A los cocaleros que piden castigo al TSE, se suma la crítica de los 'interculturales' al Gabinete

Ministros obligaron a llenar libros con registros ‘truchos’ y no militancia masista, revela dirigente

Publicado el: 1 febrero, 2019 8 min. + - Imprimir

Saldos de una nueva derrota: 48 horas después que la base esencial del presidente Evo Morales, los cocaleros del Trópico de Cochabamba pidieran  castigar a vocales  del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que habrían cometido “errores” que perjudicaron al MAS, otro segmento masista, los “interculturales” (ex colonizadores), cuestionaron a los ministros del mandatario como operadores políticos atribuyéndoles el ausentismo del 55% de la militancia del MAS, debido al error de obligar a firmar libros con “registros truchos”.

En tanto La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) informó el lunes de la baja participación y resaltó que las candidaturas únicas de los partidos desincentivaban el voto, el presidente Morales culpó al TSE de haber recibido sólo 45% de apoyo en elecciones primarias.

La abstención dominó las inéditas primarias del domingo en Bolivia y dejó en una encrucijada al oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) en unos comicios en que la oposición llamó a no participar.

Ante este escenario, el vicepresidente Álvaro García Linera anticipó que deberán “tomar medidas” de cara a las elecciones de octubre en las que Morales busca la tercera reelección. “El MAS es un partido que deja de ser hegemónico, ya que el voto duro que tenía ha disminuido notoriamente”, dijo a La Tercera PM el politólogo Jorge Dulon.

La jornada del domingo, en que 1,7 millones de militantes estaban llamados a votar voluntariamente, evidenció altos niveles de ausentismo. En medio de unas primarias en que con un solo voto los binomios inscritos fueron habilitados para la carrera presidencial.

Del total de inscritos para votar el domingo, al menos 990.000 eran militantes del MAS, por lo que la baja participación habría tomado por sorpresa a Morales y a su compañero de fórmula, García Linera, quienes habían señalado que la participación del oficialismo se situaría entre el 50% y el 70%.

Reacciones ▪ El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, señaló que son “razonables” los niveles de participación del MAS y criticó a la oposición por pedir no votar tras advertir que “ni la suma de militantes” de ese sector se aproxima a la del oficialismo.

Después de conocer los resultados parciales, Morales acusó que “alguien está manipulando, alguien está usando y alguien nos quiere perjudicar desde el Tribunal Supremo Electoral (TSE)”, y solicitó una investigación. Esto debido a que durante la elección algunos militantes del MAS aparecieron inscritos en partidos de oposición.

En cambio, la oposición celebró la escasa participación en las primarias ya que, a su juicio, Evo no logró “legitimar” su candidatura ante sus filas, ni ante los bolivianos que en el referéndum de 2016 rechazaron habilitar una nueva reelección del Mandatario. Según analistas, durante la campaña Morales deberá “reconquistar” a sus bases y trabajar en el rechazo de la población ante una nueva candidatura que lo podría mantener en el poder hasta 2025.

LOS MINISTROS SE APLAZARON AL PEDIR REGISTROS ‘TRUCHOS’

El ejecutivo de la Federación de Comunidades Interculturales de La Paz, Andrés Flores, aseveró este viernes a Erbol que el ausentismo fue un error de los ministros el obligar a funcionarios a llenar libros de militantes.

Consideró que la baja votación reclamada por Morales se debe a que los operadores políticos hicieron un “reclutamiento” de personas para llenar libros, en lugar de inscribir militantes.

Señaló también que los operadores políticos se equivocaron al obligar a funcionarios a llenar libros de militantes, porque considera que fueron esas personas inscritas en ese mecanismo que no asistieron a las urnas.

“Ha habido una equivocación por nuestros operadores políticos que a los funcionarios, por ejemplo, les han obligado ‘vayan a llenar libros’. Entonces han llenado el libro, pero el día de la votación ya esos compañeros no han participado”, sostuvo.

El dirigente afirmó que los operadores políticos son “obviamente” los ministros.

Recordó que antes de que el MAS implemente esa modalidad de operadores políticos, los responsables directos eran las organizaciones sociales que en su criterio dieron “cátedra”.

Flores precisó que durante las primeras dos gestiones de Morales los movimientos sociales se hacían cargo del trabajo político, pero ahora los operadores son los que convocan y organizan sin tomar “mucho en cuenta” a las organizaciones.

“Así de claro: se han aplazado los ministros como operadores políticos. En dos gestiones de nuestro hermano presidente, responsables directamente éramos las organizaciones sociales y hemos dado cátedra”, manifestó.

El dirigente también se quejó de que militantes del MAS, que se presentaron a votar, no pudieron hacerlo porque fueron depurados del padrón o estaban anotados en otros partidos.

Pidió que el padrón partidario sea biométrico, para que evitar que otros incurran en “truchar” los registros.

CASTIGAR A VOCALES

Mientras ampliado de las organizaciones sociales afines al MAS tomará decisiones, la militancia masista destacó la denuncia del mandatario, según la cual que existe alguien que “manipula datos” para perjudicar al MAS.

Hace dos días, los cocaleros del Trópico de Cochabamba pidieron  “castigos” contra integrantes del Órgano Electoral Plurinacional que habrían cometido “errores” que perjudicaron al MAS, según anticipó el dirigente Leonardo Loza.

“Hay personas particulares que intentan dañar la imagen democrática del pueblo boliviano y eso, mediante una evaluación, debe ser sancionado y castigado. Hay una clara muestra de que hubo errores. No nos quedaremos con los brazos cruzados”, dijo a El Deber.

El anunció surge tras las palabras del presidente Evo Morales, que advirtió “manipulación de datos” que buscan “perjudicar” al oficialismo, al haberse encontrado a varios de sus militantes inscritos en partidos de la oposición o fuera de las listas de las elecciones primarias.

“Una enorme preocupación, muchas dificultades técnicas del Órgano Electoral, algunos no fueron habilitados para votar y otros ni siquiera aparecieron en listas (..) Vamos a buscar un ampliado nacional de evaluación con movimientos sociales y de esta forma ajustar estos temas”, manifestó el cocalero.
Contó que muchos de sus compañeros incluso lloraron al ver que no podían participar de las elecciones primarias o que figuraban en listas de agrupaciones de la oposición en los comicios, donde el MAS alcanzó un 45% de afluencia de sus simpatizantes.
“Hay que saludar y aplaudir la participación del pueblo bolivianos. En el caso del MAS, es la primera fuerza política, una multitudinaria y masiva participación frente a decenas de votos a favor de la derecha. Seguimos siendo la primera fuerza política en el país”, destacó Loza.
El vicepresidente del TSE, Antonio Costas ,señaló que al tratarse de elecciones con voto voluntario la ciudadanía asumió mayor libertad en no asistir a las urnas. En cuanto a los pedidos de renuncia, luego de la reciente dimisión de la vocal Dunia Sandoval, Costas sostuvo que mientras los vocales cumplan lo que está previsto en la ley, seguirán con su trabajo.

Culpa Evo Morales al TSE de recibir el 45% de apoyo

La agencia AP subrayó que el Morales obtuvo un 45% de apoyo de sus militantes para poder reelegirse para un cuarto mandato en unas cuestionadas elecciones primarias con miras a los comicios presidenciales de octubre tras un fuerte ausentismo de la oposición. Otros ocho frentes también fueron habilitados.

El partido de Morales –que promovió las elecciones primarias– registró poco más de 900 mil militantes y tuvo una asistencia de 451.026, lo que significa una participación del 45.5%.Un 3.91% sufragó en blanco y 6.06% anuló su voto, según el cómputo final Tribunal Supremo Electoral (TSE) presentado el miércoles.

Los otros ocho frentes tuvieron entre 6% y 8% de asistencia. Para la habilitación de los binomios solo se necesitaba un solo voto.

Las primeras elecciones primarias del domingo generaron un fuerte rechazo de la oposición, que llamó al abstencionismo por considerar que Morales buscaba legitimar su participación con el apoyo de sus seguidores.

Puesto que el gobernante boliviano se habilitó mediante un fallo del Tribunal Supremo de Justicia para participar en los comicios de octubre, despertó críticas y protestas de opositores por no respetar el resultado de un referendo en febrero de 2016 en el que se rechazó por una ligera mayoría una reforma para que el mandatario buscara una cuarta postulación.

Morales, que esperaba obtener un fuerte apoyo de sus militantes, no reconoció el bajo apoyo y culpó al Órgano Electoral por una falta de organización de información sobre las elecciones primarias.

“Sería importante que los miembros del Tribunal con mucha responsabilidad investiguen. Alguien está manipulando, alguien está usando y alguien nos quiere perjudicar desde el Tribunal Supremo Electoral”, mencionó.

 

Atrás