Red Panamazónica en Bolivia

Repam denuncia graves amenazas a la libertad de expresión en Riberalta y la Casa Común

Publicado el: 24 junio, 2019 4 min.    + -   

POR ATROPELLOS A LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN Y EXPRESIÓN:
DEMANDAMOS PROCESO EN LA COMISIÓN DE ÉTICA CONTRA LA SENADORA SIMONI

Ante las graves amenazas a la libertad de expresión y de información, y ante el intento de proceso penal presentado por la senadora oficialista Argene Simoni en contra del personal de Radio San Miguel de Riberalta, emisora católica de la Amazonia boliviana, la Red Panamazónica en Bolivia expresa su solidaridad con el medio de comunicación y demanda que las instancias legislativas remitan a la senadora al tribunal de ética, por atentar contra las libertades y la democracia.

Somos testigos de una acción sistemática y permanente de amedrentamiento a medios de comunicación social que expresan la voz del pueblo amazónico. Es el caso de Radio San Miguel, que en el último tiempo ha sido víctima de actos vandálicos contra sus instalaciones y supresión de publicidad estatal buscando condicionar, con ello, principios fundamentales de la libertad de información y expresión; y ahora, haciendo uso de su impunidad, abuso de poder y desconocimiento de la legislación nacional, la Senadora Simoni acude a la justicia penal para intentar acallar a esta prestigiosa radioemisora.

Estos hechos muestran el nivel de deterioro de nuestra institucionalidad democrática y constitucional, y es expresión del abuso de poder y autoritarismo que rige encubierto en un supuesto pretexto de acoso político. Por el contrario, esta radioemisora y otros medios de comunicación han denunciado flagrantes violaciones que ponen en duda la transparencia del proceso electoral. Exigimos el pleno esclarecimiento de esas irregularidades y la identificación de los autores y encubridores, algunos de forma directa y otros tratando de victimarse frente a evidencias irrefutables.

La actitud de la representante oficialista no sólo expresa la desesperación en la que se encuentran tras ser descubiertos estos delitos electorales en su región, sino también la conducen a violar principios democráticos, al tratar de silenciar a medios de comunicación. Una transgresión así debe derivar en un proceso ético por atentar contra la democracia. Interpelamos a la Cámara de Senadores para que den el ejemplo derivando a la senadora a la Comisión de Ética.

Si en este caso los representantes del Estado actúan de esta manera, ¿qué podemos esperar por la defensa de nuestros derechos? ¿cuáles son las amenazas contra los habitantes de la Amazonia y de los pueblos indígenas, o contra los defensores de nuestra Casa Común, deteriorada por intromisiones e intereses foráneos?

Asimismo, respaldamos a las organizaciones de periodistas, las cuales le han aclarado a la senadora Simoni que la vía para demandar a los periodistas, en un caso como el acontecido en Riberalta, es a través del Tribunal de Imprenta o del Tribunal Nacional de Ética Periodística, y no la justicia ordinaria. Es vergonzoso que en su condición de legisladora desconozca este procedimiento; es bueno recordar a los actores políticos que en Bolivia todavía prima la Constitución Política del Estado y la vigencia de los Derechos Humanos.

Estaremos atentos por lo que vaya a acontecer el día 24 de junio por esta citación de la Fiscalía a los representantes de la Radio San Miguel, porque, si el caso amerita, corresponderá acudir a los organismos internacionales para denunciar un nuevo caso de atentado contra la democracia y de instrumentalización de la justicia.

Por otro lado, esta misma senadora Simone se refirió a la labor de la Iglesia Católica en la Amazonia calificándola como “política” y sugiriendo que se limite a la formación espiritual. Quienes somos parte de la labor social de la Iglesia Católica evangelizamos personas que viven en su medio social, político y económico, y nuestra labor busca transformar esta realidad para construir una sociedad justa, fraterna y solidaria. Si para ello debemos denunciar hechos de abuso e impunidad como el que mencionamos en este comunicado, estamos cumpliendo nuestro rol cristiano y ciudadano. Y lo seguiremos haciendo.

Comprenda la Senadora que la política es la mejor forma de prestar un servicio para la búsqueda del bien común. Estas actitudes, lo único que expresan es una falta de principios fundamentales para el ejercicio de una función tan importante que le ha confiado el pueblo boliviano.

Nuestra plena solidaridad con Radio San Miguel, la voz de la Amazonia boliviana; con el Vicariato de Pando, en la persona de Mons. Eugenio Coter; y con todos y todas quienes son parte de esta comprometida labor evangelizadora de nuestra Iglesia.

Junio 2019

Atrás