La ministra de Comunicación, Gisela López, afirmó que las denuncias del senador opositor Oscar Ortiz, sobre supuestas irregularidades en la organización de los Juegos Suramericanos son una cortina de humo para ocultar el “hundimiento” de su partido político Demócratas con el evidente hecho de corrupción destapado en la Alcaldía de Cochabamba sobre la adquisición de mochilas escolares con sobreprecio.

La autoridad lamentó que Ortiz a la fecha no presente pruebas fehacientes para argumentar sus acusaciones, más que una transmisión del canal estatal Bolivia Tv y un comunicado de prensa, con el que pretende involucrar al presidente Evo Morales.

“Ellos intentan ahora jalar, buscar otro tema, inventarse sin pruebas y documentos levantando el nombre del presidente (Evo Morales) para tender una cortina de humo sobre lo que está hundiendo a Demócratas, que es la corrupción”, dijo a los periodistas en Palacio de Gobierno.

López indicó que Ortiz solo se basa en presunciones y suposiciones, y cuestionó que se mencione el nombre de Morales en esas presuntas irregularidades, cuando en el ámbito nacional e internacional se conoce que el capital del jefe de Estado “es la honestidad y transparencia”.

“No tiene ninguna prueba, no tiene absolutamente una prueba, él mismo lo dijo ayer: “se puede presumir”, “se supone”, dice “al parecer”, son presunciones y no tiene documento alguno y nosotros le queremos decir que no puede levantar el nombre del presidente y tratar de (vincularlo) forzadamente, malosamente con mentiras, sin documentos, confundir a la opinión pública para encubrir un hecho concreto de corrupción de su alcalde Leyes”, sostuvo.

Desde hace más de una semana, el senador Ortiz promueve una campaña para denunciar supuestas irregularidades en la organización y la construcción de campos deportivos para esa cita deportiva en Cochabamba.

Según Ortiz, se adjudicaron 201 procesos por la vía directa por más de 119 millones de bolivianos, de los que hay 17 casos especiales, en los que los proponentes en la adjudicación resultaron ser únicos en la lista.

Ortiz comenzó esa campaña, tras la detención domiciliaria del alcalde de Cochabamba, José María Leyes, acusado por una compra municipal con sobreprecio en 2017.

MENTIRAS DE SAMUEL DORIA MEDINA Y SU PASADO PRIVATIZADOR

Por otro lado, la ministra López, sostuvo que Samuel Doria Medina, dirigente de la agrupación política Unidad Nacional, no tiene moral ni ética para cuestionar la construcción de la Casa del Pueblo ya que el único objetivo del empresario de derecha es que la ciudadanía olvide su pasado neoliberal, privatizador y sus lazos con el narcotraficante Isaac “Oso” Chavarría con el cual se tomó una fotografía.

López aclaró que la construcción es la Casa del Pueblo y no el Palacio de Evo, como sostiene equivocadamente Doria Medina.

A continuación algunos fragmentos de las declaraciones de la ministra López: “Yo quiero referirme hoy día a este tema, porque advertimos que haya un campaña maliciosa, malintencionada, distorsionadora de alguien que consideramos que no tiene moral para referirse a este tema. Nos ha llamado la atención hoy día, por ejemplo, este Twitter que publica Samuel Doria Medina, conocido como el privatizador de las empresas estatales, el que rifó las empresas estatales en Bolivia; conocido también por sus vínculos con el narcotráfico.
Don Samuel Doria Medina amanece hoy día diciendo, “El Palacio de Evo”, y aquí hay un mensaje de por medio que es necesario aclararlo. “El Palacio de Evo es por dentro igual que por fuera: puro despilfarro”, y uno se pone a pensar quién lo dice, quien despilfarró el Estado, quien rifó las empresas estatales, quien se benefició comprando algunas de esas empresas para sí.
Quiero referirme a las mentiras de Samuel Doria Medina, porque ya le conocemos, hace un año y medio, en su misma cuenta de Twitter, dice, “que el Satélite Túpac Katari se cayó”; una mentira.
Don Samuel Doria Medina, que después tuvo que pedir disculpas forzadas, dijo que el Presidente habría sido padre de una menor de edad e involucró a una exministra de Gobierno…
Doria Medina está buscando que el pueblo se olvide que él es un neoliberal, que el pueblo se olvide que él estuvo vinculado con el narcotráfico.
Cree que habiendo cambiado de sigla, porque él era un militante y dirigente del MIR en los momentos más complejos de ese partido y sus vínculos con Oso Chavarría. Don Samuel Doria Medina quiere que nos olvidemos de esta fotografía, hace día que anda haciendo aclaraciones sobre esta fotografía (Samuel Doria Medina- Oso Chavarría).
Doria Medina no tiene moral para referirse a nuestro proceso, para referirse a nuestro líder, para referirse a la construcción de la Casa del Pueblo.
Este nuevo edificio es una necesidad para el Ejecutivo, una necesidad para el pueblo, por eso se llama la Casa del Pueblo, porque nuestro Presidente, nuestro Gobierno gobierna, valga la redundancia, con el pueblo.
Nosotros creemos que Samuel Doria Medina no tiene moral para levantar el nombre del Presidente, menos con hechos que tiene que ver con la ética o con la transparencia”.