(ABI).- El viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada, calificó de “anacrónicas” y “elitistas” las declaraciones del presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, quien dijo que la diferencia entre las organizaciones sociales y su sector es que “los médicos sabemos leer y pensar”.

“Son declaraciones anacrónicas, elitistas, discriminadoras, hasta racistas que uno seguramente escuchaba allá por el siglo XIX, pero que en el contexto de la Bolivia del siglo XXI son declaraciones absolutamente reprochables”, dijo en conferencia de prensa.

Larrea denunció, en declaraciones a un canal privado, que el Gobierno “tiene un odio terrible” a los médicos, porque es el único sector que le dice la verdad, y añadió que “el sector de salud tiene una diferencia con lo que son (los) movimientos sociales: que primero sabemos pensar, sabemos leer, y ante todo interpretamos con lo que es la parte profesional”.

Rada lamentó el desconocimiento de Larrea y le hizo recuerdo que en 1955 se fundó la Confederación Médica Sindical de Bolivia, organización que estaba afiliada a la Central Obrera Boliviana (COB), que aglutinaba a los profesionales y trabajadores en salud que fue “ilegalizada” por el Gobierno del exdictador Hugo Banzer Suárez (1971).

Agregó que el Colegio Médico de Bolivia nació durante la dictadura de Banzer, “tal vez por eso se explique este tipo de declaraciones que el señor Larrea lanza”, señaló.

El viceministro recordó que los dirigentes del Colegio Médico, en julio, suscribieron un acta en el que aceptan la Autoridad de Fiscalización y Control de la Salud; sin embargo, -dijo – ahora niegan lo firmado.

Señaló que todos los sectores son regulados y puso como ejemplo las entidades financieras, colegios privados, estaciones de servicio, seguros, entre otros, por lo que el Colegio Médico no puede quedar exento de esa regulación.

“Resulta que en las últimas horas ha quedado claro que uno de los motivos por los que se están movilizando es el tema de los aranceles, quien fija los aranceles (…) resulta que había sido el Colegio Médico y cuando se plantea como corresponde que sea una entidad estatal como el Ministerio de Salud, lanzan el frito al cielo”, mencionó.

Insistió en que los dirigentes del Colegio Médico realizan movilizaciones y truncan el diálogo porque no quieren dejar sus privilegios que van en desmedro de la población que requiere de una atención médica.

“Nuestra voluntad de diálogo es inquebrantable, nosotros vamos a seguir convocándolos al diálogo, para las próximas horas se realizará un nuevo diálogo convocado por la Ministra de Salud”, concluyó.