Argentina: El día después

Jorge Luis Ubertalli Ombrelli

Publicado el: 10 agosto, 2019 5 min.    + -   

Ni bien Macri inició su guerra contra los trabajadores, el pueblo y la nación argentina, quien esto escribe sentenció:

‘El macrismo y su banda alimentan la provocación hasta que se encienda la paja de la confrontación civil.  Y si nadie la enciende, serían sus sicarios pagados y entrenados para actuar quienes la encenderían.’ (‘PROvocadores’, Telesur, 15 de enero del 2016)

Mucha agua servida ha pasado bajo los puentes erigidos por el proxeneta local y su pandilla, en la que empresarios, periodistas, funcionarios, jefes militares y de seguridad y otros mercenarios han hecho y siguen haciendo su agosto. Como el que estamos transitando. Agosto de no hace mucho que se llevó puesto a jóvenes, viejos, hombres y mujeres asesinados por las balas del ‘orden’, por el hambre, la desesperación, la bronca retenida en las gargantas y los puños.

Ahora, luego de desatada por el gobierno una guerra de cuatro años que no tuvo bajas de su parte, el macrismo apostaría al todo. La guerra civil estaría entre sus planes- auspiciada por los reaccionarios regionales, por el imperialismo norteamericano y otros que destiñen el rojo de sus banderas en sus negocios estaduales y privados con estos opresores del pueblo y la nación argentina- y los mercenarios de turno se hallarían prestos a encender la chispa. El arranque de carteles de la oposición, la protección policial a los vándalos y otras cosas preanuncian lo que vendría.

El domingo habrá elecciones parciales denominadas PASO, a las cuales el macrismo intentaría manipular y desnaturalizar a través de una empresa engendrada en 1998 en un antro de la reacción: el Estado de Florida, USA.

Aunque sus dirigentes, Antonio Mugica y Alfredo Anzola, son venezolanos, Smartmatic es USAda desde el 2017 para cuestionar la legitimidad de Nicolás Maduro en la Venezuela Bolivariana. En las elecciones del 30 de julio de ese año para la Asamblea Constituyente, la empresa, que fue contratada en Venezuela desde el 2004, denunció a través de sus directivos a la agencia Reuter que los resultados habían sido ‘manipulados’. Ante las denuncias sin pruebas de Startmatic, Maduro respondió, en relación con los ‘opositores’: “Ahora no tienen a nadie en el país que salga a pegar un grito y entonces con las presiones hicieron que un tipo de una empresa que tiene su sede en Londres y sus cuentas en EEUU tratara de manchar el proceso electoral”. (Perfil, 8 de agosto del 2019).  Desde ese año recrudeció la intervención imperialista a este país, hoy saqueado en sus divisas en el exterior, bloqueado y amenazado de intervención por la administración Trump y su asesor John Bolton, secundados por sus compinches locales e internacionales.

Ahora Startmatic, ‘alquilada’ por el macrismo para recontar los votos del domingo, es cuestionada por los contendientes del proxeneta y sus rejuntados por el ‘Cambio’, en cuanto no entregaron a tiempo- 30 días antes de las elecciones, según la ley- el software que utilizará la compañía, que ya fue cuestionada en países como como Filipinas, El Salvador y Uganda. Las elecciones debieron ser anuladas en el primero de los nombrados debido a las irregularidades cometidas en el recuento.

Las reclamaciones ante la Justicia macrista para que Starmatic saliera del juego no fueron tenidas en cuenta, y Startmatic llevará la cuenta de los resultados del domingo.

¿Un globo de ensayo del macrismo en cuanto a como reaccionará el ciudadano ante los resultados, de cara a octubre?.  ¿ o el preanuncio de una guerra civil ante el fraude consumado por sicarios pagados y entrenados actuales, travestidos en una empresa?.

Conociendo la perversidad del macrismo y su periplo corruptivo de sus perros de presa, no sería de extrañar que la segunda opción se ponga en marcha.

Y ante esto. ¿Con que armas, además de la movilización y la razón, contarían los trabajadores y el pueblo para confrontar con el fascismo que buscaría instalarse en el país definitivamente, con el apoyo de sus beneficiarios locales y extranjeros, ante esta situación?.

He ahí el quid de la cuestión.

Porque los pacíficos y maduros opositores no han pensado, ni llevado a cabo, ninguna acción contra los que a palos y bala han metido hasta ahora en el cepo de la desocupación, el hambre, la explotación y la opresión a la mayoría del pueblo, constituído por la clase trabajadora ocupada y desocupada, los pobres de vidas e influencias y el resto del entramado social golpeado por el neocolonialismo cambiemista.

Es hora de que comiencen a pensar en serio. Las ideas no se matan dijo un controvertido personaje de la historia local.

Pero se mata a la gente, y si es impunemente, mas será el tendal que quede patas arriba.

Salir del ensueño y ver la realidad que puede aparecer a ojos vista y en un tiempo cercano es deber de la dirigencia confrontadora con el proxenetismo oficial.

Y deberá poner manos a la obra de organizar, movilizar y brindar los elementos para la defensa  a los que serían objetivos a batir por los cipayos.

Atrás