Jura nuevo primer ministro tras disolución de Congreso

Perú con dos presidentes

Publicado el: 1 octubre, 2019 5 min.    + -   

Lima, (Manuel Robles/Prensa Latina).- El ministro de Justicia de Perú, Vicente Zeballos, juró hoy como titular del Consejo de Ministros, en reemplazo de Salvador del Solar, quien renunció tras la disolución del Parlamento por el presidente Martín Vizcarra. Al mismo tiempo, la mayoría neoliberal del Congreso, en ausencia de las bancadas progresistas que respaldan la disolución, y desacatando el decreto que disuelve al Legislativo, suspendió por un año a Vizcarra por diversos cargos alegando ‘incapacidad temporal’ y designó en su reemplazo a la vicepresidenta Mercedes Aráoz.

Sin embargo, el mandatario sigue en funciones y anoche dijo que tiene todo el apoyo social, político y ‘técnico’ para tomar la medida adoptada hoy tras dar por negada de hecho una cuestión de confianza, lo que lo habiltó legalmente para la citada decisión.

La curiosa suspensión fue acordada tras fracasar un proyecto para vacarlo (destituirlo) por ‘incapacidad moral permanente’, pues por el acatamiento de la disolución por parte de las bancadas de izquierda y centro, la propuesta no logró los 87 votos -sobre un total de 130 escaños- necesarios para la medida.

Aráoz, una economista neoliberal que integró el último gobierno del suicidado expresidente Alan García, juró como gobernante paralela con un discurso en el que confirmó su alineamiento con el bloque derechista, en medio de escepticismo general sobre las perspectivas del desacato a la disolución del parlamento.

También acusó a Vizcarra de violar la constitución y dijo que buscará el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Entretanto, integrantes del legislativo disuelto llamaron a las fuerzas armadas a no apoyar a Vizcarra, sin que se haya difundido ningún pronunciamiento de los militares a la invitación a que hagan de árbitros en la confrontación.

La Confederación de Empresarios Privados, de la que Olaechea ha sido presidente, cerró por su parte filas con el desprestigiado parlamento y acusó a Vizcarra de violar la Constitución y generar incertidumbre.

Por el contrario, los progresistas Movimiento Nuevo Perú y Frente Amplio, que reclamaban la disolución del Congreso, saludaron la medida y exigieron por separado un proceso de real democratización en la perspectiva de un proceso constituyente.

La disolución cuenta con gran apoyo popular, reflejado en marchas originalmente convocadas para exigir el cierre del Congreso y convertidas en movilizaciones celebratorias en el centro de Lima y en las ciudades de Arequipa y Trujillo, entre otras.

Militares declaran fidelidad a Vizcarra

El jefe de Estado peruano, Martín Vizcarra, tiende a consolidar su decisión de disolver el parlamento conforme a la constitución, tras recibir el respaldo del alto mando de las fuerzas armadas y de los gobernadores regionales.

La Presidencia de la República difundió una foto de la visita al mandatario de los altos jefes militares y señaló que estos reafirmaron ‘su pleno respaldo al orden constitucional y al presidente como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional’

La gráfica muestra en actitud distendida al mandatario junto al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general César Astudillo, y los comandantes generales del Ejército, general Jorge Celiz; la Fuerza Aérea, general Rodolfo García, y la Marina, almirante Fernando Cedró, así como el titular de la Policía, general José Luis Lavalle.

Un comunicado del Comando Conjunto señaló además que Vizcarra es el presidente constitucional y jefe supremo de las Fuerzas Armadas y la Policía, tras la disolución del Legislativo que motivó marchas de apoyo en Lima y otras ciudades

De otro lado, la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales apoyó a su vez la decisión presidencial y agregaron que Vizcarra la tomó ‘en uso de su prerrogativa constitucional’.

También llamó a la ciudadanía a la calma, ante la coyuntura política generada y a ‘estar vigilantes en defensa del Estado de derecho’, después que la mayoría legislativa neoliberal desacató la disolución, suspendió por un año a Vizcarra, sin poder hacer efectiva la sanción y designó como gobernante paralela a la vicepresidenta Mercedes Aráoz.

El titular de la asamblea de gobernadores, Mesías Guevara, llamó a los congresistas que desacatan la disolución y se mantienen en el palacio legislativo, a ‘asumir su realidad’ y tener en cuenta que solo funcionará la Comisión Permanente del Congreso.

‘La mayoría congresal debería entender que ya no representa al pueblo’, aseguró el Guevara, gobernador de la región norandina de Cajamarca.

De otro lado, la líder del progresista Movimiento Nuevo Perú (NP), Verónika Mendoza, al participar en una marcha de apoyo a la disolución del Congreso, dijo que esta es un primer paso del pueblo hacia la recuperación de sus instituciones y de la democracia.

‘Estamos celebrando esta victoria que nos ha costado organización y movilización sostenidas a lo largo de años’, dijo y advirtió que ‘la mafia política’ (la mayoría legislativa) pretende aferrarse a sus curules.

Llamó a las fuerzas políticas, sociales y ciudadanas, a unirse en un gran bloque para impulsar un proceso de transición democrática y a organizarse para defender ‘esta primera, pequeña pero importante e histórica victoria’.

Atrás