(ABI).- La ministra de Comunicación, Gísela López, garantizó el derecho a la libertad de prensa en Bolivia y pidió a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) dejar de usar el noble oficio del periodismo para atacar el proceso de cambio que lidera el presidente Evo Morales.

López manifestó esa posición en alusión a una resolución de la SIP que el lunes exhortó al Gobierno boliviano a cumplir las leyes y evitar la estigmatización a los periodistas.

“SIP no tiene moral para exhortarnos. No somos colonia. Somos libres y soberanos. Derecho a la libertad de prensa e información garantizados”, escribió la autoridad en su cuenta en Twitter.

López también pidió a la SIP dejar de velar por los intereses del imperialismo estadounidense.

“De quién es la SIP? De EEUU, reúne a dueños de grandes medios de comunicación. Es el brazo periodístico del gobierno de EEUU”, cuestionó.

El lunes la septuagésimo tercera Asamblea General de la SIP resolvió exhortar al gobierno boliviano a cumplir las leyes y evitar la estigmatización a los periodistas.

Así también exhortó a la justicia de Bolivia que “sancione de acuerdo al ordenamiento legal vigente, a los responsables de agresiones contra periodistas y medios, estableciendo la reparación de eventuales daños”.