(ABI).- El presidente Evo Morales aprobó  el Decreto Supremo 3578 que establece un “Fondo Complementario de Jubilación para el Transporte Público”, cuya implementación beneficiará a 84.000 choferes en el país.

“Este es un día histórico porque firmamos el decreto supremo para la jubilación del transporte boliviano. A partir de este momento ya tienen garantizada su jubilación los transportistas de toda Bolivia”, dijo Morales en un acto público que se realizó en la plaza Murillo, con una masiva participación de choferes.

El “Fondo Complementario de Jubilación para el Transporte Público” se alimentará del aporte voluntario que harán los choferes al momento de cargar combustibles en los surtidores, lo que no significará un aumento en los pasajes o en la gasolina, diésel o Gas Natural Vehicular, de acuerdo con fuentes oficiales.

Morales recordó que la preocupación del Gobierno era garantizar una jubilación “digna” para los sectores no asalariados, como el transporte público, por lo que el “Fondo Complementario de Jubilación para el Transporte Público” es el resultado de un estudio preciso que garantiza un sistema de pensiones “sostenible” para los choferes.

A su juicio, el “Fondo Complementario de Jubilación para el Transporte Público” es único en la región, por lo que seguramente será un modelo para que los demás países garanticen la jubilación a sus choferes.

El sistema de jubilación para los transportistas del sector público es un reconocimiento al sacrificio y las amanecidas que trabajan para llevar el sustento a sus familias, indicó Morales.

“Los transportistas viajan amanecidas, sin horario de trabajo, conocemos, conozco, día y noche, si quieren llevar a la casa tienen que trabajar toda la noche los taxistas”, agregó.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Confederación Nacional del Transporte Libre, Grover Cuevas, agradeció al Gobierno por viabilizar la jubilación del sector y dijo que los “hermanos de base” están conformes con el procedimiento aprobado para financiar sus rentas.

“Ha llegado el día del transporte boliviano, porque nosotros los transportistas, hemos esperado años y años para este decreto supremo de jubilación para el transportista”, mencionó.

Entretanto, el secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Choferes de Bolivia, Ismael Fernández, consideró que “este es un día histórico para el chofer boliviano” y destacó el rol del presidente Evo Morales para luchar por los derechos del pueblo boliviano.

“Este día queremos agradecer a Dios por tener un presidente que se acuerda de su pueblo, porque trabaja para su pueblo y por que lo quiere a su pueblo”, destacó.

 

Gobierno afirma que jubilación de choferes no afectará los pasajes ni el costo de combustibles

El ministro de Economía, Mario Guillén, aseguró  que la vigencia del “Fondo Complementario de Jubilación para el Transporte Público”, aprobado por el presidente Evo Morales, no afectará el costo de los pasajes ni de los combustibles, como la gasolina, diésel o Gas Natural Vehicular (GNV).

Según Guillén, ese fondo será alimentado con los aportes voluntarios que realizarán los choferes “de su propio bolsillo” al momento de cargar combustibles en las estaciones de servicio.

“Este decreto que hoy vamos a promulgar no significa, como alguna gente quiere hacer quedar mal, no significa que las tarifas del transporte van a subir, es un aporte voluntario y de su bolsillo de los transportistas para los propios transportistas”, mencionó.

El ministro dijo que la iniciativa permitirá jubilar inicialmente a 8.000 choferes del transporte público que ya cumplieron más de 60 años de edad y a 10.000 que están entre 50 y 60 años.

“Pero sobre todo, todos los transportistas a partir de ahora van a empezar a aportar para su jubilación cuando vayan a comprar gasolina, voluntariamente nosotros vamos a poder cobrarles ese aporte para su jubilación”, insistió.

La iniciativa, que beneficiará en general a 84.000 choferes en el país, también permitirá otorgar una renta a las familias de los transportistas que fallezcan en un accidente o que queden con alguna secuela producto de un inconveniente sufrido en su trabajo, subrayó Guillén.