(ABI).- La ministra de Comunicación, Gisela López, alertó que políticos chilenos buscan articular a la oposición boliviana contra una posible repostulación del presidente Evo Morales en los comicios de 2019, una estrategia que implica una campaña mediática en supuesta defensa de la democracia y que no respeta los asuntos internos de Bolivia.

“Lo que nos llama la atención es el afán político de inmiscuirse en asuntos internos de Bolivia que tienen que ver sobre todo con su democracia”, dijo a los periodistas.

López lamentó que candidatos a la presidencia de Chile usen a Bolivia para obtener réditos electorales en lugar de mostrar alternativas y soluciones a los problemas y necesidades que tiene su población.

Recordó que Bolivia es la tercera nación latinoamericana con mayor aprobación de la gestión gubernamental, según los datos del Latinobarómetro 2017, presentados en los últimos días; Chile ocupa el décimo lugar.

“Este mismo informe observa que el 80 por ciento de la población chilena considera que está siendo el país gobernado por pequeños grupos económicos de poder, cuyos intereses no son precisamente los intereses del pueblo chileno”, complementó López.

Por su parte, el ministro de Justicia, Héctor Arce, identificó “coincidencias nefastas” entre la derecha boliviana y chilena para terminar con la estabilidad política, económica y social que estableció el gobierno de Morales desde 2006.

A su juicio, la oposición intenta “articular un discurso alarmista para crear pánico en el pueblo boliviano” sobre una supuesta violación de la democracia y de la Constitución ante la decisión de las organizaciones sociales del país de habilitar a Morales como candidato mediante vías legales.

“Alternancia política para la oposición de Bolivia significa únicamente elecciones sin el presidente Morales. Lamentablemente está posición, además de antidemocrática, es también contraria al interés superior marítimo de Bolivia”, advirtió Arce.

Arce subrayó que el interés chileno es destruir la estabilidad, el crecimiento y la unidad de los bolivianos que potencian el objetivo de volver al mar con soberanía.