La única autoridad que por ahora queda es el comandante de las Fuerzas Armadas

Vacío de poder en Bolivia

Publicado el: 10 noviembre, 2019 2 min.    + -   

Las renuncias del presidente Evo Morales, el vicepresidente Alvaro García, el presidente de la Cámara de Diputados, Vìctor Borda, a las que en las últimas horas se sumó la de la presidente del Senado, Adriana Salvatierra, y el primer vicepresidente de la Cámara de Senadores, Rubén Medinaceli, ha dejado a Bolivia en un limbo institucional. Al momento Bolivia no tiene mandatarios.

Según el artículo 169 de la Constitución “en caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la Presidenta o el Presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la Presidente o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días”.

Con las renuncias al momento sólo el comandante de las Fuerzas Armadas es una autoridad legal, debido que hasta la policía está amotinada.

Según el artículo 244 de la Constitución “Las Fuerzas Armadas tienen por misión fundamental defender y conservar la independencia, seguridad y estabilidad del Estado, su honor y la soberanía del país; asegurar el imperio de la Constitución, garantizar la estabilidad del Gobierno legalmente constituido, y participar en el desarrollo integral del país”.

Por decisión de Morales se mantuvo a las Fuerzas Armadas fuera del conflicto, aunque en la tarde de hoy su comandante, Wiliams Kaliman Romero, le sugirió alejarse del poder, lo que aceleró la renuncia del presidente.

Hasta ahora los opositores a Morales insistieron en que su movilización no era un golpe de Estado y el mismo Carlos Mesa  había pedido no regalarle a Morales la excusa de que fue derrocado por un golpe de estado y por eso había insistido en respetar la sucesión constitucional.

La sucesión presidencial será abordada después de que el Congreso se reúna para tratar la renuncia del presidente Morales. En esa instancia, en la actualidad, el MAS todavía tiene una mayoría abrumadora, los que ha motivado a que entre los opositores se esfuercen en pedir mantener las movilizaciones y evitar los festejos por la renuncia del presidente.

 

Atrás