(Martha Zegarrundo).- Integrantes de la Congregación Cristiana “Poder de Jesucristo ”, de la ciudad de La Paz, llegaron hasta el penal de máxima seguridad de Chochocoro, en el altiplano paceño, con el fin de evangelizar a los privados de libertad e invitarles unos 500 platos del tradicional fricasé (alimento elaborado con carne de cerdo) además de entregarles artículos de limpieza.

Los integrantes de la Congregación, dirigidos por el pastor Marcelo Martínez, repartieron entre los reclusos detergente para lavar ropa, cepillos, pasta dental, papel higiénico, entre otros artículos.

En la cárcel de máxima seguridad, los hermanos evangélicos son los más esperados  por los internos que esperan recibir una palabra  de consuelo a sus vidas. Frases como “¡hermano venga aquí, hable conmigo!”, son frecuentes al recibir a los visitantes.

TESTIMONIOS

En medio del encierro y del gélido altiplano paceño se escuchan testimonios desgarradores, como el de Luis (nombre ficticio), quién fue condenado a 15 años de prisión por homicidio.

“Me convertí a Cristo aquí  y a partir de ello –indica- reflexioné  sobre las malas cosas que hice. Si un día salgo, aprovecharé mi libertad trabajando con honradez y no la echaré a perder. Sería necio si hago cosas malas y me vuelven a agarrar. Aquí ya estoy pagando y tampoco me desespero por salir  ya que tengo libertad en el corazón”.

El sector “E” del reclusorio es el  lugar donde están los extranjeros  y ellos son los más olvidados ya que sus familiares no logran llegar a Bolivia. Tienen grandes necesidades como  frazadas  e insumos de primera necesidad.

“Nadie me visita, estoy solo, no tengo a nadie, quisiera que alguien me visite , me convertí a Cristo , vengan a predicar aquí ”, dice Carlos (nombre ficticio) ; quien pidió que  los pastores y congregaciones  puedan visitar este sector para que se les predique  la palabra de Dios y no los dejen olvidados.

En este sector se convirtieron a Dios seis reclusos jóvenes y, en el sector  “F”, otros cuatro privados de libertad.

Los reclusos anhelan contar con cuatro bolivianos para poder realizar una llamada a sus familiares  que en muchos casos se encuentran en el interior del país o en el extranjero.

Según el pastor Martínez, se  realizó la visita al penal de Chochocoro en base al mandato de la Biblia, que en Mateo 25 :36 indica: “ estuve  en la cárcel y vinisteis a mí.”.

“Poder de Jesucristo” es una congregación que realiza cultos los días domingos  en dos turnos y hace campañas como la carpa de Jesús en la  ciudad de El Alto donde también rescatan almas para el Señor, según indicó una de sus integrantes.