Bolivia irá a las urnas en máximo 120 días, después de emitida la convocatoria a comicios por nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral

Fue aprobada la ley excepcional para la realización de elecciones

Publicado el: 24 noviembre, 2019 5 min.    + -   

La Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales, promulgada el domingo por la presidenta Jeanine Áñez abre paso para que Bolivia asista a las urnas en máximo 120 días, después de emitida la convocatoria a comicios por nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La ley en sus disposiciones generales afirma que su objeto es establecer un régimen excepcional y transitorio para la designación de vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Tribunales Electorales Departamentales (TED) y la realización de las elecciones generales 2020.

La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) realizará un nuevo proceso de elección de vocales del TSE, en un máximo de hasta 20 días calendario desde la aprobación del reglamento que será elaborado por la Cámara de Diputados, establece el artículo quinto de esa norma.

Según la nueva ley para la elección de vocales de los TED, las asambleas legislativas departamentales realizarán un nuevo proceso de la selección de ternas para la elección.

La ley instituye que los nuevos vocales dentro de los dos días calendario siguientes a su posesión deberán emitir la convocatoria para las elecciones generales 2020, las que deberán realizarse en un plazo máximo de 120 días calendario.

De igual manera en la norma se establece que el TSE abrirá la inscripción de nuevos votantes o actualización de datos por un período excepcional de siete días calendario.

“El Tribunal Supremo Electoral, a través del Sereci, realizará las tareas de saneamiento del Padrón Electoral para las elecciones generales 2020”, señala el artículo 14 en el parágrafo primero.

En relación a la participación en los comicios la norma dice que podrán participar todas las organizaciones políticas de alcance nacional con registro vigente a su promulgación.

“Los partidos políticos, las agrupaciones ciudadanas y las organizaciones de las naciones y pueblos indígena originario campesinos con personalidad jurídica y registro vigente a la promulgación de la presente ley, podrán registrar alianzas”, afirma el artículo 14, parágrafo segundo.

En cuanto a la difusión de propaganda electoral y estudios de opinión en materia electoral, serán reguladas por el TSE.

Sobre el cómputo se establece que se deberá realizar en un plazo máximo de siete días calendario luego de efectuada la votación.

En caso de la repetición de votación se ampliará el plazo a catorce 14 días calendario después de culminada la votación.

En caso de presentarse una segunda vuelta, la ley prevé que debe efectuarse en un plazo de 45 días tras conocerse los resultados.

“Una vez proclamada la Presidenta o Presidente del Estado y Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado, el Órgano Electoral entregará las credenciales a las autoridades electas en un plazo de cinco días calendario posterior a la proclamación”, señala el documento.

Además, luego de la entrega de las credenciales las autoridades deben ser posesionadas en sus cargos en un plazo máximo de quince días calendario.

Ley promulgada

La presidenta Jeanine Áñez promulgó el domingo la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales, ocasión en la que destacó que esa norma surgió de la lucha de los bolivianos en las calles cansados de la “impunidad” que se vivía en el anterior Gobierno.

“La ley que acabamos de promulgar es la ley que los bolivianos queremos y por esa ley hemos salido a las calles plazas y rotondas para expresar pacíficamente nuestra decisión de repudio a la forma en la que el Gobierno anterior intentó manipular la voluntad de todos nosotros, por tanto, un fraude escandaloso”, dijo en un acto realizado en Palacio Quemado.

La ley consta de 24 artículos y 5 disposiciones finales

Áñez resaltó que una de las metas que puso su Gobierno está cumplida, es decir, presentar una norma a los bolivianos para que en el menor tiempo posible se efectúen nuevos comicios; sin embargo, admitió que no fue fácil porque se tuvo que construir consensos para que la ley sea aprobada por unanimidad.

La mandataria agradeció a los legisladores de las fuerzas políticas que forman la Asamblea Legislativa quienes condujeron el proceso hacia un nuevo pacto social y la construcción de una verdadera democracia.

“Esta ley no ha sido negociada por un grupo de políticos que protegen sus intereses, es el resultado de la valiente decisión de los bolivianos que hemos salido a las plazas con pititas y coraje para decir basta a la impunidad y a la violencia”, precisó.

La jefa de Estado enfatizó que su Gobierno no negociará la lucha de los bolivianos porque tiene el mandato para organizar unas elecciones limpias, justas y transparentes.

Pidió a todos los bolivianos que acompañen ese proceso que conducirá a la elección de vocales probos, los que llevarán a la población a las urnas y, además demandó a la comunidad internacional que sea garante de los pasos que se tomarán de manera inmediata para que Bolivia elija a sus nuevos mandatarios.

“La ley establece plazos que corren a partir de hoy para elegir un nuevo tribunal electoral, este tribunal electoral no será resultado de maquinaciones oscuras como lo hizo el Gobierno del expresidente Evo Morales, este tribunal debe ser integrado por los mejores hombres y mujeres del país”, afirmó.

La Asamblea Legislativa Plurinacional realizará un nuevo proceso de elección de vocales del Tribunal Supremo Electoral, en un plazo máximo de hasta veinte días calendario desde la aprobación del reglamento.

Los nuevos vocales dentro de los dos días calendario siguientes a su posesión, deberán emitir la convocatoria para las elecciones generales 2020.

Atrás