(ABI).- El ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó de “errática” y un “fracaso” las marchas convocadas el martes por la oposición, con motivo de los 35 años de restitución de la democracia en Bolivia.

“A nivel nacional la movilización estuvo por el orden de 10.000 personas que hablan supuestamente a nombre de la defensa de la democracia, es realmente un fracaso. Tal vez a la derecha le va mejor difamando en las redes sociales que convocando a eventos públicos”, dijo a los periodistas.

A su juicio, la oposición, “divorciada” de la realidad y “camuflada” en colectivos ciudadanos, muestra su minoría cuando organiza eventos públicos.

Insistió que “la movilización fue raquítica” y dijo que “llamó la atención los discursos fuera de la realidad al decir que la democracia en Bolivia está restringida y en riesgo”.

Romero señaló que los opositores que participaron en las concentraciones del martes se “disfrazaron y se maquillaron” de colectivos ciudadanos.

RACISMO

Las movilizaciones políticas que la oposición promovió el martes en ciudades como La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre y Pando, con motivo de los 35 años de restitución de la democracia en Bolivia, mostraron una actitud hostil, discriminatoria y racista contra el presidente Evo Morales, a quien tildaron de “dictadorcillo” y “campesino en el poder”, lamentó el miércoles el viceministro de Transportes, Galo Bonifaz.

“Lo que ha pasado ayer (martes) no ha sido una reivindicación de recuperar la democracia, no era el discurso de que la democracia está en peligro, lo que ha pasado ayer fue mucho más grave de lo que habíamos previsto, ayer se ha notado una actitud hostil, discriminatoria, racista, contra un líder, contra un presidente, como es nuestro hermano Evo Morales”, dijo.

Bonifaz se refirió al tema en una conferencia de prensa conjunta con el vicepresidente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gerardo García, y el secretario general de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos, Teodoro Mamani.

“Hemos escuchado calificativos de indio, dictadorcillo, caudillo, campesino en el poder. Un acto que debía celebrarse y homenajear la democracia se convirtió en un acto de racismo contra un presidente”, lamentó la autoridad.

El martes por la noche, organizaciones políticas, líderes de oposición y expresidentes se unieron en una serie de movilizaciones para celebrar la restitución de la democracia en Bolivia y utilizaron esa consigna para rechazar el recurso presentado por el MAS ante el Tribunal Constitucional Plurinacional para habilitar la repostulación indefinida de autoridades electas, entre ellas Morales.