Réplica teleférica / Rafael Archondo

Teleférico de casi 1.000 MM/$us mueve apenas el 5% de las necesidades de transporte público en La Paz

Publicado el: 6 junio, 2019 9 min. + - Imprimir

Dos millones de  viajes realiza a diario el servicio de transporte público sólo en la Paz, sin contar el municipio de El Alto, que hace un lustro tenía al menos un millón de viajes por día, reporta La Hoja del Sur con base en datos recientes del GAMLP.  La empresa estatal de transporte por cable Mi Teleférico destaca haber transportada a 200.811.747 de personas en sus 10 líneas que unen las ciudades de La Paz y El Alto, en cinco años de servicio, según   dijo en abril su gerente Ejecutivo, César Dockweiler. La cifra del alto funcionario, observado hasta por el primer mandatario por el precio excesivo de las tarifas, sugiriendo atenuarlas, además otros cuestionamientos por cobranzas en la mayor parte de los trasbordos en las estaciones de transferencia, la subvención que recibe por la electricidad que se genera en las térmoeléctricas operadas a gas barato, y hasta los negocios extras que se realizan en las estaciones mediante alquiler de espacios, junto con el precio político pagado por el gobierno a Austria -casi mil millones de dólares- luego que en 2013 el vicepresidente García Linera denunció que Evo Morales “ha sido secuestrado por el imperialismo y está retenido en Europa”, en un caso de protección austriaca relacionado con el analista Edward Snowden. La noche del 2 de julio de ese año, el  avión que despegó del aeropuerto de Moscú, Rusia, para llevar de regreso a Bolivia al presidente Morales fue dirigido a Austria, donde no tenía previsto aterrizar. Los primeros informes indicaron que el canciller David Choquehuanca dijo que las autoridades de Francia y Portugal se negaron a permir a la aeronave utilizar su espacio aéreo, por sospechas de que Edward Snowden se encontrara en abordo. El teleférico paceño comenzó a operar en 2014.

RÉPLICA TELEFÉRICA, Por 
jueves, 06 de junio de 2019 · 00:12

En una conferencia de prensa, organizada este jueves 30 de mayo sólo para refutar lo planteado hace siete días en esta columna, el gerente ejecutivo de Mi Teleférico ha lanzado una revelación. Resulta que el precio que la empresa Doppelmayr le cobró a Bolivia por kilómetro edificado de teleférico en La Paz es de 16,5 millones de dólares. Palabra oficial.

Con tal afirmación, Dockweiler refuta a Dockweiler, puesto que él mismo dijo en abril de este año que la inversión total por las 10 líneas de transporte por cable en La Paz es de 750 millones de dólares, cifra que dividida por los 32 kilómetros construidos da como resultado un precio de 23,5 millones por kilómetro.  ¿Cuál de los dos Dockweilers tiene la razón?, ¿cuál nos está desinformando?

El Dockweiler de mayo, el dos, ha dicho con pasmosa naturalidad que a la anunciada cifra de inversión hay que restarle los impuestos y aranceles que la empresa austríaca habría pagado en estos años. Juzgue usted, ¿desde cuándo se dan cifras de inversión que incluyen las obligaciones tributarias de los concesionarios de la obra?  Si fuera así, ¿acaso teníamos la obligación de saberlo?, ¿no es esta una manera cuando menos peculiar e inflada de presentar números oficiales?  En cualquier caso, si la declaración de Dockweiler dos es correcta, la desinformación provino de él mismo.

Resulta entonces que Doppelmayr pagó en impuestos un 30% del valor que cobró por el teleférico. ¿Por qué tuvimos que enterarnos de esta maravilla tan tarde y sí cuando una licitación en México disparó las sospechas?

Ahora bien, el precio de 23,5 millones de dólares por kilómetro construido lo calculó antes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Yo sólo confirmé el dato varios meses más tarde. El gerente Dockweiler no quiso mencionar al BID en su conferencia de prensa. ¿Por qué?, ¿no será porque el BID le prestó 43 millones de dólares para poner en pie la línea plateada del teleférico?  Sabemos que no es de caballeros litigar con los acreedores y que resulta más cómodo pelearse con Página Siete o con este columnista, aduciendo que se trata de “un ataque político”. Pamplinas.

La línea plateada se extiende a lo largo de 2,6 kilómetros. ¿Sabe usted cuánto costó construirla?  56,5 millones de dólares, de los cuales, 43,3 millones vinieron del BID y 13,2 millones fueron contraparte del Gobierno de Bolivia. Estamos hablando acá de un precio de 21,7 millones de dólares por kilómetro. ¿De modo entonces que la línea plateada sería 5,2 millones de dólares por kilómetro más cara que las nueve que le precedieron? O nos van a decir ahora que el BID prestó dinero a Bolivia para que Doppelmayr pueda pagar con ese dinero sus impuestos y aranceles?

Con este humilde ejemplo, queda claro que el precio revelado por Dockweiler dos no es el correcto y que éste, en realidad, supera los 20 millones por kilómetro, colocando a Doppelmayr Bolivia por encima de Doppelmayr México. Acá vemos otro curioso desdoblamiento.

Otro dato cristalino es que el teleférico de La Paz costó más que el de Medellín (17 MM x km). Se dirá que éste fue inaugurado en 2004 y que los precios han ido subiendo. Así, pudieron haber convencido a más de uno. Dockweiler en cambio ha sido menos persuasivo. Dijo que los teleféricos que fabrica la empresa italiana (Leitner), la cual compite con Doppelmayr, son petas y no Mercedes. Sí, es la primera autoridad que sale a desmentir un precio excesivo argumentando que la marca adquirida es de lujo. Quizás arrepentido de su ejemplo, afirmó después que en Bolivia los fabricantes de petas pidieron más que los que ensamblan Mercedes. Por eso, sin licitación, como se hace en México, nuestro país habría comprado unos Mercedes que en su momento cotizaban menos que las petas. ¿Pamplinas?

  Dos millones de ‘usuarios’ utililzan a diario el servicio de transporte publico en La Paz.

HOJA DEL SUR – La Paz 1 de junio de 2019- En el municipio de La Paz la cantidad de viajes por día en transporte público llega a 1.931.969, siendo el más empleado por la ciudadanía, según datos del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, reflejado en el manual de diseño vial que fue presentado el martes pasado.

La Secretaría de Movilidad urbana de la Alcaldía con apoyo de Swisscontact y la Cooperación Suiza en Bolivia, presentaron el estudio que refleja un análisis de los que describen las características técnicas de los elementos que conforman el plan vial del municipio y para el manual que da la pauta de la normalización que se emplea en la ciudad.

El manual pretende ser una herramienta para las personas responsables de un proyecto de red de calles que orienten su diseño hacia el uso real del espacio para promover ciudades más seguras, inclusivas y sustentables, según el secretario Municipal de Movilidad, Ramiro Burgos.

Por su parte el especialista de Swisscontact, Freddy Koch, expresó que los espacios urbanos son dinámicos. “Vivimos en una época dominada por el vehículo, felizmente los urbanistas se dieron cuenta que las ciudades deben construirse para los peatones”.

En el municipio de La Paz la infraestructura vial es de 598,8 kilómetros, la zona Sur tiene el 24% con 144,3 kilómetros. Debido al tráfico de peatones y vehículos hay mayor conflictividad de circulación en el Centro, Miraflores, Villa Copacabana, Villa Fátima y Max Paredes, según el estudio del Manual de Diseño Vial de La Paz, que presentó la Alcaldía.

En la zona de Cotahuma hay 83,1 km en infraestructura vial, en Max Paredes 82,1 km; en Periférica 97,5 km, en San Antonio 78,5 km. En tanto, en Mallasa 74,4 km y en el Centro solo 38,9 km.

Según el estudio, del total de la infraestructura vial, el 64% está con pavimento asfáltico. Solo el 10,6%, en los siete macro distritos, presenta superficie de tierra o ripio,

El estudio también refleja datos sobre el ancho de las vías que se cuenta en la urbe, el 47,18 de la red vial cuenta con anchos menores o iguales a 6 metros, mientras que el 33,27% presenta anchos de vía entre 6 y 8 metros y sólo el 19,55% cuenta con anchos menores a los 6 metros.

Según el estudio la preservación de la infraestructura vial responde al cuidado de la superficie, al mantenimiento y es parte de la responsabilidad de la ciudadanía. El manual de diseño vial refleja que 10,1% de las vías está en muy mal y mal estado, el 77,1% está en condición regular y el 11,4% en condición buena y muy buena.

Otros factores inciden en el deterioro, es el climático. La gestión municipal de la infraestructura vial tropieza con el sistema de alcantarillado que administra Epsas, por las fugas por rotura de ductos que provocan filtración en el terreno y esto ocasiona los hundimientos o colapsos.

El estudio presentado es interesante mas aún que desde la administración vial por el secretario de vialidad Ramiro Burgos se han establecido normas mas dirigidas a utilizar los espacios viales para el estacionamiento tarifado, un cobro de Bs 5 por hora y 3 por media hora, en gran parte de la ciudad principalmente en Sopocachi y desde hace un buen tiempo en parte de la zona sur . A parte la colocación de grampas y remolque de los vehículos hasta la Estación del Gramadal, colindante con Seguencoma, con sanciones exageradas de Bs. 300.oo

Prácticamente todo el barrio de Obrajes, en las cercanías de la Universidad Católica las calles están marcadas, algunas en ambos lados dejando una vía para circular, para dar preferencia al estacionamiento tarifado.

Bien dice el nuevo reglamento: “que el mantenimiento es de responsabilidad de la ciudadanía”, es decir que quien tiene automóvil debe pagar para mantener las calles. Esta visto que al limitar la circulación de los vehículos privados el que se beneficia es el transporte público, con casi dos millones de prestaciones, resultando que es mejor tener un taxi, un micro y mejor un ómnibus para trabajar.

Por lo visto el reglamento solo va en beneficio del transporte público que prácticamente tiene tomada la ciudad. En horas pico es imposible la circulación en lugares,como el cruce de la Avenida Colombia con la Mariscal Santa Cruz y altura del Obelisco, sin tomar en cuenta las continuas manifestaciones.

Sería necesaria la regulación de los espacios dedicados al usuario, principalmente en los microbuses y actualmente en algunos taxis que han aumentado su capacidad a siete pasajeros. La cifra de casi dos millones de personas que usan el transporte público da una idea que las restricciones impuestas al uso de automóviles particulares debe ser tomada en cuenta.

MI TELEFERICO: REN DICION DE CUENTAS INICIAL 2019

http://www.miteleferico.bo/?p=4479

Atrás