Representante de la OMS/OPS:

El SUS es factible pero tiene dos riesgos

Publicado el: 17 enero, 2019 7 min.    + -   

Considerando la precaria situación actual de los establecimientos públicos de salud, los 200 millones de dólares con que arranca el Sistema Unico de Salud “resultan insuficientes como para asentar algunas bases sólidas que permitan la sostenibilidad del seguro”, advierte el CEDLA. El gobierno asegura que continuara con su proyecto “contra viento y marea”. (Foto: El Deber/ Los médicos exigen que el Gobierno socialice el proyecto de ley del SUS, gestione la inclusión de los trabajadores del sector público de salud a la Ley General del Trabajo, y que respete los puntos de consenso acordado en Cochabamba)

El representante de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS), Luis Fernando Leanes, aseveró a Radio Fides  que la implementación del seguro universal del Sistema Único de Salud (SUS) es factible y oportuno, sin embargo, reconoció que existe dos riesgos para su desenvolvimiento.

También el Centro de Estudios para el Desarrollo Agrario y Laboral (CEDLA) previno que debido a las debilidades con que nace, el sistema “tarde o temprano manifestará su insostenibilidad”.

El N° 83 de Alerta Laboral, publicación de este Centro de estudios que comienza a difundirse entre el público, recuerda que desde este mes la administración del presidente Evo Morales inició el registro de sus potenciales beneficiarios  y en marzo deplegará sus prestaciones primeras con una inversión inicial de 200 millones de dólares que, “considerando la precaria situación sctual de los establecimientos públicos de salud, resultan insuficientes como para asentar algunas bases sólidas que permitan la sostenibilidad del seguro”.

En el escenario sudamericano, sostiene que Bolivia ocupa el último lugar en inversión per cápita en salud con 239 dólares en 2017, lejos del promedio de 715 dólares registrado en la región, lo que devela el rezago del país en materia de financiamiento de salud.

La implementación del SUS) avanzará “contra viento y marea”, aseguró en las ultimas horas el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, frente a la advertencia del Colegio Médico de Bolivia de retomar las protestas si el Gobierno no responde a sus demandas.

“Nosotros ya dimos una respuesta. Esperamos que el Colegio Médico tome una posición más consciente y que manifieste trabajar en mesas técnicas, si eso desea”, respondió a La Razón ante la decisión del ente colegiado de rechazar una primera respuesta a sus exigencias.

Los galenos piden un incremento en el presupuesto del SUS hasta llegar a $us 1.200 millones e incorporar a todos quienes prestan servicios en el sistema de salud por contrato a planillas. Dieron un plazo de 48 horas para escuchar una respuesta acorde a sus exigencias, porque de lo contrario amenazan con retomar las medidas de presión.

FACTIBLE Y OPORTUNO

Leanes señaló a Fides que como OMS celebran la implementación del SUS y lo consideran un “paso muy importante”, para cumplir las metas que se habían fijado de aumentar la cobertura del servicio de salud.

“La OPS estuvo acompañando técnicamente el proceso, por lo tanto estamos interiorizados de la factibilidad y los riesgos, y consideramos que es factible y es oportuno hacerlo”, afirmó.

El representante de OPS/OMS señaló que las críticas contra el SUS son contradictorias, puesto que por un lado sostienen que los recursos presupuestados son insuficientes, pero por otro advierten que el país no tiene fondos para dar cobertura universal y se generaría una crisis macroeconómica. “Es contradictorio”, recalcó.

LOS RIESGOS

El primer riesgo que observó Leanes para el SUS es que haya un una sobrecarga en los establecimientos de más complejidad. Es decir que la gente acuda directamente a hospitales, cuando tiene problemas que podrían solucionarse en una posta de salud.

Explicó que para evitar aquello es importante que las personas se inscriban y se referencien en establecimientos de primer nivel de atención, como la posta de salud.

Resaltó que esa posta puede resolver el 70% de los problemas de salud. “Es muy importante es de que la gente no vaya por cualquier motivo al hospital, sino que vaya a ese primer nivel de atención”, afirmó.

El segundo riesgo que advirtió el representante es el boicot. Ante aquello consideró que es importante el establecer un diálogo abierto entre el Ministerio de Salud y los médicos.

Instó que Gobierno y médicos sigan dialogando. Señaló que los profesionales en salud han hecho algunas observaciones muy valiosas.

URGE LA REFORMA DEL SISTEMA DE SALUD PUBLICA

(CEDLA) La propuesta es que, con base en la atención primaria integral de salud, se proyecte progresivamente hacia la universalización, mediante un seguro sustentado en la integración de todos los sub-sectores y sus niveles de atención, y en la dirección de los recursos financieros contributivos y no contributivos.

Distantes en el tiempo pero convergentes en las necesidades, dos eventos sobre un mejor sistema nacional de salud permitieron al CEDLA reflexionar profunda y oportunamente acerca de los retos para avanzar hacia un nuevo seguro universal y gratuito, y a su implementación.

El primero se realizó en diciembre de 2016, cuando fueron reunidos en La Paz los responsables de cuatro seguros locales: San José de Chiquitos, Sucre, Tarija y Pando, que compartieron su experiencia de cobertura pionera a mujeres y hombres comprendidos entre los 5 y 59 años de edad, que no cuentan, con un seguro privado ni público, el cual es a la vez derecho social reconocido en la Constitución y parte de la remuneración al trabajo.

El segundo se ha desarrollado con intensidad y polémica especialmente en los últimos meses, desde que se detuviera en los hechos la reestructuración de la Caja Nacional de Salud como una vía de sumarla, junto a las otras cajas sectoriales, al Seguro Único de Salud (SUS) propuesto por la Presidencia; y el gobierno derogara —aunque grupos afines intentan resucitarla— la ley de libre afiliación y desincorporación de funcionarios públicos con el objetivo de debilitar a la CNS.

Casi nadie desconoce que la salud pública en Bolivia pasa por una crisis estructural debido sobre todo a una política sectorial.

Pero también a una precaria infraestructura y equipamiento, insuficiente personal médico y limitaciones de acceso a medicamentos, deficiente modelo de gestión y la paradójica asignación limitada de recursos estatales, pese a la reciente bonanza de ingresos.

Pasada la cumbre gubernamental para definir el SUS y el encuentro de los médicos con el mismo objetivo y cuando el debate nacional acerca del sistema de salud se acerca a definiciones, la propuesta del CEDLA es clara:

Encarar una reforma que, con base en la atención primaria integral de salud, se proyecte progresivamente hacia la universalización mediante un seguro sustentado en la integración de todos los sub-sectores del sistema y sus niveles de atención, y en la dirección de los recursos financieros de origen contributivo y no contributivo.

Es indispensable para ello una toma de conciencia de todos los actores y sectores involucrados.

La entrega de Alerta laboral N° 82 que el CEDLA pone a disposición de los trabajadores, integra el análisis y proyecciones de los especialistas Carlos Arze, Javier Torres-Goitia y Guillermo Cuentas, expresamente elaborados para el momento actual y sus necesidades.

 

http://www.cedla.org/sites/default/files/alerta_laboral_82_urge_la_refoma_al_sistema_nacional_de_salud_publica.pdf

Atrás