Detalle del monumento a Tupac Katari en Peñas.

“El Indianismo y Katarismo en nuestro tiempo”

El pachakuti-kandiri es una ideología política aun encubierta

Simón Yampara Huarachi*.- En mi ponencia y reflexión hablaremos fuera de la dicotomía ideológica política de la derecha-izquierda, la derecha como malo de la película y la izquierda como buena progresista colectivista, pero en el fondo no solo que comparten la misma civilización y casta social, sino el mismo modelo de vida y sistema económico kapitalista.

Más allá o aquí de esa dicotomía ubicamos a los katarista-indianistas que corresponden al horizonte ancestral milenario, mejor dicho de los pueblos milenarios colonialmente denominados ‘indígenas’, queremos visibilizar, dignificar y poner en condición de equidad los procesos políticos civilizatorios en este proceso cuando somos producto de una doble atrocidad: colonial y kapitalista que, como consecuencia directa, arroja la atrocidad del ‘cambio climático’ globalizado, poniendo ha descubierto la poli crisis del sistema de vida kapitalista y los mitos del desarrollo y progreso pregonado por ese sistema, donde se ubica la ideología política katarista-indianista en el horizonte de los pueblos milenarios con su propia paradigma de sistemas de vida del pluriverso de mundos cosmo bióticos. En este sentido damos respuesta reflexiva a las cuatro interrogantes enviadas por los organizadores del evento, así pasamos uno tras otro

1.- ¿Cómo se constituyó el Indianismo y katarismo en Bolivia?

En un medio y ambiente de estructuras de continuidad colonial, hasta la comprensión de la política se ha dicotomizado entre la aparente pugna entre la derecha-izquierda, entre los liberalistas y socialistas en este contexto tanto el indianismo como el katarismo si es que consideran toman como una ideología subordinada bajo el denominativo del ‘indigenismo’ acoplable a la dinámica dicotómica de la derecha y la izquierda, discriminado y subordinado por el enfoque y prejuicio del enfoque clasista, como aliado natural de la clase obrera y de la izquierda, pero en condición de subordinado de la vanguardia de la clase obrera, no fuera de ella como otro horizonte ideológico político pre o anti kapitalista

Es más antes de iniciar creo necesario separar el sufijo “ismo” en ambas palabras y conceptos políticos, desde nuestro criterio es mejor hablar de indianistas y kataristas. Es más, delimitar espacio-territorialmente a Bolivia es otra limitación reductiva, pues los pueblos originarios de tradición milenaria vienen desde tiempos inmemoriales como los Aymara de Jayamarat jutiri (tiempos inmemoriales sin inicio claro). Entonces la ideología política del pachakuti-kandiri (el regreso con mayores luces y energías*) en el paytiti (espacio de la ciudad de oro perdida*) enarbolada por los kataristas e indianistas es una ideología política aun encubierta no solo por la derecha-izquierda sino por el campesinismo, el indigenismo, el originarismo, el interculturalismo sobre todo por el sindicalismo campesinista pos 1952 (Csutcb, Bartolinas, los cocaleros y las interculturales) hoy considerado como movimientos sociales domesticables ideológica políticamente.

En este sentido, el orden también hay que invertir, puesto que los kataristas de Katari (víbora*) al menos fundamentan su constitución en el horizonte “civilizatorio” Tiwanakuta e Inkario, puesto que allí están los iconos semióticos, simbológicos, filológicos de Katari, en el arqueopterix de los iconos líticos de Tiwanaku, donde además del puma, cóndores y otros felinos esta la víbora, el katari como articuladora de las dinámicas y ciclos espirales que denotan el pachakuti: el retorno permanente de la doble fuerza-energía de la vida: Japhalla-Yânaka (espiritual-material) que desde ya merece otra visión y tratamiento, la intervención de la filólogos, semiólogos, arqueólogos y los entendidos en la textilería andina, además de los amawt’as sabios que guían y conducen la sabiduría de los pueblos originarios milenarios y no de los que se hacen amawt’as por ocurrencia y la sobrevivencia en el sistema mercantil kapitalista. Este horizonte y configuración civilizatoria histórica da la orientación y constitución katarista, que ha sido retomado en 1780-81 por la rebelión de los Amaru y Katari que es otro hito importante, retomado en la década del 60-70 por Jenaro Flores, Raymundo Tambo (fundación orgánica de la Csutcb: confederación sindical única de trabajadores campesinos de Bolivia), las Bartolinas, el mrtk: movimiento revolucionario Tupaq Katari), dinámicas y procesos necesarios para entender el sistema político de los kataristas de Katari, que al interior tiene su propia diferenciación desde gente altamente colonizado, en proceso de descolonización, la gente descolonizada

Ahora, los indianistas, además de diferenciar de los indigenistas, tienen como episodios de origen la invasión colonial en el caribe de 1492 (comitiva de Colon en Caribe) y el encuentro de Moctezuma –Cortez en México, de Atawallpa-Pizarro en el Tawantinsuyu en 1532, y del trato inhumano, anti humano, anti natura de los invasores colonos colonizadores, posteriormente, retomado las ideas por Fausto Reynaga en su obra significativa la “Revolución India” como la lucha ideológica indianista, re articulada en la década del 60-70 por el mitka(movimiento indio Tupak Katari) que argumentan en la expresión: “Indios nos llamaron y como indios nos vamos a liberar”, palabra colonial subversiva.

De donde podemos deducir, una primera cosa, nada tiene que ver con la dicotomía ideológica política de derecha-liberal y la izquierda –socialista tanto los kataristas como los indianistas, una segunda aproximación reflexiva, mientras los kataristas dan su origen en los iconos liticos de Tiwanaku y la ciclicidad espiral del pachakuti simbolizado semióticamente en la víbora, el Katari y las luchas coloniales de Amaru-Katari, los indianistas enfatizan en la invasión colonial los hitos de 1492 en caribe y 1532 en Tawantinsuyu y la nominación de los colonos colonizadores como una designación inhumana y anti humana que ha sido enfatizada por Fausto Reynaga

2.- ¿Cuál es el posicionamiento ideológico político del indianismo y katarismo frente a los partidos políticos de izquierda y derecha?

Como verán el origen es pre hispánico para el caso de los kataristas de Katari y los indianistas la denominación en la invasión colonial, civilizatoriamente corresponden a horizontes de la dinámica de los pueblos originarios de tradición milenaria. Proveniente de una civilización pre y anti occidental, anti colonial y anti kapitalista, que sin embargo los actores políticos, pretenden con poca claridad encaminar procesos políticos de influencia y hasta praxis de partidos políticos de derecha-izquierda colonizadores, aquí el problema poco visualizado y diferenciado en sus alcances y limitaciones, respecto a la práctica de los partidos políticos de izquierda y derecha (una debilidad que se viene arrastrando, y hasta instrumentalizados por los partidos políticos de regímenes de turno en el ejercicio del poder colonial) encubriendo la ideología liberadora continental reduciendo su acción al campesinismo e indigenismo boliviano

Ahora los partidos políticos de derecha izquierda, corresponden socialmente a sectores de castas sociales coloniales de mestizos criollos que habilosa y encubiertamente reproducen las ideologías políticas de la lucha dicotómica de derecha-izquierda, que se nos muestra la derecha liberal como enarboladora de la propiedad privada empresarial que persigue la búsqueda de la mayor ganancia con mayor explotación de los bienes naturales, los pueblos y la apropiación de la fuerza de trabajo obrera, identificando como acción de la burguesía explotadora del proletariado y los bienes de la naturaleza. En cambio la izquierda socialista como correctora y alternativa a la derecha empresarial usurera privatista, como la estatista, redistribuidora de los ingresos estatales por medio de obras de desarrollo-progreso, enfatizando en el progresismo economicista de las variables de la vida, pretendiendo aparentar buscar la reivindicación del gobierno de los proletarios, de los obreros campesinos y sectores populares, cuyo alcance tiene las limitaciones de espacios de la relación obrero patronal y el economicismo antrópico como motor de la sociedad.

En ambos casos la derecha-izquierda, además de provenir de la misma casta social colonial imitadora de los modelos e ideologías europeas y americanistas, ambos persiguen una mayor ganancia con el extractivismo de los bienes naturales y la riqueza del país, preocupándose del aparente bienestar antrópico bajo los criterios de conford de vida del consumismo occidental europeo que se logra por medio de mayor crecimiento económico, reduciendo el proceso de la vida a lo antrópico-economicista, contrario a la salud de la ecología territorial y sistemas de vida del pluriverso de mundos cosmobioticos, donde el progresismo del crecimiento economicista se esfuma contrastada con la salud de la ecología territorial y la salud de los ecosistemas productivos. En otras palabras, está la diferenciación de horizontes civilizatorios entre lo ancestral-milenario y el occidental centenario, cada uno en su lógica, con su sistema de saberes, paradigmas de vida, anti vida y la convivencia y no convivencia con el plurivero de mundos bióticos

Si observamos con un sentido reflexivo crítico sobre todo el seguimiento de la praxis política surge el planteamiento ampliado hegeliano del TAS (Tesis, Antitesis y Sintesis*), la tesis desarrollada por la derecha liberal kapitalista, la izquierda socialista también kapitalista con agrupamiento en el Estado, en este caso antítesis, pero en síntesis ambos no se apartan de su proceso civilizatorio occidental kapitalista, de aparente búsqueda de Desarrollo-Progreso para todos los estratos sociales de los pueblos y las sociedades buscando en la producción una mayor ganancia ilimitada en un espacio finito como es el planeta tierra, claro también corresponden al menos en sus mandos direccionales e ideológicos a castas sociales de tradición colonial kapitalista.

En este sentido, la tesis: liberal kapitalista de iniciativa privada individualizada de la ideología política de la derecha, no solo que fomenta una parte de las energías de la vida, la material, sino que también desliga y separa lo espiritual de lo material, una fragmentación de valores y energías de la vida, que es el cuerpo organico. En este sentido tanto la llamada izquierda como la derecha privilegian la energía material, un usufructo privado individualizado en las formas de organización de empresa privada (derecha) y empresa estatal (izquierda) y la búsqueda de una ganancia, la acumulación privada y el consumismo.

La izquierda hace la anti tesis, aparentando hacer su crítica al sistema kapitalista, proponiendo la socialización de las energías (cuando en los hechos hace la labor de complementación a la iniciativa empresarial de la derecha), que moviliza la otra energía de la vida fragmentada de izquierda y socialización con la redistribución de la ganancia y la riqueza en el pueblo para que sea un mejor consumidor del mercado del sistema kapitalista. La socialización y progreso pregonado para y en nombre del pueblo solo progresa las arkas de su casta social para ello hace clientelismo e instrumentalizacion de las direcciones de las organizaciones obreras y sociales

3.- ¿Cuál la postura del indianismo katarismo ante el gobierno del movimiento al socialismo?

Una situación crítica y adversa frente a la instrumentalización de sectores sociales obreras y campesinas del sindicalismo boliviano, para fines y propósitos de una casta social colonial y el fomento de la otra cara del sistema mercantil kapitalista. El MAS ha creado confusión entre los procesos políticos liberalistas y la aparente lucha liberadora de los pueblos milenarios con su política indigenistas dentro del marco ideológico del socialismo comunitario y aparentando representar la izquierda del siglo XXI. Los kataristas-indianistas (no están dentro del MAS) buscan la transformación de la continuidad de las estructuras, pensamiento y practicas coloniales y kapitalista, el cambio del paradigma y sistemas de vida del pluriverso de mundos con goce de la salud ecológica territorial, antes que la mayor ganancia economicista. Ésta preocupación productiva-económica es un factor más dentro el cultivo de los factores de la vida y sistemas de vida y no la única ni la más importante, pues la salud ecológica, la salud ambiental y la equidad climática son los postulados del pensamiento y la praxis política de los kataristas e indianistas, que es opacada y encubierta por políticas desarrollistas y progresistas propias de la dinámica del sistema kapitalista, por eso los kataristas indianistas descolonizadas luchan por restaurar, visibilizar, actuar sobre el paradigma y sistema de vidas fomentando el cosmocimiento (conocimiento del cosmos*) biótico de pluriveros de mundos con goce de salud ecológica, ambiental y la cultura de la convivialidad de sistemas bióticos dentro del paradigma de vida del Suqqa.

En este sentido es total y realmente anti colonial, anti kapitalista y anti occidental y europea-norteamericano, que en su mala y reductiva comprensión es cualificada de racista e indigenista por la gente que abraza la dicotomía política de la derecha-izquierda. Para no ir muy lejos post 52, la lucha del poder y la gestión del Estado ha estado hegemonizado por la ideología política de la derecha liberal kapitalista y la izquierda estatalista socialista, sin apartarse del sistema occidental colonial kapitalista, los kataristas-indianistas ayer luchamos contra el populismo del MNR y los gobierno de facto de corte militarista (pacto militar-campesino), hoy contra el populismo de izquierda MAS (instrumentalización del sindicalismo, las bartolinas la csutcb, la cob) pues ambos no solo se preocupan de encubrir y supuestamente representar intereses de los pueblos milenarios, en los hechos trabajan para su casta social colonial y kapitalista agenciantes de las empresas transnacionales.

Ahora aquí hay que admitir auto reflexivamente, la gente de los pueblos milenarios (colonialmente llamados indígenas) por la influencia del sistema educativo, los medios de comunicación y las políticas estatales y municipales, la atrocidad colonial actúan detrás de los políticos de la dicotomía de las castas sociales coloniales kapitalistas, que empreenden y venden políticas de desarrollo-progreso dentro del marco antrópico-economicista, unos se hacen los seguidores enceguecidos mercantilistas, otros como amigos aliados de la derecha liberalista, unos terceros como amigos y aparentes aliados naturales de la izquierda, que debilita la visualización y dignificación adecuada de la ideología del pensamiento y praxis política katarista-indianista, encubriendo la lucha de los anti coccidentalistas, anti colonialistas y anti kapitalistas, cuando los esclarecidos en el proceso político katarista indianista son vistos como desorientados utopistas sin mayor respaldo de las bases sociales (trabajo de descolonización y anti capitalismo que hay que encarar).

4.- ¿Qué perspectivas y propuestas políticas tiene el indianismo y katarismo para el siglo XXI?

Una cosa es la visión y perspectiva katarista indianista que hemos mostrado en esta intervencion, otra es la praxis y la hegemonía política dicotómica de la derecha-izquierda vigente en el país que en la lectura diferenciada podríamos visualizar y adecuar a una doble visión de horizontes civilizatorios, culturales y cognitivos:

a)El horizonte ancestral de los Pueblos Milenarios, cuyos orígenes aún están en proceso de esclarecimiento por eso se afirma como pueblos de tradición de tiempos inmemoriales que provienen desde jaya-mara (tiempo inmemorial milenario*), el pachakuti ( el tiempo-espacio va y viene*), traducidas en qhip-nayra-laru uñtasawa sartata (mirando atrás-adelante-lados iremos*), cuyo semillero más próximo esta la civilización Tiwanakuta e Inkario, que por su práctica cultural, lingüístico, semiótico, la litología iconográfica, los textiles, la orfebrería de los q’irus, los kipus(base de datos de la época inkaica*) y la chakana(cruz cuadrada andina*) denotan otra lógica cognitiva de convivialidad de procesos y dinámicas de sistemas de vida cosmo bióticos, reguladas y emuladas por la serie de acciones del ayni: reciprocidad cosmo biótica en el pluriverso de mundos de sistemas bióticos y el paradigma de vida del Suqqa(Suma qama qamaña-“Buen vivir y Convivir el pluriverso de mundos de sistemas bióticos”*), aun encubierta poco visualizada y estudiada, que sin embargo ofrece muchas virtudes y bondades frente a la doble atrocidad colonial, kapitalista y la consecuencia de la atrocidad del cambio climático globalizado en la que vivimos hoy. En este horizonte civilizatorio esta la ideología política del pachakuti-kandiri en el paytiti, la paridad de la lucha de los kataristas indianistas, articulando ambas energías en el ser jaqi (personas pareadas, ritualmente consagradas) en su viaje a la pacha (espacio-tiempo) de la qamaña (vivencia y convivencia cosmo biótica)

b) El horizonte occidental centenario, que tiene su origen la invasión colonial en el caribe de 1492 y en los andes del Tawantinsuyu en 1532, que por la invasión y ejercicio del poder de dominio colonial y kapitalista pregonando políticas de desarrollismo y progresismos y de imitación de modelos occidentales exógenos hacen y ejercen la dicotomía ideológica política de derecha liberal kapitalista y la izquierda socialista estatalista, pero ambos en la preocupación del poder de dominio colonial kapitalista anti natura, anti vida, de extractivismo extremado de los bienes naturales y la riqueza del país como una dinámica de aparente kapitalizacion del Estado para su redistribución por medio de obras desarrollistas y progresistas, donde interesadamente las castas sociales coloniales kapitalistas haciendo eco a Hegel desarrollan el TAS: Tesis: liberal kapitalista de derecha hacen el desarrollismo y la antítesis, la izquierda socialista estatalista progresista; en síntesis ambos no se apartan de los privilegios de las castas sociales coloniales, ni del poder de dominio colonial del sistema kapitalista. En otras palabras unos –la derecha liberal- arrimando el sistema kapitalista como iniciativa privada de apropiación y acumulación privada y la ganancia individualizada, los otros –la izquierda socialista- que pregona el progresismo, si bien parte de las críticas al sistema kapitalista (de boca afuera y en discurso ideológico político), pretenden humanizar o socializar la pobreza antes que la riqueza, que en el fondo igual desarrollan las políticas extractivistas de los bienes naturales y la riqueza de los Estados en beneficio de las empresas transnacionales y de sus castas sociales, carentes de una real alternativa al sistema colonial y kapitalista, sino de aparente humanización sin ver la salud ecológica territorial ni la salud climática, menos les preocupa el pluriverso de sistemas de vidas cosmo bióticos. Es mas según sus principales pioneros de la ciencia positiva reductiva cartesiana consideran la naturaleza como un ente mecánico, bajo dominio perpetuo de las kastas sociales coloniales y kapitalistas.

Como verán la alternativa hay que buscar en otro horizonte civilizatorio fuera de la dicotomía ideologica política de la derecha-izquierda practicada por la casta social colonial kapitalista, ver el anti o pre kapitalismo como cultivadora de los valores de sistemas de vida en este sentido emulador de las energías cosmo bióticas del pluriverso de mundos

Lo preocupante es que esto circula como virus y pandemia social en el quehacer político y sistemas de producción y economía del país, donde la ostentación de la materialidad de las cosas el consumismo, la lógica de la ganancia y el dinero sustituye los valores de cultivo de los valores de la vida del pluriverso de mundos cosmo bióticos, pero para nada parece importar la globalización de la atrocidad climática que azota los sistemas bióticos planetarios.

Aquí entonces la importancia y el aporte casi natural de los pueblos milenarios y la ideología política del pachakuti kandiri en el paytiti de los kataristas e indianistas que con su lógica de la convivialidad del pluriverso de mundos bióticos y el paradigma de vida del Suqqa son aportes significativos para encarar las atrocidades: colonial, kapitalista con el producto de la atrocidad climática arrastradas al siglo XXI, eso debe ser concienciado en las políticas estatales, municipales y del sistema educativo y comunicacional del país y fuera de ella. Como acompañar el debate en el mundo entre paradigmas de vida y sistemas de vida antes que el economicismo antrópico anti vida.

Los kataristas indianistas en mi criterio luchan por este proceso ideológico político de los pueblos milenarios, que requiere de una herramienta de una epistemología cosmo visionaria desde los pueblos ancentrales milenarios, mas allá de la dicotomía política de la derecha-izquierda colonial kapitalista con atrocidad del cambio climático. Ahí tenemos el paradigma de vida Suqqa alimentadora y cultivadora de los sistemas de vida, que abre debate al sistema kapitalista y genera alternativas bióticas antes que el economicismo economicidio occidental.

Jallalla kataritas –indianistas del s. XXI

 


El autor es docente del área social de UPEA. El texto es una ponencia presentada en el foro debate “El Indianismo y Katarismo en nuestro tiempo” de la Carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Pública de El Alto e, 30.08.2018.

 

Atrás