El presidente Evo Morales sostuvo que “ojalá” la Embajada de Estados Unidos en el país no esté conspirando contra Bolivia ya que la experiencia mundial muestra que el intervencionismo a la soberanía de los países no resolvió los problemas de los pueblos.

El Mandatario se dirigió en esos términos este viernes a los embajadores y representantes de países y organismos internacionales que asistieron al Saludo Protocolar al cuerpo diplomático acreditado en el país.  

“Enfrentamos muchas conspiraciones, y ojalá, soy sincero, directo, discúlpenme, otra vez la Embajada de Estados Unidos no conspire al pueblo boliviano, menos a nuestra Revolución Democrática Cultural. Con la experiencia que tenemos a nivel mundial, el golpismo, el intervencionismo no es ninguna solución para los pueblos”, sostuvo.

Las declaraciones de la autoridad se producen en momentos en que sectores de la derecha boliviana, la oligarquía chilena e intereses estadounidenses coincidieron en una “trilogía conspirativa” para evitar la repostulación de Evo Morales, según denunció hace poco el exministro de la Presidencia, René Martínez.

Estas acciones incluyen un plan de desestabilización que implica una campaña de mentiras contra el fallo constitucional que habilitó legalmente la postulación de Morales, una ofensiva jurídica nacional e internacional de sectores de la derecha, una campaña de difamaciones difundidas por las redes sociales digitales y algunos medios, así como movilizaciones políticas callejeras disfrazadas de movimientos ciudadanos.

En ese contexto, el presidente Morales rechazó cualquier afán intervencionista en los países, como sucede en la actualidad con Venezuela (y como sucedió en Irak, Libia, Afganistán, Honduras, etc.)

“Con la experiencia que tenemos a nivel mundial, el golpismo, el intervencionismo no es ninguna solución para los pueblos. Podemos tomar muchos ejemplos de países intervenidos militarmente, porque la intervención no es para la liberación de un país; el golpismo no es para cambiar cuestiones sociales. Cualquier intervención militar, venga de donde venga, es para saquear nuestros recursos naturales. Y esas intervenciones o el golpismo solo crean una rebelión, un enfrentamiento”.

En la oportunidad, Morales expresó su solidaridad con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de quien dijo no es posible que sea “expulsado” de la Cumbre de las Américas.

Cuestionó que gobiernos antiimperialistas y aquellos que defienden sus recursos naturales sean acusado de corruptos y dictadores, y sobre la base de mentiras sean atacados cuando ya no hay argumentos.

NACIONALIZACIÓN, LA CLAVE

Reiteró ante el cuerpo diplomático que Bolivia consolidó su liberación política económica y social con la refundación del país, la nacionalización de los hidrocarburos y la redistribución de la riqueza, respectivamente.

Finalmente, el mandatario agradeció la ayuda que ofrecieron los países para que Bolivia enfrente los fenómenos naturales que castigan a los nueve departamentos como consecuencia del cambio climático.

 “A nombre del Gobierno nacional agradecer por ese apoyo solidario incondicional sin chantaje, eso permite enfrentar el cambio climático”, indicó.