Fotografáis develan posición original de monumentos; Kalasasaya no habría sido un templo plano sino una pirámide escalonada

¿Cómo era Tiwanaku antes de las excavaciones de 1957?

Publicado el: 12 septiembre, 2019 8 min.    + -   

“Las fotografías inéditas demuestran las remociones y modificaciones de sus sitios originales a muchos de los monumentos patrimoniales de Kalasasaya en Tiwanaku durante su restauración”. Las imágenes muestran evidencias que el actual muro reconstruido de Kalasasaya, por delante tenía dos plataformas o escalones que fueron retiradas durante la reconstrucción del monumento, los mismos consistían en muros de piedra y relleno de arcilla con cantos rodados. Las fotografías son el testigo silencioso de modificaciones durante las excavaciones  efectuadas entre 1950 y 1980. Además del retiro de  plataformas,  dos de las principales esculturas que se encuentran dentro del templo de Kalasasaya, la Estela Ponce y la Puerta del Sol, no están actualmente en su posición original.

 

Con el objetivo de fortalecer la memoria cultural del patrimonio arqueológico de Tiwanaku, el Ministerio de Culturas y Turismo, luego de un trabajo de investigación de varios meses, presentóa 56 fotografía inéditas de excavaciones y algunas reconstrucciones entre 1957 a 1978 que evidenciaron remociones y modificaciones de sitios arqueológicos del monumento de Kalasasaya, dice un boletín de esa secretaría de Estado.

Este trabajo lo encabezó el Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT), creado mediante el Decreto Supremo Nº 1004/2011, bajo la tuición de Ministerio de Culturas y Turismo.

El equipo técnico de CIAAAT y el Ministerio de Culturas y Turismo cumplieron con el hallazgo y estudio de fotografías, planos de investigadores y testimonios de excavadores, que se encontraban en la Unidad de Arqueología de Museos. Tras las investigaciones se demostraron algunas modificaciones del monumento de Kalasasaya realizadas entre los 1957 a 1978.

El Centro Espiritual y Político de la Cultura Tiwanaku es patrimonio de la humanidad desde el año 2000 declarado por la Unesco, debido a su valor universal excepcional expresado en la concepción y maestría constructiva de los templos y de la estatuaria monumental. Su unidad reside también en los conocimientos de una sociedad multiétnica, dirigida por líderes políticos y espirituales durante más de 1000 años.

La ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, y el director general ejecutivo del CIAAAT, Julio Condori Amaru, hicieron la presentación de la muestra fotográfica en la Casa del Artista, acto que contó con la participación del alcalde de Tiwanaku, Octavio Quispe Chura, autoridades originarias de esta población, maestros excavadores e invitados especiales.

En la oportunidad la ministra Alanoca destacó esta investigación y consideró como un aporte al trabajo que viene desarrollando el Ministerio de Culturas en la preservación y protección de Tiwanaku.

“Los resultados de las fotografías antiguas, potenciarán información gráfica para la gestión de conservación y protección, y su posterior reinterpretación del significado del monumento de Kalasasaya”, afirmó.

El arqueólogo y director general ejecutivo del CIAAAT fue el encargado de detallar los alcances de las investigaciones y hallazgos.

“Las fotografías inéditas demuestran las remociones y modificaciones de sus sitios originales a muchos de los monumentos patrimoniales de Kalasasaya en Tiwanaku durante su restauración”, afirmó Condori.

El experto manifestó que la cultura Tiwanaku ha llamado la atención a “propios y extraños” desde hace cinco siglos atrás, y desde hace más de 200 años se han realizado excavaciones en el sitio arqueológico.

Precisó que durante los años 1950 a 1980, se ha encarado la mayor cantidad de excavaciones intensivas y extensivas en los principales monumentos de Tiwanaku.

Es así que en el periodo comprendido entre 1957 a 1978 Kalasasaya fue intervenida con excavaciones en los cuatro sectores del monumento y el patio interior. Asimismo, se encaró la reconstrucción de los cuatro muros exteriores y los tres muros al interior de Kalasasaya.

Precisamente en esta exposición se exhiben 56 fotografías referentes al proceso de excavación y reconstrucción de los muros y retiro de las plataformas 1ra y 2da.

Explicó que las imágenes muestran evidencias que el actual muro reconstruido de Kalasasaya, por delante tenía dos plataformas o escalones que fueron retiradas durante la reconstrucción del monumento, los mismos consistían en muros de piedra y relleno de arcilla con cantos rodados, y que las fotografías son el testigo silencioso de las modificaciones efectuadas entre 1950 a 1980.

 Investigación muestra alteraciones 

El correspóndsal de Xinhua, René Quenallata, reportó que según la  investigación oficial  reveló las alteraciones que ha sufrido el monumento de Kalasasaya.

La ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, presentó la exposición titulada “Fotografías antiguas, un recurso para la investigación arqueológica de Tiwanaku-Kalasasaya (1957-1960)-(1974-1978)”, acompañada del arqueólogo Julio Condori, director del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT), quien dijo a Xinhua que se trató de una “minuciosa investigación científica basada en fotografías inéditas y testimonios”.

“(Las fotografías y testimonios) demuestran las remociones y modificaciones de sus sitios originales a muchos de los monumentos patrimoniales de Kalasasaya en Tiwanaku durante el proceso de restauración”, explicó.

En el año 2000, el Centro Espiritual y Político de la Cultura Tiwanaku fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Con este nombramiento, el organismo reconoce su valor universal excepcional expresado, en este caso, en la concepción y maestría constructiva de los templos y de la estatuaria monumental.

Tiwanaku cuenta con enigmáticas ruinas y se ubica en el altiplano boliviano, a unos 70 kilómetros del centro de La Paz y está a casi 4.000 metros de altura en pleno corazón de América del Sur.

El arqueólogo Condori explicó que este trabajo indagó 12.000 imágenes, de las cuales se seleccionaron y estudiaron 56 fotos inéditas.

Kalasasaya, que en lengua aimará significa “piedras paradas”, fue el centro ceremonial de Tiwanaku, el cual es el templo más grande del lugar con 128,66 metros de largo por 119,06 de ancho.

La estructura de este templo es rectangular y está basada en columnas de arenisca y piedras labradas, entre las cuales hay conductos de desagüe de aguas pluviales.

Condori precisó que el proceso de investigación se desarrolló en tres etapas, siendo la primera un proceso de gestión que implicó mirar en todas las bibliotecas y centros de documentación nacionales que resguardan documentos históricos, culturales y patrimoniales.

Luego, tras haber identificado la documentación, se procedió al ordenamiento especializado, es decir, el análisis de “imágenes inéditas de Tiwanaku que estaban archivadas en esta documentación”.

La tercera etapa, según Condori, se trató del sondeo de las excavaciones, cuando surge la hipótesis de que probablemente Kalasasaya en algún momento de su historia fue una pirámide escalonada.

El arqueólogo señaló que hay un registro “muy rico” de cómo era Tiwanaku antes de las excavaciones en el periodo entre 1957 y 1978, y sobre el templo de Kalasasaya cuando fue intervenido en los cuatro sectores del monumento.

Se evidenciaron algunas modificaciones cuando se encaró la reconstrucción de los cuatro muros exteriores y los tres muros al interior de Kalasasaya.

El experto expresó que la investigación ha determinado los cambios en el templo de Kalasasaya y las evidencias que han sido obviadas de las convenciones y cartas internacionales que regulan las restauraciones de los bienes patrimoniales.

APG/JORNADA

 

LA PUERTAS DEL SOL NO ESTABA AHI

«Kalasasaya no era un templo cuadrangular, sino que era una de las primeras pirámides en el periodo de Tiwanaku. Este material gráfico prueba que ha sufrido cambios: la reconstrucción del templo es la idea de alguien, no el dato arqueológico»,  dijo el director del CIAT, en la presentación de las fotografías en la Casa del ALBA Cultural en La Paz.

El templo de Kalasasaya es una de las siete grandes construcciones arquitectónicas que dan forma a la ciudad arqueológica de Tiwanaku, centro de la civilización del mismo nombre que durante unos 2.500 años, desde el 1500 a.C. hasta el 1.000 d.C aproximadamente, prosperó en el altiplano boliviano, reportó la agencia española Efe

Entre 1957 y 1978 el templo fue intervenido con excavaciones en sus cuatro sectores y encaró la reconstrucción de todos sus muros, una etapa que ahora recogen unas fotografías procedentes de la Unidad Nacional de Arqueología.

«En el CIAT tenemos una archivista que ha ido revisando la documentación acumulada y hemos seleccionado 56 fotografías de Kalasasaya, entre más de 12.000, que documentan la existencia de tres plataformas», declaró a Efe Condori.

«Ahora queremos saber si esas construcciones han sido construidas en un solo periodo o en varios», apuntó.

Además del retiro de esas plataformas, las fotografías muestran que dos de las principales esculturas que se encuentran dentro del templo de Kalasasaya, la Estela Ponce y la Puerta del Sol, no están actualmente en su posición original.
La tercera de esas piezas, el monolito Fraile, sí aparece en su ubicación de origen.

Atrás