(ABI).- El ministro de Gobierno, Carlos Romero denunció en Santa Cruz que el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Peter Brennan, sostuvo reuniones permanentes con analistas y políticos opositores al Gobierno de Evo Morales.

“Desarrollaron un relacionamiento permanente con otros actores políticos y algunos denominados analistas políticos, en una fotografía aparece con supuestos analistas como Iván Arias, Julio Alvarado y Raúl Peñaranda y políticos como Guillemo Paz, y otros que dicen ser analista como Alberto Bonadona entre otros”, explicó en una conferencia de prensa, en la que exhibió una fotografía de una reunión donde aparecen los nombrados.

Según Romero esas reuniones frecuentes de Brennan con políticos de Bolivia, no tienen otra finalidad que establecer una relación directa entre la embajada de Estados Unidos y los políticos y analistas que se consideran adversarios del Gobierno nacional, lo que entorpece el buen relacionamiento que debía existir entre Bolivia y Estados Unidos.

El Ministro de Gobierno dijo que esas reuniones rompen el conducto diplomático suscrito y establecido de manera vinculante por la comunidad internacional a través de la Convención de Viena.

“Quien se presta a la ruptura y picoteo de estas normas internacionales está manifestando una actitud de sumisión que atenta contra la liberación de los pueblos”, subrayó.

Romero dijo que los antecedentes previos, como la reunión con líderes opositores en la Casa Blanca, que luego se justificó como un “cofee break”, y con el ex presidente y vocero de la Demanda Marítima, Carlos Mesa, reflejan una constante de la representación diplomática estadounidense.

Romero aclaró que no está prohibido establecer reuniones políticas con organizaciones afines a alguna línea política, sin embargo, cuando se trata de relaciones o reuniones entre un actor económico, político o social, con una representación diplomática, debe canalizarse a través de la Cancillería de Bolivia.