Presidencia pide a Gobierno reforma integral, no sólo remociones

Clara penetración de organizaciones delincuenciales a la Policía

Publicado el: 26 abril, 2019 13 min. + - Imprimir

Protección de altos mandos policiales a un narco prófugo: Mientras crecen las contradicciones en los altos niveles de gobierno sobre el accionar de la Policía y cómo combatir la corrupción incrustada en distintos grupos de poder policial,  para el ministro de la Presidencia es insuficiente, por ejemplo, la reestructuración o la suspensión de los 150 efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, por lo que planteó una “reforma institucional” y un “control externo”, como ocurre en las Fuerzas Armadas. Según el cercano colaborador del presidente Morales, hay  una clara señal de la penetración de organizaciones delincuenciales dentro de la Policía, y señaló que  el Gobierno y la justicia deben involucrarse, pero también la ciudadanía. En las últimas horas se supo que el narcotraficante actualmente prófugo, Pedro Montenegro, pagó viaje al capitán Fernado Moreira y aparece como socio del coronel Gonzalo Medina, ambos ex jefes policiales supendidos por irregularidades en el ejercicio de sus funciones anticrimen. Entre los detenidos están la suegra y el cuñado de Montenegro. Se busca a un funcionario del Segip y a dos de Registro Civil por estar involucrados en crear la identidad de Pedro Hoffman Sainz para el narco

 

Felicidad Mafalda Vargas, suegra de Montenegro, es una de las personas que viajó a Cartagena. Fotos: Rolando Villegas / Jorge Uechi
En los allanamientos que realizaron la Policía y la Fiscalía, dentro de las investigaciones por el denominado ‘caso Montenegro’, se halló documentación que reveló que el narco extraditable Pedro Montenegro Paz, pagó pasajes y estadía en Cartagena (Colombia), a 17 personas, entre ellas Fernando Moreira y a Robin Justiniano y a sus respectivas parejas. El gasto superó los $us 19.000.

http://eldeber.com.bo/santacruz/Montenegro-pago-viaje-a-Moreira-y-aparece-como-socio-de-Gonzalo-Medina-20190426-0003.html

Así lo expusieron anoche en el Comando de la Policía el ministro de Gobierno, Carlos Romero, junto al comandante nacional de la Policía, Vladimir Calderón y el jefe nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila, cuando detallaron los operativos en 17 allanamientos relacionados a Montenegro, Moreira y Gonzalo Medina.

Además, en las diapositivas que presentaron, con los detalles de cada uno de los allanamientos, se reveló que en la empresa Senapro, ubicada en el sexto anillo de la avenida Virgen de Luján, se secuestró documentación relacionada a la firma, y en el análisis documental, se detalla: “socios de la empresa: Gonzalo Medina y Pedro Montenegro”. Además, en el lugar se secuestraron $us 190.000 y Bs 26.550.

El director de la Felcc, Johnny Aguilera señaló a EL DEBER que esos datos fueron recabados por la fuerza antinarcóticos y que su unidad va a investigar.Según las indagaciones, en dicha empresa figura como propietario un súbdito colombiano.

Como resultado de las operaciones quedaron arrestadas siete personas, entre ellas la suegra de Montenegro, Felicidad Mafalda Vargas Ávalos, además de su cuñado. Hay dos personas de nacionalidad colombiana.

Los 17 viajeros invitados

Entre los detalles brindados se reveló las identidades de las 17 personas a las que Montenegro les pagó los pasajes y la estadía en suelo colombiano, para pasar las fiestas de Carnaval del año pasado y expusieron fotografías en las que se observa la salida de los ‘invitados de Montenegro’ desde Viru Viru. Todos lucían una polera que los identificaba como miembros de un mismo grupo.

Los nombres de las 17 personas son: María Jennifer Rodríguez (esposa de Montenegro); Felicidad Mafalda Vargas Ávalos (suegra), Fernando Moreira y su esposa Esther Arteaga Carrasco; Robin Óscar Justiniano Merubia y su esposa Verónica Ayllón Ojopi; Diego Armando Hurtado y su madre Emily Román Ruiz; Kurth Germán Brun Ríos y su acompañante Yesenia Aramayo Firmino; Mauricio Higa Rodríguez y Giovanka Helen Fernández. Las otras cinco personas (tres de ellas menores de edad) son hijos de algunas de las parejas.

Falsa identidad

Montenegro pagó los pasajes con un documento de identidad en el que figura como Pedro Hoffman Sainz. Las investigaciones establecieron que el narco consiguió falsificar su cédula de identidad, certificado de nacimiento y pasaporte bajo ese nombre.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Johnny Aguilera, explicó que las pesquisas han permitido identificar a Einar Ubaldo Soliz Gutiérrez, funcionario del Segip, además de Ángel Toledo Torrez, oficial de Registro Civil, y de una mujer de apellidos Romero Vargas, directora de una Oficialía de Registro Civil, a los que se convocará a dar su testimonio para que expliquen cómo Montenegro consiguió cambiar sus apellidos para moverse sin problemas dentro y fuera del país.

Los allanamientos

Entre los allanamientos realizados ayer, se cuentan sobre todo el de un edificio en la calle Esmeralda, frente a la Ucebol en la zona norte, que según la Fiscalía, está a nombre de Pedro Montenegro. El inmueble estaba vacío.

Así también se allanó una casa en el Condominio Campanario de la avenida Cristo Redentor entre 2do y 3er anillo, otra en Ciudad Jardín en el 6to anillo Bánzer, en la urbanización Colinas del Urubó, a una empresa donde se halló documentación de mantenimiento de vehículos de Montenegro, Medina y Justiniano como clientes.

También se allanó un departamento en el edificio Beauty Plaza, una casa en la doble vía a La Guardia, relacionados a Pedro Montenegro, además otro que él alquilaba en el barrio Sirari.

Dos policías piden declarar

En una carta dirigida al Fiscal Departamental, los policías Edmand Lara Montaño y Diana Romero Saavedra, solicitan que les otorguen garantías para sus familias y ser citados a declarar respecto a la protección de ‘altos mandos policiales’ a Montenegro, señalando que quienes colaboren con este tipo de informaciones han sido amenazados con ser cambiados de destino.

 

ROBIN JUSTINIANO ESTARÁ HOY ANTE UN JUEZ

Robin Óscar Justiniano, el hijo del coronel Gonzalo Medina, será presentado hoy ante la jueza cautelar Ana Gloria Rojas para definir su situación jurídica.

La Fiscalía de Sustancias Controladas integrada por los fiscales Luis Enrique Rodríguez, Marcos Arce y Gerardo Balderas, imputará a Robin Justiniano por encubrimiento de tráfico de sustancias controladas, asociación delictuosa y confabulación, los mismos delitos por los cuales el miércoles, el coronel Gonzalo Medina y el capitán Fernando Moreira, quedaron detenidos preventivamente en celdas de la Felcc.

Justiniano, que fue detenido el miércoles cuando salía del Palacio de Justicia, después de haberse presentado de manera voluntaria en la Fiscalía de Sustancias Controladas, tiene registrado dos antecedentes en materia antidrogas, en gestiones 2010 y 2011.

En el caso actual, se lo vinculó con Montenegro después del viaje a Cartagena, Colombia, para el cual, ayer las investigaciones develaron que Montenegro pagó el pasaje de Justiniano y de Moreira.

En sus primeras declaraciones, el imputado negó la comisión de delitos. Sin embargo, confirmó que viajó y que la fotografía donde aparece con Montenegro, Moreira y la esposa de éste último, Esther Arteaga Carrasco, todos investigados por los mismos delitos, es real. /GA

Quintana ve insuficiente la reforma operativa

El ministro aludió a los cambios anunciados por el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

viernes, 26 de abril de 2019 · 01:24

Pamela Pomacahua / La Paz

Para el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, es insuficiente la reestructuración o la suspensión de los 150 efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, en la que  dos exjefes policiales están involucrados con delitos de narcotráfico, por lo que planteó una “reforma institucional” y un “control externo”, como ocurre en las Fuerzas Armadas (FFAA).

“La Policía hoy día inobjetablemente requiere una reforma institucional,  no solamente una reforma operativa, requiere una reforma en su código ético, una reforma en su educación, requiere una reforma de vincularse con el ciudadano, requiere una reforma integral”, dijo Quintana, en alusión a los últimos cambios anunciados por el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

El último escándalo en filas del verde olivo se dio porque exjefes policiales de la FELCC de Santa Cruz se vieron involucrados con el narcotraficante más buscado en Brasil, Pedro Montengro Paz.

Para Quintana, esta actitud es una clara señal de la penetración de organizaciones delincuenciales dentro de la Policía, y señaló que  el Gobierno y la justicia deben involucrarse, pero también los ciudadanos deben contribuir para resolver este problema, ya que tienen una relación directa o indirecta con los efectivos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, decidió la suspensión de 150 efectivos policiales que trabajaron con el exdirector de la FELCC cruceña, Gonzalo Medina, y el exjefe de la División Propiedades, Fernando Moreira. Además, planteó la reestructuración del comando departamental y establecer la prueba del polígrafo para todos los jefes policiales y de manera aleatoria para los servidores policiales.

Pero el Ministro de la Presidencia dijo que se requiere una mejor vigilancia en la Policía, que sea menos burocrática, que tenga atribuciones y no esté limitada por la misma institución y que este control salga de la Asamblea Legislativa.

Control externo

“Necesitamos tal vez controles externos y no me refiero a controles internacionales, sino nacionales; la Policía tiene que tener como (tienen) las Fuerzas Armadas mecanismos externos. ¿Y qué mecanismos existen? Por ejemplo el  Legislativo de la Asamblea Legislativa”, afirmó.

Estos controles dependen de los legisladores de la Comisión de Gobierno, Defensa y Fuerzas Armadas, señaló Quintana, y agregó que a los asambleístas no les cuesta nada ir a una unidad policial a realizar un control.

“Desde la burocracia, desde el escritorio, desde una entidad rígida no se puede hacer control, entonces tenemos que hacer (y) ser más imaginativos para ejercer control sobre instituciones”, argumentó la autoridad.

Por los recientes escándalos en los que se vio envuelta la institución policial, los opositores pidieron la renuncia del Ministro de Gobierno, una solicitud calificada de “política” por Quintana, porque a su criterio eso no resolvería el problema de fondo en la Policía Boliviana.

 Justiniano estuvo preso por narcotráfico

Dos informes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) adjuntados al expediente de Robin Óscar Justiniano Merubia, hijastro del coronel Gonzalo Medina, revelan que él tiene antecedentes por narcotráfico en Santa Cruz y Cochabamba, y que estuvo preso en la cárcel de Palmasola  por este delito.

De acuerdo  con  una publicación de El Deber, el 10 de junio de 2010 se aprehendió a Justiniano, en cumplimiento al mandamiento emitido por un juez, y luego se lo trasladó a la cárcel de Palmasola, acusado por un delito de la Ley 1008.

Además, otro informe de inteligencia da cuenta que  en 2011 fue procesado por un caso de sustancias controladas en Cochabamba.

No obstante, en ninguno de los informes presentados por la FELCN se establece por cuánto tiempo estuvo preso en Palmasola, ni  quién dio la orden para su salida. Tampoco se da a conocer cuál sería  su situación jurídica sobre esos antecedentes penales.

El medio cruceño también revela que en 2015 el hijastro del coronel Medina, de profesión abogado, asumió la defensa de un coronel de la Policía que fue detenido luego de ser sorprendido con más de 40 kilos de cocaína en su domicilio en la urbe cruceña.

Además, entre otros casos, asumió la defensa de un grupo de colombianos y mexicanos, presuntamente integrantes de un cártel de narcotraficantes de México, que fueron encontrados con cocaína y lingotes de oro al momento de su captura.

Antes de ser detenido hace unos días, Justiniano negó tener nexos con el narcotráfico.

Montenegro, un narco importante en Brasil que en Bolivia no tiene procesos

En 2015, un juez de Cotoca, en Santa Cruz, dejó sin efecto la captura con fines de extradición de Pedro Montenegro Paz, lo que posibilitó que hasta hace poco él haya tenido una vida de “magnate”.

viernes, 26 de abril de 2019 · 01:25

Daniela Romero / PAGINA SIETE La Paz

Pedro Montenegro Paz no dudó en mostrar sus lujos. El narcotraficante boliviano  tenía una vida de magnate, pues no sólo viajaba a playas paradisiacas del mundo, también lucía  unas palmeras traídas exclusivamente desde Miami en su residencia de Santa Cruz.

Brasil lo busca desde 2015 por ser parte de una red que envió  1,3 toneladas de droga hasta Europa, de hecho, había una orden de captura internacional, pero en Bolivia no tiene ningún proceso en su contra. Esto le permitió a Montenegro moverse con impunidad por el país e incluso codearse con jefes policiales en plenas dependencias de la institución del orden.

El prófugo muestra una cadena de oro y otros lujos.

Su nombre nunca se hubiese conocido, pero en estas últimas semanas se  reveló sus antecedentes y su relación con el exdirector de la FELCC cruceña Gonzalo Medina  y con el excapitán Fernando Moreira.

En 2013, una red de narcotraficantes fue desbaratada en San Pablo, Brasil, durante la operación Monte pollino en el aeropuerto de Guarulhos, que se ejecutó después de descubrirse en Europa un cargamento 1,3 toneladas de cocaína que fue valuada en más de  60 millones de dólares.

Según documentos a los que accedió el diputado opositor Tomás Monasterio, Montenegro fue el encargado -junto con otras personas- de acopiar la droga  en Santa Cruz para su posterior traslado  a Brasil desde Santa Cruz, acción que también estuvo a su cargo. No obstante, en el país no hay procesos abiertos en su contra por narcotráfico o por otros delitos, según información de la Fiscalía.

Parte de esta banda fue aprehendida en el país vecino en 2013, pero no pudieron dar con Montenegro.

El 21 de julio de 2015, la sala plena del Tribunal Supremo de Justicia dispuso la detención  con fines de extradición de Montenegro Paz, pero la esposa de Montenegro, María Jennifer R.V., interpuso una acción de libertad, que fue favorable para el buscado. El juez Federico Jiménez Rúa fue quien lo benefició con ese fallo y también firmó un documento para Interpol con el fin de que deje sin efecto el mandamiento de aprehensión.

El narco recibe una distinción del exdirector de la FELCC.

El narco boliviano formaba parte de la red que hizo grandes envíos  de droga a Europa vía Brasil y que se dedicaba a acumular armamento militar.

La investigación señala que en San Pablo la banda criminal almacenaba toneladas de droga en garajes clandestinos, lo que también se hizo en Santa Cruz encabezado por Montenegro, quien, según la Policía, no podía operar solo.

Actualmente, el narcotraficante está prófugo, se presume que en Argentina. Su residencia en Santa Cruz quedó precintada después de los  allanamientos de ayer.

 

Atrás