(Cotoca- Santa Cruz).- El presidente del Estado en ejercicio, Álvaro García Linera, señaló, hoy, en un contacto con medios de comunicación cruceños, que el gobierno lamenta la actitud intransigente de algunos dirigentes de Achacachi que solo tienen una intencionalidad política y no comprenden que toda denuncia de corrupción debe ser investigada y comprobada, para luego proceder a la destitución del alcalde y no se lo puede hacer mediante una movilización.

“Lamentamos la actitud intransigente de algunos dirigentes, entendemos el motivo de la movilización de los compañeros de Achacachi, todos estamos contra la corrupción; pero no basta una denuncia para destituir a un alcalde, hay que verificarla, hay que dar tiempo para que avance la justicia y si se encuentran elementos, ese alcalde va a ser destituido”, aseveró el mandatario de Estado.

Asimismo, indicó que esa explicación fue entendida por la población, en general, de Achacachi, pero no por algunos dirigentes “con clara intencionalidad política” que manipularon la movilización y “han arruinado”, económicamente, tanto al mismo pueblo en conflicto como a otros vecinos con un paro y bloqueo de más de 40 días.

“Ya era demasiado tiempo y el gobierno tomó la decisión de despejar esas vías y garantizar la transitabilidad de las personas”, para así evitar mayores daños económicos y sociales a los pobladores y comunidades implicadas en el problema de Achacachi, afirmó la autoridad nacional, al referirse a la intervención de la Policía Nacional en los bloqueos desarrollados por algunos habitantes de esa población del departamento de La Paz.