Machaq mara, Inti Raymi, We trepangu y San Juan

Isaac Bigio

Publicado el: 23 junio, 2019 4 min.    + -   

Bigio
En el mundo andino pre-colombino la noche más larga del año era festejada como el inicio de un nuevo ciclo agrario. El 21 de junio es hoy celebrado en el Titicaca como el inicio del año nuevo aymara, el cual se supone que es el 5,527. Esta cifra se da sumando los 527 años que van desde que los europeos iniciaron la conquista del Nuevo Mundo con los 5 milenios previos.
El solsticio de invierno austral es celebrado como Machaq Mara en la cuenca de Titicaca, un mar de agua dulce que está por encima de cualquier rascacielos del mundo y de cualquier pico británico, como Inti Raymi por los descendientes del imperio inca y como We Trepangu por los mapuches quienes hasta mediados del siglo XIX conformaron en el sur de Chile y Argentina un Estado independiente y la única monarquía indígena liderada por un rey europeo.

El calendario altiplánico puede parecer forzado. Sin embargo, las naciones y las culturas se crean muchas veces sobre lo que Anderson llamó las ‘comunidades imaginarias’ ideadas por elites.

El año oficial del mundo es el 2019 partiendo supuestamente del momento en que Cristo nació. Sin embargo, Jesús no nació en el año cero (el que no existe pues solamente hay el año uno y el menos uno). El primero de enero nuestro no coincide con el primer día del año del calendario de los primeros pueblos cristianos en Oriente o Etiopia.

El pueblo de la Biblia (el judío) celebra en septiembre el año nuevo 5780, donde se supondría se inició el mundo. Esto, aunque la ciencia concluye que el cosmos tiene 13,8 miles de millones de años.

En el mundo hay más festividades de años nuevos que semanas en el calendario anual. India tiene más de una decena de distintos calendarios.

Todas estas festividades se basan en creencias míticas pero la gente les sigue por tradición o por un deseo de afirmar su propia identidad étnica o cultural.
El equinoccio es una fecha muy importante que han tomado en cuenta todos los pueblos del mundo. Se ha demostrado que hace decenas de miles de años en las cavernas de Francia éstas y sus pinturas rupestres estaban orientadas hacia los astros para determinar los ciclos anuales para saber en qué temporadas vendría tal o cual animal para cazar o pescar o fruto y planta a recolectar.
En el hemisferio norte el 21 al 24 de junio marca el periodo de más luz solar, mientras que en el sur el de las noches más largas. La navidad y el año nuevo occidental están determinados por el equinoccio de invierno del hemisferio del norte, mientras que las celebraciones del Machaq Mara aymara, el Inti Raymi quechua y el We Trepangu de los mapuches está asociada al mismo periodo que justo ahora se da al sur de la línea ecuatorial.
Estos últimos son los pueblos que domesticaron a la papa, el tubérculo más consumido hoy por la humanidad y sin el cual hubiese sido imposible la revolución industrial pues este alimento de fácil producción y preparación le dio mucha energía barata a los trabajadores de las primeras grandes fábricas en las islas británicas y celtas.
En Europa se aprobó celebrar cada 24 de junio como el día de San Juan, el primo de Jesús que le bautizó en el río Jordán. Paradójicamente, ambos éste y el natalicio de Cristo se dan con seis meses de diferencia y ambos coinciden en los dos solsticios que se dan anualmente.
San Juan es una fecha muy especial en los países católicos (incluyendo todos los de Iberoamérica) y en los de habla catalana son como una suerte de celebraciones como las del año nuevo pero en medio de las playas o del calor del Mediterráneo. Algunos pueblos amazónicos han sobreimpuesto el día de San Juan sobre sus anteriores celebraciones prehispánicos por el equinoccio.

Isaac Bigio

Isaac Bigio es un analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha estado investigando y enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales. Ha llevado cursos y seminarios en el Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Es una de los analistas que habla castellano o portugués con mayor conocimiento de las guerras en Afganistán, el Medio Oriente o los Balcanes. Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. Es columnista regular de El Comercio (Perú y Ecuador), La Patria (Bolivia), El Panamá América, Noticias (Reino Unido), La Opinión (EEUU) y otros diarios y decanos. Colabora con la BBC, CNI, Canal N, Radio Progreso y diversas emisoras de radio y TV. Sus escritos son difundidos por medios afiliados al ALAI, Adital, al Grupo de Diarios de América y otras redes de prensa. Diversos diarios electrónicos le han creado páginas web entre ellos Notionline, informativos.net, altopilar.com, analítica.com, Gran Valparaíso y El Ojo Crítico Digital.
En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo).
Isaac Bigio se encuentra escribiendo un libro sobre la revolución boliviana de 1952.

Atrás