(ABI).- El presidente Evo Morales llamó  a los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), a las organizaciones sociales y a la población en su conjunto a fortalecer la unidad y la vitalidad del proceso de cambio que vive el país ante la embestida de la derecha con una campaña de mentiras y humillaciones, principalmente, a través de redes sociales.

“Gracias a la unidad del pueblo boliviano en corto tiempo hemos cambiado. Hemos empezado a cambiar la situación social, económica, democrática, cultural de toda Bolivia”, dijo a tiempo de entregar obras en Santa Cruz.

“Intentarán dividirnos como siempre (…) ¿Para qué dividirnos? Para dominarnos políticamente, robarnos económicamente, saquear nuestros recursos naturales”, advirtió el mandatario indígena.

Entre el martes y miércoles, militantes del MAS y los principales movimientos sociales del país se concentraron en diferentes ciudades del territorio nacional para expresar su apoyo al presidente Evo Morales y a su reelección, en momentos en que la oposición despliega una campaña preelectoral en su contra.

“Me ha sorprendido (que ante) tantas ofensas, tantas humillaciones, tantas mentiras, los hermanos (de las organizaciones) sigan movilizados para continuar con nuestro proceso”, relievó Morales, que no participó en ninguno de los mítines políticos.

Los sectores sociales afines al oficialismo organizaron multitudinarias marchas y concentraciones en las principales capitales y ciudades intermedias del país.

“Anoche hemos visto por televisión cerca o más de 200.000 hermanas y hermanos en Santa Cruz concentrados (…). Hoy día en la Paz nos informaron por los menos más 200.000 concentrados. Muchas gracias hermanos por ese gran respaldo para continuar con nuestra revolución (…), para respaldar y rechazar cualquiera mentira”, complementó Morales.

Entre tanto, comités cívicos, colectivos ciudadanos y partidos políticos de la oposición se movilizaron para exigir respeto a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, cuando la población rechazó modificar la Constitución para levantar el límite a la reelección presidencial.

No obstante, el Tribunal Constitucional Plurinacional declaró en noviembre de 2017 procedente una Acción de Inconstitucionalidad Abstracta presentada por el oficialismo a favor de la repostulación de autoridades nacionales y subnacionales, en sujeción a tratados e instrumentos internacionales en materia de derechos humanos y electorales.

“Solo quiero decir a las nuevas generaciones, nuestra revolución democrática cultural necesita de nuevos líderes, hombres y mujeres bien comprometidos con su pueblo (…) con esfuerzo y sacrificio es posible atender las demandas y cambiar Bolivia. Hermanas y hermanos, con la unidad del pueblo nada es imposible en la vida”, concluyó el líder socialista.

LÍDERES DE LA IZQUIERDA EUROPEA

Líderes políticos de la izquierda en España afirmaron en Madrid que aprenderán de la lucha boliviana para transformar a su país, a tiempo de reconocer los importantes avances sociales alcanzados por el Gobierno del presidente Evo Morales desde 2006.

“Daros las gracias, porque sois ejemplo de una lucha que nosotros tenemos que seguir manteniendo en España. Estamos convencidos de que aprenderemos de ese ejemplo y en España daremos la vuelta esta situación”, dijo el coordinador del partido español Izquierda Unida, Alberto Garzón, en el foro ‘Por Bolivia, con Evo’.

Para el dirigente político, Bolivia es una muestra de cómo sacar a los “torquemadas” de la derecha española y construir un proceso de cambio que también deberá defenderse en el futuro, como ahora hacen los bolivianos.

“Paremos el avance de la extrema derecha en Europa, en América Latina. Sabemos cuáles son nuestros objetivos, pero tengamos muy claro que el instrumento es siempre luchar y sobre todo luchar unidos y unidad porque no hay otra forma”, señaló en un encendido discurso.

Garzón consideró, además, que deben “revalidarse las conquistas sociales en Bolivia”, para recuperar el bloque de gobiernos progresistas en América Latina en post del desarrollo.

En esa línea, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que también participó en ese foro, reiteró su admiración por Bolivia y Morales y dijo que los datos fríos muestran que el país andino amazónico se transformó a partir de su revolución.

Refirió que la riqueza de Bolivia se triplicó desde que Morales asumió la presidencia, ya que “el Producto Interno Bruto per cápita en el periodo 2006-2017 fue de 2.392 dólares, tres veces el del periodo 1994-2005”.

También recordó que con la administración de Morales la taza de pobreza extrema se redujo de 38,2% (2005) a 16,8% (2015), se erradico el analfabetismo y que la desigualdad disminuyó en 49 veces entre el 10% más rico y 10% más pobre de Bolivia.

Además, resaltó que Bolivia, antes que España, alcanzó la igualdad de género en su Congreso.

“Estos datos son fríos, pero detrás de estos datos hay mucha dignidad y una verdad, Evo Morales es el mejor presidente de la historia de Bolivia”, aseguró.