Estados Unidos repite en Venezuela la receta conocida de la presión económica/política, la misma que le aplicó al gobierno del socialista chileno Salvador Allende, a Hugo Chávez y a Cuba, denunció la ministra de Comunicación, Gísela López, en entrevista con el canal televisivo Cadena A.

“Venezuela en este momento está siendo víctima de un ahogamiento económico por parte de Estados Unidos”, afirmó, y pidió “abrir el lente” hacia una visión integral cuando se hable de ese país hermano.

“Cuando uno se pone a mirar la situación de Venezuela tiene que abrir el lente y ver de forma integral, fíjese cómo Estados Unidos está ahogando a Venezuela como lo hizo con Cuba durante medio siglo, solamente para someterla”, dijo.

Añadió que la razón del interés de Estados Unidos en Venezuela es la riqueza de sus recursos hidrocarburíferos. “Uno  tiene que mirar por qué a Estados Unidos le interesa Venezuela. ¿Usted sabe por qué le interesa? Qué coincidencia que a Estados Unidos le interesen países como Venezuela, como Bolivia. Qué coincidencia que son países que tienen en su territorio reservas hidrocarburíferas millonarias. Creo que más allá de la coyuntura, de mirar si falta comida, si no falta comida, hay que mirar el todo. Estados Unidos tiene interés sobre el petróleo venezolano”, insistió.

López reiteró que “hay una política de presión económica demasiado fuerte sobre Venezuela, y esa política es pública, Estados Unidos ha cercado a Venezuela para que sufra económicamente, y hacer que ese sufrimiento económico le llegue al pueblo, y de esa manera se presione a un gobierno. Esa es una receta que se ha repetido durante años en diferentes países cuyos gobiernos no son de la ideología del gobierno estadounidense, son las mismas recetas que aplicaron en Chile cuando Allende, que aplicaron al propio Hugo Chávez, que aplicaron a Cuba, que intentaron aplicar con nosotros”.

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

El presidente boliviano Evo Morales pidió a su homólogo venezolano Nicolás Maduro asistir a la VIII Cumbre de las Américas, que se realizará a mediados de abril en la ciudad peruana de Lima, para decir la verdad sobre la situación de Venezuela.

“Hermano Maduro, cambie (de posición) el presidente de Perú o no cambie, nuestro deseo es que usted tiene que estar en la Cumbre de las Américas (…), los presidentes estaremos contigo para decir la verdad”, dijo en su intervención en la XV Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), según el reporte de la agencia estatal ABI.

Perú dijo que la presencia de Maduro “ya no era bienvenida” en la cumbre después que el Grupo Lima, integrada por 12 naciones americanas, estableció que el llamado “unilateral” del Gobierno venezolano a las elecciones presidenciales es “inconstitucional” y “antidemocrático”.

El Grupo Lima incluye a Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Brasil y Costa Rica; Estados Unidos (EEUU) también respaldó la decisión de no invitar a Maduro.

“Ojalá el presidente de Perú, con sus amigos del Grupo de Lima, que no son amigos (…), sino hermanos de (Donald) Trump, puedan cambia o revisar” su posición, añadió Morales.

El jefe de Estado boliviano cuestionó que algunos presidentes y gobiernos de la región traten de “amedrentar” a Venezuela y se conviertan en “instrumento de Estados Unidos”, al igual que la Organización de Estados Americanos.

Enfatizó que las fuerzas sociales de América Latina y el Caribe acompañarán a Maduro para defender la soberanía de Venezuela e instó al pueblo venezolano a tener mucha fuerza ante las crecientes amenazas injerencistas de EEUU.

“Hago un llamado a los movimientos sociales de América Latina frente a la nueva agresión del imperio que no es solo a Maduro, sino a todos los latinoamericanos”, manifestó el mandatario indígena.

Los problemas de un país deben solucionarse de forma interna y “mi pedido, con mucho respeto al pueblo y la derecha venezolana, no pueden ser cómplices de una intervención”, exhortó.