En procura de abrir las puertas de la legitimidad...

¿Conseguirán Evo y el MAS esos 800 mil nuevos votos que les faltan para derrotar al 21F?

Rolando Carvajal

Publicado el: 3 septiembre, 2019 6 min.    + -   

Lográndolo en sufragios, el partido en el gobierno se acercará a la meta. Pero no parece posible que en porcentaje consiga -en primera vuelta- ni siquiera aproximarse al 48,7 % que alcanzó en 2014, cuando el MAS había obtenido el 61 % de la votación. ¿Repetirá el 2019, acaso, el 60%? Riesgo: aunque venzan el 20 de octubre el Presidente y sus estrategas, puede que no deslegitimen el 21F.

 

 

 

Evo_García
Movimientos sociales de Bolivia se concentraron la mañana del 27 de julio en Orinoca, en el municipio de Santiago de Andamarca del departamento de Oruro, para proclamar al binomio Evo Morales-Álvaro García Linera rumbo a los comicios del 20 octubre, antes de que los incendios en la amazonia y la chiquitania preocuparan al gobierno. Arriba, el Presidente en Roboré, junto al ministro Juan Ramón Quintana, días atrás. Foto: ABI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 21 de febrero de 2016, cuando la mayoría de los bolivianos le dijo no a la repostulación de Evo Morales (21F), el Movimiento Al Socialismo (MAS) logró  el 48,7%  de 2 millones 546 mil 135 sufragios, sobre algo más de 6.5 millones de electores  habilitados.

Sin embargo, para las elecciones del venidero 20 de octubre, este mismo porcentaje le significará conseguir 3.353.848 millones de votos, de entre los 6.8 millones de votantes habilitados.

Esto representa una diferencia de 807.713 votos nuevos a ganar en las próximas siete semanas. ¿Lo logrará?

Esa es la pregunta que ronda en varios círculos políticos y algunos académicos, en medio de las secuelas activas que dejan los incendios en la chiquitania, y en general de la administración del país en los últimos años, pero también en el panorama electoral reciente, en el que los electores indecisos promedian un 22%.

Más aún, si en estos meses de 2019, de cara a los próximos comicios, diversas encuestas realizadas por diferentes auspiciadores y, ampliamente difundidas por cadenas televisivas y grupos periodísticos, coinciden en reflejar la declinación, con altibajos, permanente del MAS, respecto de un eventual no.

NO AL MAS: DEL 51 AL 44 %

Hace cuatro años, en votos, dentro de una población habilitada de más de 6.5 millones de electores, en 21 febrero de 2016 casi 2.7 millones se pronunciaron por el NO frente a unos 2.5 millones que lo hicieron por el SI, con una diferencia de más de 136 mil votos.

Para 2019 la población habilitada era de unos 6 millones 886 mil electores, de los que tan sólo en cuatro eventos transcurridos entre el 21 de julio y el 12 de agosto se presentaban estos resultados:

EL TRAYECTO DEL NO, EN VOTOS Y PORCENTAJES

Por otra parte, desglosando por partidos que encabezan las cifras de la preferencia ciudadana, el comportamiento general entre los pasados 21 y 31 de julio, y 4 y el 12 de agosto, da el siguiente panorama en porcentaje:

El MAS  pasa del 37% al 38,5 y luego al 35 y 39,1%. Comunidad Ciudadana (CC) va del 26% al 23,6 evoluciona al 27% y decae al 22%. Bolivia Dice No (BDN) crece del 9 al 11,9 % para situarse en 11 y bajar al 9,5%.

Sumados todos los opositores frente al oficialismo, se tendrían los siguientes resultados:

OBJETIVO INMEDIATO VS. RETO ESTRATÉGICO

El “pánico” desatado entre los responsables  oficialistas de campaña, algunos todavía en la zona de operaciones de la chiquitania, no esconde que, con los anteriores resultado citados, estos estrategas consiguen su objetivo de posicionar los siguientes cinco puntos (esos sí, todos eleccionarios: ninguno de carácter plebiscitario, como para derrotar al 21F y todos los cuestionamientos posteriores que probablemente se iniciarán en el país y los organismos internacionales inmediatamente después de asentada la nueva versión del régimen):

El MAS gana.

Triunfa en primera vuelta.

No hay segunda vuelta.

El segundo baja cada vez más.

Si bien el tercero sube, no logra vencer al segundo; menos al partido en el gobierno.

Se observa que en la cuestionada encuesta de ViaCiencia, Ortiz baja rompiendo la ‘tendencia’ que el propio gobierno le había augurado.

Se advierte entonces que si es cierto que los ‘estrategas’ del MAS decidieron triunfar sobre los resultados del 21F (al menos en votos), se entiende que Ortiz ya no puede “subir”.

INDECISOS

Lo que no está en duda, es que, en las próximas semanas, si las tendencias continúan, los candidatos tendrán que asegurar que el 1.666.594 de indecisos que aún no tiene definido su voto, lo haga.

De todas maneras, queda claro que  si el MAS vence en a los resultados del 21F (tanto en votos como en tajada porcentual) se abren puertas a su legitimidad buscada, con lo que también se sobrepondría a “la mentira” y todos sus supuestos resabios. Eso que tanto quiere el actual régimen para reproducirse, y que está por verse. O no.

Si lo hace en porcentaje, se acercará a la meta. Pero no parece posible que logre -en primera vuelta- ni siquiera acercarse al 48,7 % que alcanzó el 21F.

Para lograrlo –y poder superarse siquiera  por un voto– tendría que lograr los números mencionados arriba

¿Es posible que Evo logre 807.713 votos nuevos? Son los estrategas los que deberán responder al líder, que les reclamaría dónde está el 64% del 2009, o  qué  fue del 61%? De 2014, frente a una ostensible baja actual de 20 puntos al menos, sin contar el fraude en el contexto de supremacía del Ejecutivo los demás órganos: electoral y judicial y la mayor parte del legislativo.

En todo caso, es evidente que las condiciones de 2016 eran distintas. En 2014 Evo Morales había logrado el 61 % de la votación.

¿Repetirá –acaso, este 2019, ese 60%?

Los últimos datos de sondeos para la preferencia electoral que reflejarían las y los bolivianos dan cuenta, este último fin  de semana, de entre un 31 y 34% para Evo Morales, 28 y 27%  para Carlos Mesa y un 13% para Oscar Ortiz, de acuerdo con IpsosMori/RTP y  MercadosMuestras/Página Siete.

Encuesta Ipsos: Evo lleva solo tres puntos de ventaja a Mesa en las 10 grandes ciudades de Bolivia

Los indecisos oscilaban del  23 al 18,9 y 21% en sondeos de Página Siete, Los Tiempos y Asuntos Centrales; Poder y Placer; y El Deber, respectivamente.

Estos sondeos subrayan una especie de predisposición a la segunda vuelta o con Mesa ganándole a Morales en el balotaje.

https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/9/1/evo-lidera-preferencia-con-34-mesa-logra-el-27-ortiz-el-13-229389.html

 

ENLACES DEL PRIMER GRÁFICO

Rolando Carvajal

Periodista, historiador. Fue jefe de redacción de periódicos en La Paz y responsable informativo de otros medios. Reporta sobre hidrocarburos, energía, agua, presupuestos y transparencia, e investiga historia prehispánica y colonial.

Atrás