Fine Gael o a lo que hoy es el liberal Fianna Fáil, mientras que el actual y anti británico Sinn Féin siempre estuvo relegado sacando en su mejor caso un sexto de los votos y la mitad del caudal electoral de la primera fuerza.

Sinn Féin se ha convertido en el gran dirimente e incluso podría acabar conformando alguna forma de pacto con los liberales del Fianna Fáil, aunque una demanda central que exigiría para ello es que se dé paso y pronto a un referéndum para la reunificación de la isla.

Boris Johnson es un político muy astuto que ha logrado capitalizar el nacionalismo inglés que se resiente del bloque europeo, pero eso ha abierto, como contraparte, el crecimiento de los sentimientos opuestos al Reino Unido tanto en las dos Irlandas como en Escocia.

Isaac Bigio

Isaac Bigio es un analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha estado investigando y enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales. Ha llevado cursos y seminarios en el Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Es una de los analistas que habla castellano o portugués con mayor conocimiento de las guerras en Afganistán, el Medio Oriente o los Balcanes. Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. Es columnista regular de El Comercio (Perú y Ecuador), La Patria (Bolivia), El Panamá América, Noticias (Reino Unido), La Opinión (EEUU) y otros diarios y decanos. Colabora con la BBC, CNI, Canal N, Radio Progreso y diversas emisoras de radio y TV. Sus escritos son difundidos por medios afiliados al ALAI, Adital, al Grupo de Diarios de América y otras redes de prensa. Diversos diarios electrónicos le han creado páginas web entre ellos Notionline, informativos.net, altopilar.com, analítica.com, Gran Valparaíso y El Ojo Crítico Digital.
En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo).
Isaac Bigio se encuentra escribiendo un libro sobre la revolución boliviana de 1952.

Atrás