Ilyushin

Bolivia lucha contra los incendios con todos sus recursos y con ayuda internacional

Publicado el: 9 septiembre, 2019 4 min.    + -   

(ABI).- El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, afirmó el lunes que Bolivia lucha contra los incendios en la Chiquitania con todos sus recursos y con importante apoyo de la ayuda internacional.

“Hay mucho optimismo, tenemos todas las condiciones para poder tener resultados importantes en el transcurso de estos días, así que contamos con todos los medios, con el personal calificado”, puntualizó.

Hasta la anterior semana, el Estado gastó más de 11 millones de dólares para atender los incendios en el oriente boliviano, mientras el Gobierno recibió al menos 2 millones de dólares de la cooperación internacional.

Por el momento más de 6.000 personas, entre soldados, bomberos, policías, funcionarios y voluntarios, continúan con el trabajo de aplacar el incendio con tres comandos de operaciones: Puerto Suárez, Roboré y San Ignacio de Velasco.

“Aquí en San Ignacio de Velasco tenemos el apoyo ahora de voluntarios bomberos, de bomberos forestales que llegan de Europa, de Francia y, por otro lado, tenemos en Concepción también los Cascos Blancos de la Argentina”, subrayó Cabrera.

Entre enero y agosto de 2019 una ola de incendios forestales afectó a varios países de América del Sur debido al calentamiento global, la sequía, el clima seco, las altas temperaturas y también las quemas ilegales.

Bolivia enfrenta los incendios por tierra y aire, con operaciones del avión bombero Supertanker, el más grande del mundo, contratado por el Gobierno; al menos 50 cisternas, al menos 15 helicópteros y otras tantas avionetas, y más de 200 vehículos para el transporte de brigadistas y voluntarios.

Cabrera destacó también la llegada del helicóptero Boeing Ch-47D Chinook, con capacidad para cargar hasta 12.000 litros de agua, que comenzará a operar hoy, lunes; y del avión ruso Ilyushin IL-76, que puede transportar hasta 50.000 litros, para reforzar las tareas de mitigación de los focos de calor.

“Entonces, un trabajo muy importante que se va a desarrollar en el transcurso de estos días. Estamos en la cuarta semana y esperemos tener la coordinación con las autoridades municipales y departamentales”, puntualizó Cabrera.

Avion ruso

El avión ruso Ilyushin, el segundo avión bombero más grande del mundo, llegó el lunes a las 11h00 locales al aeropuerto internacional de Viru Viru, de Santa Cruz, y su tripulación fue recibida personalmente por el presidente Evo Morales en la pista de esa terminal aérea, de donde iniciarán su tarea de mitigar el incendio en la Chiquitania.

El Ilyushin, que tiene una envergadura de 50 metros y tiene una capacidad de 50.000 litros de descarga de agua, fue enviado por el Gobierno de Rusia para sofocar los incendios forestales en la Chiquitania boliviana.

Esa aeronave es la segunda más grande del mundo para sofocar incendios forestales de gran magnitud.

“Hermano cónsul de Rusia quiero que transmita nuestra enorme satisfacción por esta cooperación. Los pilotos, los técnicos vienen dejando la familia y dejando la patria y sus responsabilidades para ayudarnos a Bolivia, eso es ser humano, la ayuda internacional que viene de manera incondicional”, dijo Morales en una conferencia de prensa en esa terminal aérea.

El jefe de Estado explicó que la cooperación rusia realizó un “préstamo” del Ilyushin para aplacar los incendios forestales en la Chiquitania, por lo que “el Estado boliviano sólo correrá con los gastos operativos”.

El Ilyushin tiene una velocidad máxima de 850 kilómetros por hora y 3.650 kilómetros de autonomía y puede aterrizar incluso en pistas de tierra.

Esa aeronave rusa se sumará al Boeing Supertanker, el hidrante más grande del mundo que trabaja hace dos semanas en la Chiquitania contratado por el Gobierno nacional y al helitanker, el helicóptero más grande del mundo, que llegó también en las últimas horas y que ya está haciendo tareas de reconocimiento para iniciar su tarea.

Bolivia enfrenta los incendios por tierra y aire, con operaciones del Supertanker con al menos 50 cisternas, 15 helicópteros y otras tantas avionetas, y más de 200 vehículos para el transporte de brigadistas y voluntarios.

Atrás