Al menos 29 muertos en la gestión de Jeanine Áñez

Gasolina de sangre: Masacre en El Alto

Publicado el: 19 noviembre, 2019 4 min.    + -   

Seis personas muertas y más de 30 heridas es el resultado preliminar del operativo militar/policial efectuado este martes para resguardar un convoy de cisternas que transportaba gasolina para la ciudad de La Paz. La Defensoría del Pueblo dijo que se trató de “asesinatos” que “botaron al suelo” las posibilidades de diálogo con sectores sociales que piden la renuncia del gobierno de facto presidido por Jeanine Áñez, el retorno del presidente Evo Morales, la anulación de un Decreto que otorga “licencia para matar” a las FFAA, y la liberación de centenares de personas.

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó que al menos tres personas fueron “asesinadas” por las fuerzas uniformadas que se abrieron paso por la fuerza hacia la zona de Senkata, en la ciudad de El Alto. Según el reporte, se verificó la muerte de Deybi Posto Cusi, de 31 años; Edwin Jamachi Paniagua, y un tercer fallecido aún no identificado.

El médico encargado de un centro de salud cercano a Senkata, informó que la cifra de fallecidos sería de seis personas debido a que varios heridos sufrieron descompensaciones que los llevaron a la muerte. El galeno solicitó la dotación de gazas y pinzas para seguir atendiendo a las más de 30 personas que resultaron heridas tras la intervención militar y policial.

Entre los heridos están Vladimir Huarachi Flores, Kevin Denis Camino, Abraham Julio Quispe Oruña, Claudio Belmonte Barreto, Freddy Mamani Mamani, Genaro Mamani Coria, Henry Colque Villanueva, Ricardo Susano Capajeño, Alejandro Coaquira Cuentas, Yosimar Choque Flores, Diego Armando Quispe Quisberth, Edwin M. Sullacani, Efrain Ramírez Ari, Rubén Chambi Flores, Betzabé Flores, Flores, Yerco Bautista Llampa, Clemente Mamani Santander, Martín Mollo Mollo, Jesús Calla Cusi, Ema Quispe Choque, Miguel Ángel Rosani, Reynaldo Carlo Aspi.

Con la cantidad de decesos de este martes, la cifra total de fallecidos en la gestión del gobierno de facto de Jeanine Áñez alcanza a 29 personas (23 de ellas muertas hasta el lunes, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH).

La violencia ocurrida en la ciudad de El Alto sucede tras la aprobación del Decreto número 4078, aprobado por Áñez y su gabinete, que establece que “el personal de las Fuerzas Armadas, que participe en los operativos para el restablecimiento del orden y estabilidad pública, estará exento de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales, actúen en legítima defensa o Estado de necesidad (…)”.

Esta norma, considerada por los sectores sociales como una “licencia para matar”, fue cuestionada por la Central Obrera Boliviana (COB) y por la Defensora del Pueblo quien envió al Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra el Decreto que otorga inmunidad a los militares.

Por su lado, el nombrado ministro de Defensa informó que el operativo militar policial sucedió debido a las acciones de “hordas de vándalos” que reciben alcohol, coca y dinero dinamitar las paredes de la Planta de combustibles de Senkata con el fin de robar garrafas de Gas Licuado de Petróleo (GLP). La autoridad dijo que del Ejército  “no salió ni un solo proyectil” y que el Gobierno va a utilizar “lo que deba utilizar” para custodiar la factoría de combustibles.

Sin embargo, un video difundido por la Agencia de Noticias Fides, mediante Facebook, mostró que grupos de los sectores movilizados derrumbaron con sus propias manos una de las paredes de la Planta de Senkata sin necesidad de usar explosivos.

Atrás