Featured Video Play Icon

Deslizamiento: 180 familias damnificadas en La Paz; buscan a 4 desaparecidos

Desastre al borde de una avenida tendida a 5 cuadras de la residencia presidencial

Publicado el: 30 abril, 2019 9 min.    + -   

Rige una “situación de desastre” y “alerta roja” en las zonas afectadas por recientes deslizamientos de tierra en la ciudad sede de gobierno, a menos de un kilómetro de la residencia presidencial de San Jorge, un área exclusiva y de representaciones diplomáticas. Producto del deslizamiento. se registraron 180 familias damnificadas de las cuales 119 fueron atendidas en los albergues de Inmaculada Concepción y cancha Figaro.  El alcalde, Luis Revilla, detalló que suman 68 viviendas colapsadas con motivo de la emergencia, 19 viviendas que serán demolidas para estabilizar el área y 53 casas que están bajo monitoreo desalojadas preventivamente, el regreso de las familias dependerá de los trabajos que se pueda realizar en el lugar. Revilla informó que de las 68 viviendas colapsadas, solo 25 figuran en la planimetría de la zona, 15 viviendas tenían catastro y la gran mayoría de las casas no tenían autorización de construcción principalmente de la parte baja.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, dijo que las familias afectadas suman 119, que la cifra de damnificados llega a 431 y que hay 64 viviendas colapsadas, aunque por la mañana el comandante de la Policía, Yuri Calderón, informó de la caída de dos viviendas, además de las 64. San Jorge Kantutani, Inmaculada Concepción y 14 de Septiembre son los barrios de la ciudad de La Paz afectados por el deslizamiento que se produjo alrededor del mediodía del martes tras. Este miércoles, los vecinos afectados, sobre todo en San Jorge Kantutani, llegaron hasta sus viviendas derruidas para recuperar lo poco que les quedó, en medio de desesperados pedidos de auxilio.

De principio se restringió el ingreso por seguridad, pero después la gente comenzó a ingresar poco a poco a sacar lo que pudo, con ayuda de policías, bomberos y personal de la Alcaldía de La Paz.

“Tenemos 225 rescatistas trabajando que seguirán viniendo todos los días hasta terminar el recojo de los enseres de las familias y también hasta dar con las personas que presuntamente están desaparecidas en el alud de tierra”, anunció Zavaleta. Eugenio Magne, de 52 años; Pablo Salazar, de 81; Silvia Macías Miranda, de 78, y una cuarta persona no identificada de 38 años fueron reportados como desaparecidos por sus familiares. Salazar y Macías eran esposos y vivían en 14 de Septiembre.

 

Solidaridad. Mientras las tareas de rescate movilizaron aproximadamente a 1.500 policías y funcionarios municipales y de Defensa Civil, la solidaridad de la gente marcó la jornada en la zona de desastre. Voluntarios de distintas partes de la urbe se sumaron para coadyuvar en las labores de rescate y traslado de pertenencias, que se extendieron desde la mañana hasta altas horas de la noche.

Un desolado campo se veía, sin embargo, en la parte baja del barrio 14 de Septiembre y San Jorge Kantutani. Allí el deslizamiento golpeó con más fuerza.

Tres anillos de seguridad fueron instalados en el lugar para evitar que personas ajenas lleguen hasta las casas afectadas. Únicamente tienen el paso habilitado los propietarios de las viviendas.

Zavaleta dijo que a los 1.500 funcionarios “hay que sumar otras 1.500 personas voluntarias que han estado apoyando en el campamento que tenemos en la cancha Fígaro”. Allí se esperaba recibir al menos a 200 personas.

El martes, la Alcaldía de La Paz declaró situación de desastre (alerta roja) en las zonas que fueron afectadas por el deslizamiento y ayer en la noche el alcalde Luis Revilla se comprometió con los vecinos a permanecer en la zona hasta atender a todos los afectados. “Yo voy a estar aquí todos los días, hasta que encontremos una solución definitiva al tema de las viviendas y al tema de las indemnizaciones, por eso estamos aquí”, sostuvo

VERSIÓN DEL ALCALDE

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, dio la noche de este martes el primer informe oficial del desastre ocurrido en la zona San Jorge Kantutani. Se levantará un campamento para cobijar y atender a los damnificados

Zona del deslizamiento en Inmaculada Concepción, en Bajo Llojeta.

Zona del deslizamiento en Inmaculada Concepción, en Bajo Llojeta. Foto: Paola Chávez

Continúa la alerta y aumenta la angustia

Familias afectadas trasladan sus bienes, varios denuncian que recibieron muy tarde las notificaciones de evacuación. Vecinos de zonas aledañas viven en la incertidumbre.

jueves, 02 de mayo de 2019 · 00:15

 Página Siete   / La Paz

Mientras Miguel Rodríguez cargaba en su espalda una caja con su licuadora y cuidaba  unos bultos, decenas de vecinos  de zonas aledañas  se acercaban al  sector de evacuación de San Jorge-Kantutani  para preguntar si las autoridades ediles  ampliarán  la medida y notificarán  desalojos a otras casas.

Y es que un día después del deslizamiento en el sector San Jorge-Kantutani que provocó el colapso de más de 60 casas,   la angustia se apoderó de las familias  afectadas y de los vecinos de las  zonas aledañas.  La Alcaldía informó  que ayer  no realizó trabajos   en el sector porque “el deslizamiento sigue activo”. Indicó que si efectuaron trabajos con maquinaria pesada  cerca de la avenida Kantutani.

“Continúa el riesgo (en el sector afectado). Se hace  el  rastrillaje con  voluntarios y  con canes adiestrados. Todavía no tenemos un reporte  sobre el hallazgo de  algún cuerpo”, dijo  el secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, José Pacheco.

Según el comandante general de la Policía, Yuri Calderón, la cifra de casas colapsadas subió a 66. “Anoche (martes)  se cayeron dos casas más. Esto nos llama la atención porque el suelo está completamente desestabilizado”, dijo el jefe policial.

Calderón indicó ayer en la mañana que un equipo de rescate busca a posibles víctimas.  “Tenemos tres personas desaparecidas y dos por confirmar. No se ha rescatado ningún cadáver”, añadió.

Los primeros hundimientos se registraron el viernes por la tarde. El  sábado,  la Alcaldía   advirtió que sólo  tres casas deberían ser demolidas. El lunes, el número de predios que debían ser desatados subió a cuatro y  otros 11 estaban en riesgo. Pero, el martes después de  una  intensa lluvia que cayó al mediodía en La Paz, se vinieron abajo más de 60 casas.

Desde el día de la tragedia hasta ayer, las personas damnificadas insistían en denunciar que no recibieron advertencias  oportunas para evacuar a tiempo.  “El sábado ya se registraron varias  casas afectadas, pero  ese día  la Alcaldía aseguró que no   había riesgo con nuestras viviendas que se encontraban a unas dos cuadras del lugar”, dijo una de las vecinas.

En  el sector,  a una cuadra de Emaverde, técnicos y policías que cuidaban uno de los cordones de seguridad  indicaron que en  horas de la mañana se registraron “movimientos de tierra”. Algunos vecinos también   comentaron que “aún se registraron deslizamientos”. “He logrado sacar mi ropa y volveré por mis muebles, quiero sacar todas mis cosas antes de que ocurra  otra desgracia”, dijo uno de los vecinos.

Ayer, la Alcaldía de La Paz declaró mediante una resolución  situación de desastre (alerta roja) en las zonas que fueron afectadas por el deslizamiento en la pasada jornada. Según la comuna,  esta decisión responde a la obligación constitucional y de normativas nacionales para atender la situación de emergencia.

De acuerdo al artículo 1 de  la  declaratoria de alerta, la Comuna debe priorizar  la atención a  las zonas: 14 de Septiembre, Inmaculada Concepción, San Jorge-Kantutani bajo, pasando por la avenida Libertad, ingreso a los puentes Trillizos, hasta el río Cotahuma y la avenida Kantutani, distritos 3 y 21. Además,  según el documento, se mantiene alerta naranja en otras zonas que presentan algún tipo de riesgo.

“Estamos alarmados. Hay filtraciones de agua y la Alcaldía no se preocupa. Tenemos miedo”,  dijo Justo Callisaya, quien vive desde hace 45 años  en una casa, ubicada debajo de la cancha Fígaro, donde se instalaron más de 20 carpas para  las familias afectadas.

Amigos, familiares, vecinos de zonas aledañas, funcionarios ediles y del Gobierno, además de policías y militares ayudaban a cargar muebles, cocinas, bultos de ropa, vitrinas, televisores, entre otros bienes de las familias obligadas a dejar sus casas para evitar desgracias y ante posibles nuevos deslizamientos.

La  Alcaldía de La Paz desplegó 500 funcionarios para trabajar  en tareas de ayuda a las víctimas del deslizamiento en San Jorge-Kantutani e Inmaculada Concepción. Según las autoridades ediles, junto a otras instituciones del Estado, en  total 1.000 personas trabajaron en el  plan de emergencia. “Estamos desde las 5:00 y hacemos turnos de 24 horas. Ayudamos a la gente en la evacuación de sus bienes y para resguardar que personas ajenas roben a las familias afectadas”, dijo uno de los policías.

Con refrescos y platos de ají de fideo, decenas de voluntarios atendieron  a los vecinos y las personas que ayudaban  en la evacuación de  las casas  en el sector de riesgo. Anoche, el alcalde Luis Revilla visitó los barrios afectados y prometió que enviaría 10 carpas más para los damnificados.

  Hay tolerancia para los afectados

El Ministerio de Trabajo  dispuso para hoy y mañana tolerancia laboral para los trabajadores y funcionarios   que fueron afectados por el deslizamiento. Por otro lado, el Ministerio de Educación lamentó la situación por la que  pasan las familias afectadas y también dispuso tolerancia para los estudiantes que viven en los sectores de riesgo. Instruyó a los directores de los colegios que tomen  los recaudos necesarios.

Alternativas para llegar a la zona Sur

  • 1. Costanera-Sopocachi: (distribuidor DDHH, Mario Mercado, rotonda San Andrés, Francisco Bedregal, Luis Uría, Pedro Salazar y plaza Abaroa).
  • 2. Sopocachi-Obrajes: (Sánchez Lima, Vincenti, Presbítero Medina, Romecín Campos, Francisco Bedregal, rotonda San Andrés, Mario Mercado y distribudor DDHH).
  • 3. Sopocachi-Obrajes: (Sánchez Lima,  Campos, 6 de Agosto y Del Libertador).
Atrás