El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de acción de inconstitucionalidad que pide declarar inconstitucional cinco artículos de la Ley Electoral para habilitar a Evo Morales para postularse a la reelección. La propuesta provocó el inmediato rechazo de la oposición.

“Lo que estamos haciendo con esta acción es restablecer los derechos constitucionales para todas las autoridades electas, como el presidente, vicepresidente, gobernadores, alcaldes, asambleístas nacionales y departamentales y concejales en todo el territorio nacional”, dijo el jefe de la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), David Ramos.

Según el recurso, los artículos 52, 64, 65, 71 y 72 de la Ley 026 vulneran el artículo 26 de la Constitución que establece que: “Todas las ciudadanas y los ciudadanos tienen derecho a participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político, directamente o por medio de sus representantes, y de manera individual o colectiva. La participación será equitativa y en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres (…)”.

Dirigentes del MAS explicaron que el recurso se basa en la Convención Americana de Derechos Humanos y el Pacto de San José de Costa Rica, que establece que no debe haber límites para la posibilidad de que un ciudadano sea elegido o pueda elegir a alguien.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo que el recurso se basa en el artículo 256 de la CPE que plantea “que en el ámbito de derechos humanos los tratados o convenciones que sean más favorables que la Constitución deben tener aplicación preferente sobre ésta. (…) Por lo tanto, pedimos que se declaren inconstitucionales aquellos artículos de la Ley del Régimen Electoral que limitan la elección de un ciudadano y la posibilidad de la ciudadanía de elegir entre cualquier candidato”.

Según la actual Constitucional, aprobada en la gestión de gobierno de Morales, sólo está permitida una reelección. El MAS ya había planteado, en referéndum, el cambio de esa norma, pero la propuesta fue rechazada en la única elección que Morales perdió desde que llegó al poder en 2005.

Protestas de la oposición

Conocida la propuesta, la oposición reaccionó al unísono rechazando el pedido del oficialista MAS.

“El MAS le da la espalda a la democracia y escoge la ilegalidad. Niega la soberanía popular expresada el 21F y desconoce la Constitución”, dijo en su cuenta de Twitter el expresidente Carlos Mesa.

 

 

Por su parte el expresidente Jorge Quiroga calificó la propuesta como un golpe de estado “con la receta de Maduro”.

 

Conceptos similares fueron repetidos por otros dirigentes políticos, aunque en Bolivia la oposición no está articulada.