Featured Video Play Icon

Moscú considerará a Añez como la persona que dirija Bolivia; las acciones previas al cambio de poder "equivalen a un golpe de Estado"

Putín: No hay poder en Bolivia

Publicado el: 14 noviembre, 2019 2 min.    + -   

El presidente ruso, Vladimir Putin dijo hoy que “no hay poder en Bolivia”, al ser consultado sobre la situación del país durante la rueda de prensa en la cumbre de los BRICS que se realiza en Brasilia.

El mandatario ruso agregó que la situación boliviana le recuerda a Libia, porque “no hay una intervención armada desde desde fuera, pero el país está al borde de un caos”.

“Confiamos en que, sea quien sea el que llegue al poder en Bolivia, se mantenga el interés por desarrollar las relaciones con Rusia”, dijo el líder ruso según los traductores del sitio Sputnik.

El mandatario agregó que la injerencia externa “siempre se produce donde hay problemas internos”. “Aquí en América Latina todo cambia muy rápido y confiamos en que al final triunfe el sentido común y la comprensión de los intereses de la población, y que la responsabilidad por la situación de los ciudadanos prevalezca sobre las ambiciones personales, políticas o partidistas”, agregó Putin.

Equivalen a un golpe de Estado

En Moscú la portavoz de la Cancillería rusa dijo que su país “interpreta los acontecimientos que precedieron al cambio de poder en Bolivia como acciones que equivalen a un golpe de Estado”.

“Evaluamos lo que está pasando en Bolivia como una situación que requiere la celebración de nuevas elecciones, y solo después se podrá hablar de un poder legítimo“, afirmó Zajárova ante la prensa.

Sin referirse a Añez como presidente sino como a “la señora Añez”, Zajárova agregó que su país la considerará como “la persona que dirija Bolivia hasta que se celebren las elecciones. No se trata de reconocer lo sucedido en Bolivia como un proceso legítimo. Ya dimos a conocer nuestras valoraciones a la comunidad internacional y expresamos preocupación por los hechos en Bolivia”.

Bolivia quedó sumida en una crisis institucional después de que Evo Morales renunció cediendo a las violentas protestas y por petición expresa por parte de la Policía y las Fuerzas Armadas.

Atrás